www.melillahoy.es

Para dar "más solemnidad" a la procesión, contará con el grupo 'Orfeus' y música de capilla el Viernes Santo. Desde el martes, Juan del Río Martín, arzobispo general de la Castrense, estará en Melilla

El coronel José María Rivero será el encargado este año del acto
El coronel José María Rivero será el encargado este año del acto

El jefe de Artillería hará el acto de desagravio de la cofradía de la Castrense

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Cumple 25 años este 2014. Nuestro Padre Jesús Humillado saldrá de nuevo a la calle el Martes Santo a las 20:30 horas de la Parroquia Castrense. El acto de desagravio recae este año en el coronel José María Rivera, del Regimiento de Artillería, que pedirá perdón en nombre de todo el pueblo por las "humillaciones diarias" que sufrimos, según el Hermano Mayor de la cofradía, Francisco López. Este año, todos irán de rojo el martes y de azul el viernes, cuando la virgen Mª Santísima de la Piedad saldrá a las 21 horas.
Ayer bajaron las imágenes del altar y nazarenos y costaleros llevan muchos días preparándose. En la plaza de toros, muchos voluntarios han estado todas estas tardes ultimando detalles para que todo esté acorde. Francisco López, es hermano mayor de la Cofradía de la Castrense desde el año 2003 y este verá cómo su hermandad cumple 25 años en septiembre. Hace un balance muy positivo de sus 11 años al cargo, aunque los comienzos no fueron fáciles. Precisamente por eso, para agradecer la ayuda prestada en un primer momento por diferentes instituciones, José María Rivera, coronel del Regimiento de Artillería, "porque empezamos allí", será el encargado este año del acto de desagravio, que consiste en pedir perdón en nombre de todos por los pecados que se hayan podido cometer.

Pobreza
Francisco López pidió a los políticos más sensibilidad, para ver "la pobreza" que nos rodea. El Hermano Mayor de la cofradía cree que hay "humillaciones a diario" por las que pedir perdón, así como denunció que instituciones como Cáritas ya "no dan abasto" para socorrer al necesitado.

El Martes Santo a las 20:30 horas se abrirán las puertas de la Castrense para que Nuestro Padre Jesús Humillado salga en procesión, siendo la única cofradía que sale a la calle ese día, por lo que Francisco López animó a los melillenses a seguirla. La imagen del Cristo subirá la Avenida y la virgen hará el camino inverso el viernes, cuando sale de la Castrense a las 21 horas. María Santísima de la Piedad, que estrenó manto en 2012, procesionará por las calles de Melilla mostrando una mujer rota, abatida y a una madre desconsolada que carga en brazos a su hijo que acaba de morir.

Preguntado por las novedades de este año, López explicó que el martes irán todos de rojo, sólo los pequeños con la cara descubierta. En cambio, el viernes, vestirán de azul. Los niños también estrenarán cruces este año, y para dar "más solemnidad" a la procesión, contará con el grupo 'Orfeus', que durante todo el recorrido interpretará música de capilla. Este año, además, contaremos con la presencia de Juan del Río Martín, el arzobispo general de la Castrense, que estará desde el martes al viernes en la ciudad. Con motivo de los 25 años que cumple la cofradía, el 13 de septiembre habrá una procesión en andas de las dos imágenes y una misa solemne por el entonces arzobispo general castrense. Será el día 15.