www.melillahoy.es

Ceuta y Melilla se reunirán para reclamar a Europa que se implique en el control fronterizo

Conesa responde a las críticas de la comisaria europea de Interior que “es muy fácil hablar desde el cómodo norte y no situarse en los problemas del sur”, y le recuerda la reciente muerte de cientos de inmigrantes

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Inmigrantes, recién llegados al CETI de Melilla (Foto: Guerrero)
Inmigrantes, recién llegados al CETI de Melilla (Foto: Guerrero)
Los gobiernos de Ceuta y Melilla celebrarán a finales de este mes, o principios del que viene, una cumbre para pedir a Europa que se implique más en el control de sus fronteras exteriores, entre las que se encuentran las de las dos ciudades autónomas, que están sufriendo desde hace años el “gravísimo problema” de la inmigración irregular, aunque de manera más intensa en los últimos días. Esta reunión bilateral ya ha sido acordada por los mandatarios de ambas ciudades, Juan Jesús Vivas y Juan José Imbroda, y tendrá lugar probablemente en nuestra ciudad.
El objetivo de esta cumbre, según explicó ayer el portavoz de la Ciudad Autónoma, Daniel Conesa, es hacer una reflexión sobre lo que está pasando en Ceuta y Melilla, que cada vez que se produce una entrada masiva de inmigrantes sufren las consecuencias, como tensión en la frontera y alarma social entre los ciudadanos. Dicho de otro modo, una “alteración permanente de la vida diaria” que los dos gobiernos regionales quieren que se evite adoptando medidas.

Conesa insistió en que estas decisiones deben llegar desde la Unión Europea, ya que las fronteras de Melilla y Ceuta son un problema común de los 28 países que la integran. Pese a todo, lamentó que la implicación de Europa ha sido hasta ahora “nula” en el control de sus fronteras, tanto en las de las dos ciudades autónomas como en las de Lampedusa y el Estrecho, que son los otros puntos donde el fenómeno de la inmigración irregular está siendo mucho más acuciante.

Respuesta a la comisaria
El portavoz aprovechó la ocasión para responder a la comisaria europea de Interior, la sueca Cecilia Malström, que hace unos días criticó desde su perfil de las redes sociales la actuación que España e Italia están haciendo actuaciones para frenar la inmigración irregular. “Es muy sencillo hablar desde el cómodo norte, donde no parece que haya muchos problemas de inmigración ilegal, y no situarse en los problemas del sur, que lo son también de esta señora y de toda la UE”, recriminó Conesa a la comisaria europea.

Sobre todo cuando, tal y como recordó, entre Lampedusa y Ceuta han muerto en los últimos cuatro meses casi 400 personas ahogadas en su intento de llegar a Europa, que es el “horizonte mejor” que anhelan los inmigrantes. “Es terrible, la conciencia de la UE no puede soportar eso. No podemos permanecer impasibles ante el horror que se está produciendo en las fronteras europeas”, insistió Conesa. Por eso, incidió en que lo más importante de todo este problema es “el drama humano” de los inmigrantes.

El portavoz del Ejecutivo melillense consideró que Europa debería hacer mucho más de lo que está haciendo para ayudar en los países de origen de donde parte la inmigración, pero también tendría que ayudar a Marruecos en la lucha contra las mafias. En este punto, subrayó que el país vecino está colaborando “como no lo había hecho antes” y sin su ayuda el problema “sería mayor todavía”.

Apoyo a la Guardia Civil
Otra de las cuestiones que Conesa abordó en su rueda de prensa fue la “desesperación y violencia” que en ocasiones muestran los inmigrantes que intentan entrar, lo que afecta muy directamente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, especialmente a la Guardia Civil, que hace un trabajo “abnegado” y con riesgo para su integridad física.

Por ello, expresó nuevamente el apoyo de la Ciudad Autónoma a las Fuerzas de Seguridad frente a la “actuación política” que, a su juicio, se está produciendo “de manera desgraciada” en España por la presión migratoria que sufren Ceuta y Melilla.

Acusación a la oposición
Así, acusó al PSOE de hacer demagogia a pesar de que la forma de actuar que se está dando en la frontera es la misma que la que había con el anterior Gobierno socialista. Ante esta situación, dijo que el PSOE , “más que un partido que aspira a seguir teniendo responsabilidades de Gobierno, se está convirtiendo en un partido de extrema derecha”.

Para el Ejecutivo melillense, es inconcebible que se esté utilizando la desgracia de la muerte de inmigrantes “para atacar al Gobierno”, aun cuando en casos como los del 6 de febrero en Ceuta eran “inevitables” por las circunstancias en que se produjo la avalancha de entre 200 y 300 personas por el mar, sin apenas saber nadar, y a bajas temperaturas.

Conesa se mostró partidario de que se investigue aquel intento de entrada masiva “y si hay que modificar las formas de actuación, que se haga”. Por eso insistió en su llamada a la reflexión para que se produzca “un debate sereno”, ya que se trata de “un problema gravísimo” haya 30.000 o 5.000 inmigrantes al otro lado de la valla esperando su oportunidad para entrar.

De igual modo, el portavoz de la Ciudad Autónoma también tuvo reproches para Coalición por Melilla (CPM) y Prodein por su denuncia contra el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, y el coronel jefe de la Guardia Civil, Ambrosio Martín Villaseñor, por la devolución de 21 inmigrantes kamikazes.

Conesa se mostró convencido de que el juez terminará archivando esta querella, por la que han sido citados a declarar el 25 de febrero, dado que “todos los guardias civiles tratan de que su actuación se realice con el máximo respeto a la ley en este tema tan peliagudo, independientemente de los errores”.