www.melillahoy.es
La diputada local del PP Fadela Mohatar
Ampliar
La diputada local del PP Fadela Mohatar

El PP dice que Melilla es una “población maltratada” por su Gobierno en la gestión de la pandemia

Considera que el hospital modular es “una de las cuestiones más hirientes e imperdonables que ha tenido que padecer la ciudadanía en este año de pandemia” y lo interpreta como “un engaño monumental, mantenido en el tiempo y consciente”

miércoles 07 de abril de 2021, 22:35h
El PP afirmó ayer que Melilla es “una población maltratada por su Gobierno, en toda la extensión de la palabra”, refiriéndose a la gestión que está haciendo de la pandemia del coronavirus, y en la que denunció el “engaño” relativo a la instalación de un hospital modular frente al servicio de Urgencias del Hospital Comarcal.

En rueda de prensa, la diputada local del PP Fadela Mohatar se refirió a las declaraciones que hizo este martes el consejero de Economía y Políticas Sociales, Mohamed Mohamed Mohand, que reconoció que el objetivo de instalar un hospital modular “se ha enrocado demasiado”.
“Ha entrado en un cisma de burocracia que no le está permitiendo salir”, dijo el consejero antes de confiar en que “los nudos que lo retuercen puedan desengancharse próximamente”, y precisó que el proyecto se encuentra “en un triángulo entre diferentes áreas”, concretamente Infraestructuras, Salud Pública y el Ingesa.
El PP considera que esta es “una de las cuestiones más hirientes e imperdonables que ha tenido que padecer la ciudadanía en este año de pandemia” y lo interpreta como “un engaño monumental, mantenido en el tiempo y consciente” por parte del Gobierno regional.
Así, Mohatar echó la vista atrás para recordar que la instalación de este hospital modular fue anunciado en octubre por la vicepresidenta primera de la Ciudad Autónoma y secretaria general del PSOE, Gloria Rojas, que justificó su necesidad para dar respuesta a la alta demanda asistencial por la pandemia”.
La diputada popular, que recordó que su partido ya había solicitado la instalación de un hospital de este tipo en marzo de 2020, en los primeros días del primer estado de alarma, recordó que Melilla se encontraba entonces en plena segunda ola y era la segunda región española con una mayor presión en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Hemeroteca
Sin embargo, fue recordado las sucesivas declaraciones que sobre este asunto han ido ofreciendo diferentes miembros del Gobierno y otros organismos, como el Ingesa, que afirmó que la instalación del hospital modular era “un proyecto a medio y largo plazo”, palabras que fueron matizadas posteriormente por la propia vicepresidenta.
Además, señaló que incluso se puso fecha para la puesta en marcha del hospital modular, finales de marzo, según las declaraciones del consejero de Infraestructuras, Urbanismo y Deportes, Rachid Bussian, y que “el colmo” fue cuando el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, dijo el 23 de febrero que habían acabado los trabajos cuando no habían empezado.
“Este martes, avalado por la vicepresidenta, el consejero de Salud Pública dice que están en un cisma burocrático y que no encuentran solución”, criticó Fadela Mohatar antes de lamentar que para la instalación del hospital modular, el Gobierno de Melilla no haya recurrido a una contratación de emergencia, tipo de contrato del que ha hecho “un uso y un abuso insoportable”.
Por todo ello, expresó su rechazo al “lío burocrático entre ellos mismos” en torno a este asunto y basó en todo lo sucedido su acusación de “engaño consciente e imperdonable” por parte del Gobierno melillense.
Asimismo, reconoció que el PP se ha quedado “impactado” con las últimas declaraciones al respecto por parte del consejero de Salud Pública, ya que supone “no apoyar la petición del PP y de agrupaciones sanitarias” en torno al hospital modular, que “está siendo un clamor popular”.

“A este Gobierno le sobra soberbia y le falta capacidad de gestión”

Al asunto del hospital modular se une, afeó Mohatar al Ejecutivo local, que “tampoco ha apoyado la petición de vacunación masiva cuando Melilla lleva semanas como farolillo rojo” y calificada como zona de alto riesgo en la pandemia, cuestión que fue abordada días atrás en un Consejo de Gobierno al que “no asistió la mitad” formada por los miembros del PSOE.
Frente a ello, y “cuando por fin van a llegar un millón y pico de vacunas, nos dicen que a Melilla llegará una bandeja con mil y pico a la semana”, pese a tener una capacidad para suministrar 7.000, agregó Mohatar.
Por todo ello, criticó que el Gobierno, “sumido en una crisis institucional difícil de explicar”, “no ha sido capaz de resolver algo tan básico como hacer algo modular para aliviar la tensión psicológica y la presión hospitalaria” derivadas de la pandemia, ni tampoco “de emprender una aceleración en la vacuna para proteger, al menos, a la población”.
Según Fadela Mohatar, ello evidencia que “a este Gobierno le sobra soberbia y le falta capacidad de gestión”, algo que ha coincidido “en una de las peores situaciones que nos ha tocado atravesar”.