www.melillahoy.es

Parte de la tripulación de Elcano asistió a una Eucaristía en la Iglesia de la Purísima Concepción y después escuchó la bienvenida de Miguel Marín en el salón dorado del Palacio de la Asamblea

 (Foto: GUERRERO)
(Foto: GUERRERO)

Los guardiamarinas se despiden de Melilla con una misa de acción de gracias y una recepción de la Ciudad Autónoma

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Los guardiamarinas realizaron una ofrenda floral a la Patrona (Foto: GUERRERO)
Los guardiamarinas realizaron una ofrenda floral a la Patrona (Foto: GUERRERO)
La llegada del Juan Sebastián Elcano, buque escuela de la Armada Española, en su quinto atraque en la ciudad, ha generado una amplia programación de actividades oficiales que finalizó la jornada de ayer y que tuvo su aldabonazo de salida a mediodía en la Parroquia de la Purísima Concepción con una Misa de Acción de Gracias de la tripulación de Elcano, ante la Patrona de Melilla, Nuestra Señora de la Victoria.
Asistieron a la ceremonia, junto a los representantes de la Marina desplazados a Melilla, el comandante general de la ciudad, Álvaro de la Peña Cuesta y Cristina Rivas, en representación del Gobierno Autónomo de Melilla, entre otras autoridades. A lo largo de la ceremonia religiosa los guardiamarinas realizaron una ofrenda floral a la Patrona.

Con posterioridad, los marinos dirigieron sus pasos hacia el salón dorado del Palacio de la Asamblea donde el vicepresidente de la Ciudad Autónoma, Miguel Marín les dio la bienvenida resaltando el privilegio que para los melillenses supone recibir una vez más la visita del emblemático velero. El político resaltó las características más destacadas de la ciudad, como son su multiculturalidad y la ejemplar convivencia de las diferentes etnias, así como las muestras arquitectónicas modernistas del centro urbano melillense. Tras recomendar a todos que volvieran a Melilla para disfrutar de la ciudad con más detenimiento tuvo lugar el intercambios de recuerdos de la visita.