www.melillahoy.es

El vicario afirma que las nuevas tecnologías también “acercan a Dios”

Roberto Rojo, en la tribuna de la fiscalía (Foto: Guerrero)
Roberto Rojo, en la tribuna de la fiscalía (Foto: Guerrero)

Roberto Rojo, que realiza un balance satisfactorio de esta Semana Santa, señala que los creyentes pueden utilizar el móvil, como es su caso, como breviario para orar

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
La fe no está reñida con el uso de las nuevas tecnologías, sino que pueden ayudar. Así lo considera el vicario episcopal Roberto Rojo, que anima a los creyentes en general a servirse de estas herramientas para visitar webs como la del Vaticano en las que descargarse las encíclicas papales o utilizar el móvil como breviario para las oraciones. Las nuevas tecnologías "también acercan a Dios", afirma el vicario, que de hecho en las salidas procesionales de este año no dudar en utilizar su móvil para confeccionar las oraciones que pronunció en las estaciones de penitencia.
El uso de las nuevas tecnologías de la comunicación "también acercan a Dios", atestigua el vicario episcopal, al tiempo que permiten ponerse en contacto con los jóvenes, que son el futuro de la sociedad. Pero además Internet, los teléfonos móviles y las miles de aplicaciones existentes también pueden utilizarse tanto en la labor evangelizadora como a la hora de abstraerse y vivir un momento de recogimiento y oración, sirviéndose del móvil como Breviario o para escuchar el Ángelus.

Nuevas tecnologías
"Hay miles de páginas en Internet dirigidas a los creyentes en particular y al gran público en general, que acercan la Iglesia y el mensaje de Cristo", dijo. Por ejemplo habló de la página web de la Biblia, la Liturgia de las Horas, el Breviario, el Santo Rosario, el Ángelus, la web de la Conferencia Episcopal o la del propio Vaticano con los mensajes y encíclicas papales. Hay toda una amplísima oferta al servicio de todos y no hay que cerrarse a ellas", dijo.

El propio Roberto Rojo no se mantiene al margen de las nuevas tecnologías. De hecho esta Semana Santa se le ha podido ver en las salidas procesionales a veces con su móvil en la mano pero "no para chatear -afirma con humor- sino para confeccionar las oraciones para las estaciones de penitencia o sencillamente para orar, porque cualquier momento es bueno para hablar con Dios".

Por ese motivo animó a todos a dar un sentido de utilidad a las nuevas tecnologías y, en este caso concreto, a servirse de ellas para cuestiones de fe. "Todas estas cosas, como Internet y los móviles, nos pueden ayudar a los cristianos a la hora de meditar y rezar. La fe y las nuevas tecnologías no están reñidas porque de hecho el Papa tiene Twitter. Son una alternativa que te ahorra muchas veces ir cargado con un libro, nos dan comodidad. Son una vía más para acercarse a Dios y entrar en conexión con Él y con el resto de los hermanos". Sí dijo que por muchas aplicaciones móviles que haya, ninguna sustituirá al párroco que escucha en confesión a un fiel y poder administrarle la absolución.

Balance
Por otra parte Roberto Rojo realiza un balance positivo del desarrollo de esta Semana Mayor de los católicos. Destacó que el buen tiempo "nos ha acompañado para que hubiese más gente todos los días en la calle, en especial el Miércoles Santo, que a pesar del fútbol hubo mucha gente en las salidas procesionales". No obstante Roberto Rojo suscribe la petición del presidente Imbroda de que se estudie la posibilidad de que se adelanten las salidas procesionales del Jueves y el Viernes Santo, al objeto de "facilitar que haya más personas arropando a sus pasos".

Además de la participación de los melillenses a lo largo de todos estos días, lo importante es que "hemos podido orar con todos ellos y con cada paso en su estación de penitencia, que es realmente lo importante". Un punto sobre el que reflexionar ha sido el de los jóvenes, y es que indica el vicario que la participación de la juventud ha sido muy importante este año, "gente además muy joven volcada con la Semana Santa, lo que nos demuestra que va a haber un relevo, por lo que estamos muy contentos y satisfechos".

Por todo ello, "en general, el balance que se puede hacer de esta Semana Santa tiene que ser muy positivo, porque ha habido devoción popular y realmente todos hemos resucitado con Cristo, que es lo que importante; ahora espero que sepamos amarnos como hermanos, que es el mensaje que Él nos dio".