www.melillahoy.es

El acto de desagravio al Humillado, en manos del coronel de Artillería, José María Rivera

El doctor García Castillo fue el encargado de conducir el acto del pasado año
El doctor García Castillo fue el encargado de conducir el acto del pasado año

El arzobispo general Castrense, Juan del Río Martín, estará también en Melilla, acompañando a la joven Cofradía local en la celebración de su 25 aniversario

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Un año más, el Martes Santo melillense se viste de gala para arropar la salida procesional de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Humillado y María Santísima de la Piedad en la Semana Santa, la hermandad más joven de la ciudad que conmemora en este 2014 su 25 aniversario. Según el programa oficial, el trono que porta la talla del Ecce homo elaborada por José Jiménez Guerrero, saldrá a la calle sobre las ocho y media de la tarde y como siempre, desde la Iglesia Castrense. Previo al inicio de la estación de penitencia, se llevará a cabo el acto de desagravio al Cristo, responsabilidad que este año recaerá en el coronel de Artillería, José Mª Rivera.
Con ocasión de la salida procesional del Humillado en este Martes Santo, la Policía Local recuerda que desde las seis de la tarde quedará prohibido estacionar en el recorrido marcado: Plaza Yasmín Benarroch (Castrense), Pablo Vallescá, Tte. Aguilar de Mera, Plaza de España, Avenida Juan Carlos I, Castelar, López Moreno, Meléndez Pelayo, Ejército Español, Pablo Vallescá y Yasmín Benarroch.

Cuando el Martes Santo, a las ocho y media de la tarde, se abran las puertas de la Parroquia Castrense, decenas de personas estarán esperando para recibir a un Jesús castigado, dolido, adornado con una túnica púrpura y corona de espinas, un cristo humillado. Y entre esas personas estará el coronel del Regimiento de Artillería José María Rivera, que en esta ocasión será el encargado de realizar ese acto de perdón para intentar reparar el dolor infringido a un Hombre que quiso dejarnos para siempre su mensaje de Hermandad, Paz y Amor.

Al término del desagravio se iniciará la salida procesional de Humillado, que estará acompañado por la banda de cornetas y tambores de la Cofradía, los penitentes con túnica y capirote negro, fajín y capa rojas. La cofradía que dirige Francisco López como hermano mayor desde el año 2003, ha apostado este año por la austeridad, acorde a los tiempos de crisis y por reforzar la labor social que desarrollan a lo largo del año. La hermandad, que conmemora este año su primer cuarto de siglo de vida, contarán en sus salidas procesionales con el apoyo del arzobispo general Castrense, Juan del Río Martín.

Cofradía
La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Humillado y María Santísima de la Piedad, compuesta por unos 250 hermanos, fue la última en incorporarse a la Semana Santa melillense, después de que un grupo de militares del Acuartelamiento de Artillería 'Teniente Flomesta' decidiera ponerla en marcha en 1989. Al año siguiente, bendecida por el arzobispo castrense Monseñor Estepa, realizó su primer desfile con imágenes, obra del entonces Hermano Mayor de la Cofradía, Francisco Piernas.

Aún así, a pesar del esfuerzo del autor de las tallas, los materiales con las que se hicieron obligaron a la cofradía a renovarlas en 1999. Desde este año, la imagen de Nuestro Padre Jesús Humillado, obra de José Jiménez Guerrero, y la de María Santísima de la Piedad, de Diego Fernández Rodríguez, se convirtieron en los Sagrados Titulares que pasean cada Martes y Viernes Santos por las calles melillenses.