www.melillahoy.es

VELA - FEDERACIÓN

Ángel Medina, experimentado navegante, en un momento del clinic (Foto: Guerrero)
Ángel Medina, experimentado navegante, en un momento del clinic (Foto: Guerrero)

El clinic de Ángel Medina se desarrolla con un gran éxito

Esta actividad, organizada por la Federación Melillense de Vela, se celebró durante este pasado fin de semana

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
La entidad que preside Joaquín Rodríguez ya prepara la siguiente actividad, en concreto la visita a finales de este mes del secretario y del jefe de Medición de Cruceros de la Real Federación Española de Vela (RFEV), Manuel Torres y Rafael Bonilla, respectivamente, quienes vendrán a explicar el nuevo sistema de medición ORC y ayudarán a realizar la medición de algunas embarcaciones.
Una de las líneas de desarrollo del proyecto ‘Melilla Náutica’ es la relativa a la formación. Así, dentro de este proyecto, y a lo largo del pasado fin de semana, se llevó a cabo una actividad que, organizada por la Federación Melillense de Vela, ha ido destinada a patrones y tripulantes de la flota local de cruceros.

De este modo, de la mano de Ángel Medina, alrededor de veinticinco navegantes participaron en un clinic que se desarrolló entre la tarde del viernes y el domingo a mediodía, y que los propios asistentes definieron como "muy enriquecedor", dado el carácter práctico que han tenido la mayoría de las horas del curso. Al tiempo destacaron la metodología empleada por el profesor al grabar en vídeo cada sesión, para su posterior análisis. La bahía melillense se convirtió durante estos días en una gran aula marina, en la que las tripulaciones locales tuvieron la oportunidad de adquirir unos importantes conocimientos, que seguro que les servirá para ser más competitivos en las regatas en las que participen.
Ángel Medina, un experimentado navegante, transmitió diferentes explicaciones sobre la mejor utilización de las embarcaciones, poniendo especial énfasis en el trimado de las velas y la puesta a punto de las mismas, gracias a la velería North Sails, para después desarrollar distintas maniobras y técnicas aplicables a situaciones de presalida, salida, ceñida o paso por balizas.Los patrones locales utilizaron sus propias embarcaciones, mientras que el profesor en una zodiac fue realizando las pertinentes explicaciones y corrigiendo situaciones y hábitos que comprometían la mayor eficacia en la navegación. Todo quedaba registrado en vídeo, por lo que en la segunda parte de cada jornada, después de bajarse del barco, tocaba acudir a la sede de la Territorial para analizar la técnica.