www.melillahoy.es

BALONCESTO - ADECCO ORO

Un inspirado Melilla Baloncesto tumba a uno de los ‘grandes’ (95-89)

Los melillenses realizaron un partido muy completo, sobre todo en ataque

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Devin Wright volvió a firmar otro excelente encuentro (Foto: Guerrero)
Devin Wright volvió a firmar otro excelente encuentro (Foto: Guerrero)
El decano sumó ayer una importantísima victoria frente al Autocid Ford Burgos (95-89), ya que mantiene a los de Alejandro Alcoba a dos triunfos de las posiciones de play off, a siete jornadas para la conclusión de la liga regular. Gran partido de los melillenses que siguen en clara línea ascendente, como ya demostraron hace una semana, pese a la derrota, en la cancha del River Andorra.
Los locales no pudieron tener una mejor puesta en escena, con unos altos porcentajes en los tiros de campo (por encima del 80%) que le llevaron a dominar claramente este primer cuarto. JT Durley inauguró el marcador con dos triples, poniendo la réplica Jeff Xavier con una canasta de dos puntos. Andreu Casadevall se vería obligado a solicitar su primer tiempo muerto cuando no habían transcurrido ni siquiera tres minutos y con 11-2 en el luminoso. La mayor renta de los melillenses alcanzó los once puntos con un tiro convertido por Sergi Pino (13-2).

Devin Wright tomó la responsabilidad en ataque en los locales con doce puntos, mientras que por parte burgalesa emergió la figura de Pep Ortega, con trece, que fue quien mantuvo a los suyos a flote. Los ataques se impusieron claramente a las defensas, con posesiones muy cortas y acciones vertiginosas. Los de Alcoba fueron manteniendo siempre diferencias cercana a los diez puntos hasta el tramo final, en el que los visitantes se situaron, con una canasta casi sobre la bocina de Sergi Olmos, a cinco puntos (35-30).

El segundo acto no arrancó ni mucho menos de igual forma que el primero, ya que los castellano-leoneses fueron los que tomaron la iniciativa en el electrónico desde prácticamente el inicio. No en vano, Albert Sàbat fue el autor de los primeros puntos de este cuarto, al anotar un triple, que tuvo su contestación a cargo de Adrián Fuentes. A partir de ahí, y con un parcial de 0-12, se pasó del 38-33 a un 38-45. Los de Casadevall se mostraban muy inspirados desde más allá de la línea de 6’75, sobre todo Albert Sàbat y Majeris, mientras que Antonio Peña comenzó a hacerse fuerte bajo los tableros.

El Melilla Baloncesto supo cortar el intento de despegue de los visitantes, que ya no pudieron disponer de una renta superior a los seis puntos (41-47). Con Durley, muy activo de nuevo en los instantes finales, y con un gancho de Devin Wright en el último segundo el choque llegaba a su tiempo de descanso con tablas en el marcador (51-51) y, por tanto, con todo por decidir.

En el tercer periodo, ambos equipos incrementaron su intensidad defensiva, fundamentalmente la escuadra melillense, que además volvió a recuperar el acierto del comienzo del choque. Los burgaleses dominaron en los primeros minutos, aunque su máxima renta sólo alcanzó los cinco puntos (58-63), después de una falta antideportiva señalizada a Héctor Manzano. Esta acción hizo que los locales se envalentonaran y, con un inspirado Iñaki Narros (ocho puntos en este tramo de la contienda), se colocaran con una ventaja de siete puntos (74-67), tras dos tiros libres convertidos por Héctor Manzano, que unos segundos antes había conseguido un triple. Los de Casadevall, totalmente desaparecidos durante los últimos cinco minutos, se vieron con nueve abajo al término de este tercer asalto (76-67), con un rebote convertido en canasta por Deividas Busma.

El definitivo cuarto también empezó bien para las huestes de Alejandro Alcoba, que aumentaron su ventaja hasta los doce puntos, la máxima diferencia en todo el encuentro para uno u otro equipo (81-69), tras un nuevo triple de Iñaki Narros.

Los castellano-leoneses intentaron reaccionar, sobre todo a través de los puntos en la ‘pintura’ de Taylor Coppenrath y Antonio Peña. Sin embargo, la desventaja no se reducía y Casadevall, a 5’34 y con 85-75, pidió un tiempo muerto para pedirle a sus jugadores un último esfuerzo. Así, apretaron los dientes atrás y pudieron meterse en el partido si Anton Maresch hubiese estado más acertado desde la línea de personal, toda vez que falló tres en un momento trascendental del choque.

Pese a ello, y con Jeff Xavier culminando un contraataque con una bandeja, el Ford Burgos se puso a cinco puntos (85-80). Alcoba paró el partido con un tiempo muerto, que parece que le vino muy bien al decano, dado que Sergi Pino anotaba un triple que acababa con las esperanzas de los visitantes (88-80). Manzano puso más tierra de por medio con dos tiros libres transformados (90-80).

El último minuto fue un continuo trasiego de una zona a otra para lanzar tiros libres, no estando demasiado inspirados en esta faceta ninguno de los dos conjuntos. Jeff Xavier, con un lanzamiento de tres, puso al Autocid a cuatro puntos (93-89), aunque con sólo cinco segundos por jugarse. El motrileño Héctor Manzano, con dos tiros libres, selló el triunfo de los melillenses frente al Ford Burgos (95-89).

ANOTADORES
MELILLA BALONCESTO: Joan Riera (10), Darien Brothers, Sergi Pino (13), Devin Wright (17), JT Durley (17) -cinco inicial-, Adrián Fuentes (3), Héctor Manzano (17), Iñaki Narros (11), Deividas Busma (2), Eloy Almazán (5) y Pelayo Larraona.

FORD BURGOS: Juan Alberto Aguilar (2), Romà Bas (6), Jeff Xavier (10), Pep Ortega (19), Taylor Coppenrath (9) -cinco inicial-, Albert Sàbat (9), Antonio Peña (13), Anton Maresch (4), Mareks Mejeris (7) y
Sergio Olmos (10).