www.melillahoy.es

Tiempo de reflexión

martes 04 de mayo de 2021, 01:46h
Pedro Gallardo
Pedro Gallardo
Hoy tarde, día Mundial por la Libertad de prensa busco el momento para ordenar mi desorden, mis apuntes y alguna que otra reflexión en voz medio alta instándome a su escritura. Es tiempo de reflexión en el Madrid cañí y acogedor donde la libertad campea ya por décadas, a veces no acompañada de la igualdad que se sigue demandando.

Leopoldo Panero nos decía que” no hay otra locura que la fantasía” y muchos adolecen de ese fantasear en una realidad demasiado cruda, donde la inseguridad e incertidumbre oscurecen ilusiones y esperanzas.

Esta campaña ya es historia, nos ha dejado imágenes y momentos nada ejemplificantes , donde el personalismo y el ataque desmedido han copado páginas impresas y medios, la hemeroteca del despotismo y el ninguneo, el vale todo y el insulto impropios de las esencias democráticas y el civismo. Y lo he visto más en los planteamientos conservadores de privilegios y en la ultra derecha, puede que desde mi subjetivo “ ser y sentir de izquierdas” y también nuestros errores entrando al trapo cuando lo propio es desargumentar y poner en evidencia el buscado histrionismo del discurso caduco y trasnochado.

Esta campaña plebiscito marca un punto de inflexión inicio de las Generales y anuncia un tiempo donde la tensión se aupará a los titulares ,en una sociedad que necesita sosiego y remar juntos para salir de lo verdaderamente urgente e inaplazable: la pandemia global , sus secuelas y efectos socio económicos, priorizando a los más desprotegidos.

No me preocupa el “ que vienen los comunistas” pues tiempo ha que estamos. Como nos dijo Celaya “ nosotros somos lo que somos” y con independencia de los resultados, seguiremos poniendo el hombro al alcance de quien lo necesita que no las manos para disfrute propio.

No hace falta irse a Los Madriles para comprar donde se quiera, tomarse una caña donde a uno le apetezca o no cruzarze con tu ex o irse de discoteca. Por realidad no es exclusivo del “madrileño” y prueba de ello damos en los confines de nuestra España y cercanísimo “melillear” sin prepotencia ni desdenes a los demás. Sigo pensando y convencido de que la humildad es un grado, pero ello se ha haber mamado… y es que de mayor ya cuesta, primando la falsedad, la oportuna hipocresía de fácil evidenciar. Cada cual con lo suyo (¿?)
En acabando expresar me intranquiliza podamos perder la deducción por declaración conjunta en la renta IRPF. Parece ser está en estudio valoración en próximos cambios fiscales. Y a los que más tienen , me pregunto en espera de claridad y respuestas que bastante jodido está el pueblo llano y quien se digne de conformarlo.

Tiempo, tiempo de reflexión que también motiva a seguir luchando contra la distopía y los privilegios, la libertad que entrelaza sus manos con la igualdad de la que tantos no gozan. No coyuntura ni estructural, por esa dignidad sin precio.