www.melillahoy.es

Melilla se viste hoy de mantilla para vivir el inicio de la Semana Santa 2014

La Pollinica a su paso por el Parque Hernández, una imagen que la lluvia impidió el año pasado
La Pollinica a su paso por el Parque Hernández, una imagen que la lluvia impidió el año pasado

El Domingo de Ramos abre la Semana Mayor para los cristianos, con la salida procesional de los tronos de La Pollinica y Nuestra Señora de Gracia y Esperanza desde la Medalla Milagrosa

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
La comunidad cristiana mundial vive desde hoy el desarrollo de la Semana Santa y Melilla también lo hace vistiendo la mantilla blanca que acompañarán la salida procesional, si el tiempo no lo impide o la falta de portadores, los tronos de "La Pollinica" y el de la Esperanza. La Melilla "mosaico cultural religioso" como la definió el pregonero de este año, Francisco Gámez, se embarca en una Semana Santa con mayúsculas. Las cinco cofradías melillenses trabajan ilusionadas con poder realizar su estación de penitencia con la mayor dignidad posible, por ese motivo, buscando una mayor afluencia de público en las calles, a pesar del consabido éxodo, las salidas procesional del Lunes al Miércoles Santo se adelantan a las ocho y media de la tarde.
Con los ojos puesto en el cielo, los melillenses se preparan a vivir su Semana Mayor con las ganas de arropar las salidas procesionales de su tierra.

Programación
Según la programación elaborada por la Agrupación de Cofradías y la Ciudad Autónoma, a las diez de esta mañana saldrá en procesión desde la Parroquia de la Medalla Milagrosa en Batería Jota, el trono de Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder a su entrada en Jerusalén y María Santísima de Gracia y Esperanza, conocido popularmente como "La Pollinica", acompañado por el de María Santísima de Gracia y Esperanza. Se espera que sobre las 12:30 horas haga su entrada en el Parque Hernández y que llegue, una hora después, a la tribuna de la Avenida Juan Carlos I. Entre los momentos más destacados de la salida procesional del Domingo de Ramos se encuentra la bajada de la llamada Cuesta de Pomares una vez iniciada la procesión por lo empinado de la calle; la entrada majestuosa en el Parque Hernández; la llegada a la Avenida, así como de nuevo la subida a la Cuesta de Pomares donde la banda del Tercio Gran Capitán de la Legión entona junto a la Esperanza de Melilla 'El Novio de la Muerte', sin lugar a dudas uno de los instantes más emocionantes de esta Semana Santa melillense.

La Venerable Cofradía y Hermandad Franciscana de Nuestro Padre Jesús de la Flagelación y Nuestra Señora Del Mayor Dolor precisa de casi 200 portadores para sacar a la calle los dos tronos de este Domingo de Ramos (La Pollinica y la Esperanza), pero se conforman con unos 170. Los responsables señalan que hasta el último momento no se sabrá si habrá costaleros suficientes. De no ser así, sólo saldría la Pollinica.

Historia
La Cofradía y Hermandad Franciscana de Nuestro Padre Jesús de la Flagelación y Nuestra Señora del Mayor Dolor es una de las más antiguas de la ciudad. Fue fundada el 3 de mayo de 1942 y erigida canónicamente en la Parroquia de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa. Tras el cabildo del pasado año, su junta de gobierno la encabeza José Francisco Ramos Vidal como nuevo hermano mayor.

El popular paso de "La Pollinica" recuerda la entrada de Cristo en Jerusalén, recibido con palmas y ramas de olivo por los vecinos de la localidad. Este momento de alegría se truncaría días después con la detención, juicio y crucifixión del Mesías, aunque culmina con su Resurrección. Con este paso arranca toda una Semana de Pasión en la que se han previsto procesiones para todos los días y serán retransmitidos en directo por Televisión Melilla.

El de La Pollinica es un trono de misterio que fue cedido en 1994, tras veinte años de culto y procesión, por la hermandad homónima de Cádiz. El paso, acompañado por nazarenos de túnica roja, tercerol, cordón, capa y guantes blancos, acompaña la procesión una escuadra de gastadores, escolta junto al trono y banda de guerra del Tercio Gran Capitán. En cuanto al trono de palio de la Virgen María Santísima de Gracia y Esperanza, la imagen fue tallada por Juan Antonio González García en 1993. Su manto de color verde bordado por las mujeres de la cofradía no se pudo estrenar hasta el año 2001. En la noche víspera de su salida procesional, se vive un momento de oración en la cofradía en la que se reza a la virgen que luce toda su candelería encendida.

Semana Santa
Por sexto año consecutivo los guiones de las cinco cofradías de Melilla y la Agrupación que las aglutina, cuelgan a lo largo del recorrido oficial en la Avenida de Juan Carlos I. Se han instalado 40 insignias, ocho por cada cofradía y 20 más de la Agrupación, en las farolas de la Avenida. Al mismo tiempo se han colocado banderas nacionales y melillenses en los balcones y ventanas de las viviendas que jalonan el recorrido oficial.

Además las cofradías anuncian su programa de salidas procesionales, cuajado de recogimiento religioso y devoción, y es que la Semana Santa melillense cuenta con grandes momentos de emotividad y belleza plástica. Los más conocidos son el paso de La Soledad por el angosto callejón que lleva su nombre sobre una alfombra de flores multicolores en la noche del Viernes Santo; el acto de liberación del preso por el Cautivo el Jueves Santo que cumple ya su 14 edición; o el mágico momento del 'Encuentro' entre la Virgen del Rocío y el Resucitado en la Plaza de España el Domingo de Resurrección. Pero hay otros instantes de gran relevancia como cuando el trono de La Pollinica realiza su entrada triunfal en el Parque Hernández arropado por centenares de ciudadanos.

La siempre emotiva Virgen de las Lágrimas, el majestuoso Nazareno, la sobrecogedora Piedad, el venerable santo Cristo del Socorro, el doloroso Cristo Humillado, el Flagelado, o el emblemático Cristo Yacente, entre otros, contribuyen con su solemnidad a hacer de nuestra Semana de Pasión una de las más dignas del país, además de una de las más solidarias y abiertas a todas las culturas, no sólo porque entre los costaleros es fácil ver a melillenses de otras confesiones, sino multicultural porque hasta hace dos años algunos inmigrantes católicos acogidos en el CETI participaban como portadores. Todo ello, con el broche del apoyo del conjunto de la sociedad melillense, hacen posible que nuestra Semana Santa brille con luz propia.

Apoyo
El vicario episcopal, el pregonero oficial de este año y la Agrupación de Cofradías de Melilla animan a la sociedad melillense en su conjunto a participar de la Semana Santa, a acompañar el desarrollo de estas salidas procesionales, así como a participar como costaleros y portadores para que los bellos tronos de las cinco hermandades cofrades de la ciudad, puedan realizar su estación de penitencia. El deseo de todos es que las previsiones de mal tiempo y la amenaza de lluvia no se cumplan, que no se produzcan problemas o incidentes de ningún tipo para que Melilla pueda vibrar con su Semana Santa.
Majestuoso Cristo de la Paz en su estación de penitencia
Majestuoso Cristo de la Paz en su estación de penitencia