www.melillahoy.es

“La mantilla es mujer, es belleza, elegancia y feminidad, es luto y dolor, es pasión, es Melilla”

La pregonera acompañada por mujeres con mantilla, las manolas (Foto: Guerrero)
La pregonera acompañada por mujeres con mantilla, las manolas (Foto: Guerrero)

Mª Dolores Arjonilla ofreció ayer un sencillo pregón lleno de recuerdos y de homenaje a la mujer melillense

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
El Centro Social de Mayores acogió ayer el acto de exaltación de la mantilla española con motivo de la Semana Santa. La encargada de ofrecer el pregón fue Mª Dolores Arjonilla, la presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer que supo conjugar en su discurso modernidad y tradición, pero en especial logró rendir un realista homenaje a la mujer melillense. Afirmó en su intervención que La mantilla es mujer, es belleza, elegancia y feminidad, también es luto y dolor, es pasión, es Melilla
Mª Dolores Arjonilla, que agradeció al Centro Social que le encomendara este año el pregón de exaltación de la mantilla española, habló de la historia de esta bella prenda y su evolución y el que se haya convertido en todo un símbolo de belleza y respeto reconocido. "La mantilla es mujer, es belleza, elegancia y feminidad, también es luto y dolor, es pasión, es Melilla. Nuestra mantilla es un atuendo tan especial y extraordinario que, por su serenidad y elegancia, permite a las mujeres de España ser las únicas del mundo que, ataviadas y cubiertas con tan majestuoso velo, puedan realizar la visita al Vaticano".

Mujeres
La pregonera quiso también homenajear a las mujeres del mundo, de las que dijo que han hecho "la revolución desde abajo, desde el fondo, sin grandes aspavientos, sin apenas ni siquiera demostrarlo, dando a conocer en cada momento que detrás de cada mujer hay una gran persona, tan validas como las grandes personas que hay detrás de los hombres". Ellas han sabido demostrar, como aquellas ataviadas ayer con la mantilla, que no han abandonado "ninguna de sus condiciones, de madre, de hija y quizás de abuela, y aquí se presentan apoyando sus tradiciones, acompañando a la virgen y reclamando que nunca se pierda la tradición de la mantilla en Melilla".

Precisamente de tradiciones habló Mª Dolores Arjonilla, en especial de su madre y de cómo se vestía la mantilla con aquella peineta de carey conservada como oro en paño. "Al tocar la mantilla me acuerdo de mi madre, ¡Qué guapa estaba! El rostro se me encoje y las lágrimas afloran, la emoción me envuelve y el corazón no deja de palpitar. Después de unos momentos, me volví a mirar al espejo, y bajo el pudor de la mirada, se reflejaba el amor que le tenía a esa peina y a la mantilla, que tantas vivencias habíamos compartido".

También exaltó a la saeta, de la que afirmó que en Melilla "todos sabemos que la saeta es la Pasión de Cristo y el dolor de su Madre, y en la semana de la primavera, luna llena de primavera, las calles de nuestra ciudad, se transustancia en la Jerusalén de nuestros tiempos, con nuestro particular Calvario, el que cada uno lleve, intentando cada día subir nuestro siniestro Gólgota, siendo testigo, como cada año".

Tras el pregón los usuarios del centro disfrutaron del recital poético de Adeli Navarro, la banda de Música de la Cofradía de Jesús Cautivo de Medinaceli y nuestra Señora del Rocío, además de la actuación de 'Saetas' con Juan López Soler al toque y al cante Encarnación Jiménez y Pepe Pozo Sánchez.