www.melillahoy.es

VOX Melilla: “El Gobierno coloca una vez más a la hostelería en el ojo del huracán”

La formación política subraya que hay que buscar soluciones que apoyen a todos lo sectores

jueves 15 de abril de 2021, 19:42h
Las últimas medidas impuestas una vez más al sector de la hostelería por el Gobierno de nuestra ciudad, como es el cierre de interiores en bares y restaurantes, son un “nuevo ejemplo a la hora de desentenderse de sus responsabilidades y colocar una vez más a la hostelería en el ojo del huracán de esta pandemia”, asegura VOX Melilla.
La hostelería “no tiene la culpa” de esta pandemia y de sus sucesivas olas y rebrotes, “basta ya de criminalizar a quienes son víctimas de esta pandemia y que han sufrido constantemente las restricciones durante trece meses, obligados a cerrar, a no facturar y a no poder ganarse el pan de sus familias”, sentencia la formación. Y añade: “Este sector, que es un motor imprescindible para nuestra ciudad, se ha mostrado en su gran mayoría cumplidor con las restricciones y han tenido que adaptar continuamente sus negocios a los caprichos del gobierno, con sus consiguientes inversiones”, apostilla la formación liderada por Tasende.

Todas las medidas adoptadas contra la hostelería, tales como la limitación de horarios, “se han mostrado absolutamente ineficaces para frenar el número de contagios, ya que aún con estas medidas restrictivas en Melilla tenemos el doble de incidencia acumulada”, sentencia, añadiendo que “estaría bien que los responsables del Gobierno local midieran el alcance de las medidas de prevención que adoptan y las consecuencias que tienen para este sector”.
“Cuando a los profesionales del sector se les obliga a esto, lo mínimo es ofrecer una compensación que les permita seguir viviendo y llegado el fin de esta trágica pandemia, poder reiniciar su vida profesional y empezar a arrancar una nueva etapa. Pero es que, además de no recibir ayudas, se les impide el ejercicio de sus derechos fundamentales, como el del trabajo, consagrado por la Constitución”.

Las restricciones marcadas por el Ejecutivo, basadas en que “el señor Cabanillas dice que no pueden identificar dónde se producen los contagios”, no solo afectan a los hosteleros, afectan también a sus empleados y proveedores, además de fomentar “como no nos cansamos de ver en los medios de comunicación, las fiestas clandestinas y sin control, con el peligro que esto conlleva para los contagios masivos”. “Basta ya de medidas arbitrarias e injustificadas, carentes de cualquier soporte sanitario o científico y que están conduciendo inevitablemente a la ruina de este sector fundamental de nuestra economía”, recalca la formación política.

VOX Melilla señala que los hosteleros melillenses cumplen con las medidas impuestas, aunque “seguro que hay alguno que no lo hace, como hay responsables políticos que no cumplen con sus obligaciones ciudadanas”, pero al hostelero que no cumple se le sanciona. Sin embargo, “al político que se salta las normas anti-COVID que él mismo ha impuesto, no le pasa nada”. “Ahí radica la diferencia entre este sufrido colectivo y una clase política local, cada día más prepotente y tiránica protegida contra todo”, subraya VOX Melilla.

De ser ciertas las declaraciones de los responsables de Salud Pública, estaría probado que ha habido muchos contagios en la hostelería, pero “no se sabe en qué establecimientos concretos”, con lo cual pagan justos por pecadores. La incidencia acumulada en Melilla es doble a la de cualquier otro lugar de España, donde las medidas sobre la hostelería son iguales o menos duras que en nuestra Ciudad. La supuesta mayor transmisión en los establecimientos no se ha probado.

Para VOX Melilla la situación de esta pandemia es algo que “nos preocupa a todos”, pero “deben buscarse las mejores soluciones que apoyen y tengan en cuenta también al sector de la hostelería, y no criminalizar a este colectivo aplicándoles medidas discriminatorias que pueden llevar inevitablemente a la ruina del sector en nuestra ciudad”.