www.melillahoy.es

Estable, dentro de la gravedad, el bebé trasladado a Málaga

La madre del pequeño recibió el alta voluntaria y voló ayer tarde a la capital malacitana para estar con su hijo

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Mimon Kaddur, abuelo del pequeño
Mimon Kaddur, abuelo del pequeño
El bebé trasladado a Málaga por insuficiencia respiratoria permanece estable pero dentro de la gravedad, según lo aseguró ayer a este diario el abuelo del pequeño, Mimon Kaddur. La madre del recién nacido pidió ayer el alta voluntaria del Hospital Comarcal, donde se recuperaba de la cesara y voló rumbo a la capital malacitana.
Mimon Kaddur, el abuelo del pequeño, señala que el recién nacido se encuentra estable pero dentro de la gravedad, puesto que continúa en la Unidad de Cuidados Intensivos de Pediatría de Málaga con respiración asistida. Según dijo, al niño se le han practicado toda una serie de pruebas y se espera que hoy sábado el centro hospitalario malacitano les comunique sus conclusiones. “A partir de ese momento podremos saber lo que nos depara el futuro”, afirmó. Samira, la madre del recién nacido, pidió ayer el alta voluntaria en el Hospital Comarca, donde seguía convaleciente de la cesárea practica, y ayer tarde voló a Málaga para estar con su hijo. “Hemos hecho gestiones para que le den una habitación en el hospital y pueda estar en contacto con su hijo”.

Entre tanto, continúa en sede judicial la denuncia presentada contra el Comarcal y la ginecóloga que atendió a Samira pro considerar que hugo negligencia médica en lo ocurrido. “A mi hija nadie le hizo caso a pesar de estar de parto. El hospital estaba saturado con los inmigrantes y tardaron doce horas en practicarle una cesárea a mi hija y por eso el niño se asfixió. Ojalá esto no vuelva a pasar nunca más”.

Ingesa
Por su parte el Ingesa en Melilla “rechaza de plano” que esta joven hubiese sido desatendida y que esto tuviera algo que ver con la atención a los inmigrantes. En cuanto a la denuncia por negligencia, Ingesa señala que haya que no se haya solucionado, es decir, que hasta que no haya una sentencia, no se pronunciará.