www.melillahoy.es
Ramadán, uno de los pilares del Islam

Ramadán, uno de los pilares del Islam

jueves 08 de abril de 2021, 02:41h
Ramadán es uno de los pilares del Islam, porque Allah (SWT) dijo:
“¡Oh, creyentes! Se os prescribió el ayuno al igual que a quienes os precedieron para que alcancéis la piedad. 184. Ayunad días contados [el mes de Ramadân]. Quien de vosotros estuviese enfermo o de viaje y no ayunase, deberá reponer posteriormente los días no ayunados. Y quienes pudiendo ayunar no lo hicieren deberán alimentar a un pobre [por cada día no ayunado]. Pero quien voluntariamente alimentara a más de un pobre será más beneficioso para él. Y ayunar es mejor para vosotros, si lo supierais.
Ramadán es uno de los pilares del Islam, porque Allah (SWT) dijo:
“¡Oh, creyentes! Se os prescribió el ayuno al igual que a quienes os precedieron para que alcancéis la piedad. 184. Ayunad días contados [el mes de Ramadân]. Quien de vosotros estuviese enfermo o de viaje y no ayunase, deberá reponer posteriormente los días no ayunados. Y quienes pudiendo ayunar no lo hicieren deberán alimentar a un pobre [por cada día no ayunado]. Pero quien voluntariamente alimentara a más de un pobre será más beneficioso para él. Y ayunar es mejor para vosotros, si lo supierais. 185. En el mes de Ramadân fue revelado el Corán como guía para la humanidad y evidencia de la guía y el criterio. Quien de vosotros presencie la aparición de la luna [correspondiente al comienzo del noveno mes] deberá ayunar; y quien estuviere enfermo o de viaje [y no ayunase] deberá reponer posteriormente los días no ayunados y así completar el mes. Allah desea facilitaros las cosas y no dificultárosla; engrandeced a Allah por haberos guiado y así seréis agradecidos” (Al-Báqarah, 2:183-185).

El ayuno del sagrado mes de Ramadán es obligatorio para cada persona que cumpla cinco condiciones. ;
1 – Ser musulmán. ;
2 – La razón, ser responsable de sus actos. ;
3 – Ser físicamente capaz de realizar el ayuno. ;
4 – Estar asentado en su lugar de residencia, es decir, no estar de viaje. ;
5 – No estar atravesando ninguna circunstancia que le impida ayunar aun cumpliendo las cuatro condiciones anteriores. ;
Si una persona cumple estas cinco condiciones entonces es obligatorio para ella ayunar durante el sagrado mes de Ramadán. ;
La cuarta condición es que el musulmán debe estar asentado en su lugar de residencia, es decir, no estar de viaje. Si está viajando, entonces el ayuno no es obligatorio para él porque Dios dijo (traducción del significado): ;
“… y quien estuviere enfermo o de viaje [y no ayunase] deberá reponer posteriormente los días no ayunados y así completar el mes” (al-Báqarah, 2:185). ;
Los eruditos están de acuerdo en que es permisible para el viajero no ayunar. Lo mejor para el viajero es hacer lo que le sea más fácil. Si el viajero siente que el ayuno lo debilitará, entonces el ayuno está prohibido para él, porque Dios dijo (traducción del significado): ;
“No os matéis unos a otros. Allah es Misericordioso con vosotros” (an-Nisá', 4:29). ;
Esto indica que lo que sea que fuera perjudicial para el musulmán está prohibido.

Ahora resta aclarar, ¿cuál es el grado de perjuicio o dificultad que hace que el ayuno esté prohibido para el musulmán? ;
La respuesta es que se trata del ayuno que produce un daño constatable y evidente a la salud física o mental de la persona, como por ejemplo cuando el médico de un musulmán le recomienda no ayunar. Con respecto al daño físico, significa por ejemplo que una persona enferma puede sentir que el ayuno le causa dolor, o que demora efectivamente su recuperación durante la etapa de convalecencia. ;
Con respecto al consejo del médico, se trata del consejo de un médico confiable que basado en las evidencias de su estado físico le da este consejo por el bien de su salud. ;
Con respecto a la quinta condición es que no debe haber otros factores que impidan el ayuno aun cuando las condiciones previas se cumplan. Esto puede tomar diversas formas, pero se aplica más frecuentemente a las mujeres. Las mujeres que están experimentando su período menstrual o un sangrado post parto no deben ayunar, porque el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “La mujer no debe rezar ni ayunar cuando tiene su período menstrual”. ;
Cuando su período menstrual se termine, la mujer musulmana debe reponer los días de ayuno, pero no las oraciones. ;
Conclusión:
Si los entrenamientos, y los partidos afectan a la capacidad de ayunar, entonces está permitido romper el ayuno, y recuperar estos días más tarde.

El viaje de unos 80 Km mas o memos exime del ayuno, y luego hay que reponer estos días.

Y Allah sabe más.
(Nota.- Taofik Chaddadi es colaborador de la Comisión Islámica de Melilla (CIM) y director de las charlas a emitir por TVM durante el sagrado mes)