www.melillahoy.es
El arquitecto melillense confía en que las autoridades le reciban para hablar de sus proyectos
El arquitecto melillense confía en que las autoridades le reciban para hablar de sus proyectos

Pérez Muiño presenta el proyecto: ‘Melilla un nuevo modelo de ciudad, una ciudad modelo”

"En Melilla hay que hacer cosas, pero para eso hay que movilizarse y aprovechar el momento, porque es que nos vamos al carajo. Estamos en manos de Dios”.

viernes 26 de febrero de 2021, 02:55h
El arquitecto melillense Antonio Juan Pérez Muiño analiza para MELILLA HOY el ambicioso proyecto en el que ha trabajado minuciosamente de cara a impulsar definitivamente a la Ciudad Autónoma, denominado: “Melilla un nuevo modelo de ciudad, una ciudad modelo”, y que se divide en cuatro apartados: Estudio pormenorizado del Área Metropolitana alrededor de la valla (Beniansar, Barrio Chino, Mariuari y Farhana) para realización del tratado de buena vecindad y proceso de normalización (Ciudad por la Paz, UNESCO); Activación Económica de la CAM; Potenciar la habitabilidad de los barrios (consolidados y nuevos); y Protección del Patrimonio Cultural, Natural y Paisajístico.
Antonio Juan Pérez Muiño estudió en Sevilla la carrera de arquitectura, que obtuvo en 1993, y un año después regresó a su tierra para ejercer su profesión. Son numerosos los proyectos que ha realizado en Melilla, entre los que se encuentran la nueva sede del edificio de La Cruz Roja, el bloque de Corea, la sede prefabricada de Bienestar Social, 26 viviendas prefabricadas en Castellón de la Plana y diferentes promociones particulares, además de dibujar en 2015 la Universidad en la que están todos los cuarteles de Intendencia y la ULOG.

Plan Estratégico y General
El arquitecto melillense informa que el gran objetivo es hacer una ciudad nueva, tal y como se está trabajando con el Plan Estratégico y el nuevo Plan General. “Los dos documentos más importantes se están realizando y ahí es donde hay que apostar por la expectativa de la Ciudad, después del problema que estamos teniendo con Marruecos, independientemente ya de la pandemia del coronavirus”.

En este sentido, explica que en el año 2012, cuando se aprobó inicialmente el Plan General hizo una alegación a la totalidad de dicho plan. “Por aquel entonces, entregué un plan paralelo entero, con todos los peros que yo le había sacado al tema, pues a efecto de ser arquitecto siempre he sido muy liberal e independiente, mientras que el Plan Estratégico se le encargó a una empresa de Sevilla, aunque se ha celebrado una videoconferencia, debido al Covid-19, y es por lo que yo me he echado hacia adelante, pues aquí nadie quiere explicar nada”.
“Mi pretensión de enseñar mis ideas es porque nos preocupemos un poco, no ya solo por el dinero que nos estamos gastando, sino por el resultado del trabajo, porque uno intenta explicar lo que piensa de esta historia, prometiéndome que me van a llamar, pero desde entonces ya han pasado seis meses”, se lamentó.

Importantes proyectos
En este sentido, aseguró que son muchos los proyectos que se podrían llevar a cabo. “El tema de la casetas de La Hípica yo sé cómo hay que hacerlas, así como la distribución de Caballería, pero tambén tengo dibujada la Universidad desde un plano aéreo, aunque ya es hora de conseguir terrenos militares, pues no se están usando para nada. Tendría que haber una desamortización, pues ya ha llegado el momento de tener una ciudad compacta, es decir, que sea continua. Los barrios están formados alrededor de los cuarteles y éstos bloquean a una ciudad con vegetación”.
“Tengo para hablar de estos proyectos durante diez días y me dicen que en tan solo diez minutos les explique lo que pueda. He solicitado cita con las autoridades y me responden que no tienen tiempo para ello, cuando en Melilla hay que hacer cosas, pero para eso hay que movilizarse y aprovechar el momento, porque es que nos vamos al carajo. Estamos en manos de Dios”.

Tráfico
Por otro lado, también afirmó que el tema del tráfico en Melilla tiene solución. “Este es otro problema que también se soluciona con el transporte público, como en cualquier otra ciudad, pues una familia no puede tener tres coches. Es evidente que hay que construir garajes gratis porque los que tenemos están llenos y lo que se pretende es poder quitar los coches de las calles. Habría que hacer un censo de coches por habitantes, pero también habría que meter eléctricos y cercanías”.

Puerto de Melilla
Por ello, solicitó a las autoridades que hagan mesas redondas y se traten todas estas cuestiones de forma profunda y pormenorizada. “Les pido que hagan mesas redondas, pero si no te dan cancha… Está claro que tengo muchas ideas que no se pueden hacer porque son antieconómicas por el momento que estamos viviendo de crisis, pero hay que tener muy claro lo que quieres hacer. Por ejemplo, el proyecto de la ampliación del Puerto que plantea el Partido Popular no me parece bien, pues le estás quitando la vista desde el agua de prácticamente todo el recinto histórico y además un puerto comercial es un puerto sucio.
“Además, creo que no está ni resuelto el tema de los espigones, pues por ahí puede entrar el agua el día que haya temporal”, añadió.

A este respecto, puso como ejemplo a Panamá. “Para evitar que se perdiera la visibilidad del casco antiguo se hizo una carretera por encima del agua perimetral y en vez de meterla por medio, se hizo por dentro del agua. Yo he pensado en una que vaya desde la punta del Espigón del puerto hasta hasta Aguadú. Me dirán que es una aburrada, pero es que no tenemos carreteras y por debemos aprovechar el mar, que lo que tenemos desaprovechado”.

Industrias y fábricas
También significó que lo que necesita Melilla son piscifactorías, industrias y la posibilidad de otro oficio que “no sea el de funcionario”, aunque otra de sus ideas importantes es convertir la Explanada de Rostrogordo en zona industrial. “Deberíamos montar una gran fábrica que además sea inversión fina porque en España no hay ninguna, aunque ya se está haciendo una en el País Vasco. Con el tema de las zonas verdes, tres cuartos de lo mismo, y otra de las ideas es tener una ciudad sostenible, debemos tener la idea de la proximidad”.

Marruecos
“El problema que tenemos en Melilla es que Marruecos nos tiene asfixiados, pero en el proyecto que adjunto informo sobre un proceso de normalización y no tendríamos que ir a Europa a llorar que el vecino país no se está portando bien. Que nos respeten como nosotros les estamos respetando, es decir, dar para recibir, que no seas tú siempre el que esté aportando”, concluyó Antonio Juan Pérez Muiño
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios