www.melillahoy.es

Allá por el año 2006 se inició la restauración de un inmueble emblemático que se encontraba al borde la ruina y que dio paso a la magnífica sede de la Fundación Melilla Ciudad Monumental

Visita a las obras en abril del año 2007
Visita a las obras en abril del año 2007

El Faro de Melilla la Vieja, un ejemplo de puesta en valor a consecuencia de una oportuna restauración

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Una moderna escalera de caracol da acceso a la primera planta
Una moderna escalera de caracol da acceso a la primera planta
Ya en los albores del siglo XXI el faro de Melilla la Vieja era un inmueble que no atravesaba su mejores momentos a pesar de ser una de las estampas más emblemáticas para los melillenses. Y en el caso de que no se hubiera llevado a cabo una restauración global como la realizada por la Ciudad Autónoma es posible que al día de hoy fuera una auténtica ruina, sin embargo en la actualidad alberga la flamante sede de la Fundación Melilla Ciudad Monumental, que preside José Vallés.
La intervención consistió en la consolidación general del edificio tanto en sus cimientos como en su estructura, adaptando su interior para albergar la Fundación Melilla Ciudad Monumental, organismo que centraliza las tareas de conservación mantenimiento y difusión de los valores patrimoniales de los recintos fortificados.

El interior del edificio se diseñó de acuerdo con las necesidades de la institución adaptándolas a la posición de los vanos de la fachada y respetando su patio interior, cuyas columnas de hierro fundido se reutilizaron. A su vez, el aspecto pétreo y cerrado del edificio contrasta con un interior diáfano y luminoso gracias al efecto de su cúpula transparente que difunde la luz por todos los espacios lo que ha permitido dar paso a unas oficinas funcionales y modernas con unas vistas privilegiadas.

Apuesta positiva
En definitiva, todo un acierto de puesta en valor, que a través de la decisión del Gobierno de la ciudad, ha logrado reconvertir un vetusto edificio, en un lugar absolutamente apetecible para el desarrollo del trabajo y la labor que lleva a cabo la Fundación Melilla Ciudad Monumental.