www.melillahoy.es
El Gobierno de la Ciudad desoye la petición de la CIM para que el toque queda pase a las 23 horas en Ramadán
Ampliar

El Gobierno de la Ciudad desoye la petición de la CIM para que el toque queda pase a las 23 horas en Ramadán

martes 06 de abril de 2021, 03:03h
El todavía presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Eduardo de Castro, no ha atendido finalmente la petición que le cursó por escrito la Comisión islámica de Melilla (CIM) para retrasar el toque de queda a las once de la noche a partir del 12 o 13 de abril, fechas en las que está previsto el comienzo del mes sagrado de los musulmanes, el Ramadán.

Todo ello después de que el decreto presidencial haya mantenido hasta el próximo 26 de abril la prohibición de circular por la vía pública desde las 22.00 hasta las 06.00 horas, así como prohibición de reuniones en el domicilio de no convivientes.

En la petición oficial cursada por la CIM a Eduardo de Castro, se subrayaba que “estando próximo el inicio del mes sagrado de Ramadán, previsto para el próximo día 12/13 de abril, y el inevitable cambio de hábitos de vida que el mismo conlleva entre los melillenses, consideramos necesario la adaptación de alguna de las medidas vigentes, tal cual ha se ha realizado en similares ocasiones, para seguir afrontando entre todos el ineludible reto de frenar la transmisión del coronavirus, apelando a la responsabilidad y prudencia de todos los melillenses”.

En esta tarea la CIM, desde su responsabilidad, ha venido adoptando cuantas medidas han resultado necesarias para la implementación escrupulosa de las normas en materia de restricciones para luchar contra la pandemia, especialmente en los centros de culto.

Tras la ruptura del ayuno, propio del referido mes de Ramadán, los desplazamientos experimentan un cierto incremento, lo que podría provocar algunas aglomeraciones de mantenerse la actual limitación del horario nocturno, al tiempo que trastornos en la vida de muchos melillenses, que apenas dispondrán de una hora desde la referida ruptura del ayuno para sus ineludibles quehaceres propios de esta fecha.

Por ello, señalaban que resultaría conveniente que el denominado "toque de queda" comenzara a las 23.00 horas en lugar de las 22.00 horas y exponían que, además, este ligero retraso en el inicio del "toque de queda" quedaría sobradamente compensado con la circunstancia de que la vida social en horario diurno experimentará un considerable descenso motivado por el ayuno del mencionado mes de Ramadán. Sin embargo, esta petición ha caído en saco roto y finalmente el toque de queda también se mantendrá hasta las diez de la noche en el mes sagrado de los musulmanes.