www.melillahoy.es

Reducir las listas de espera, entre las prioridades del Contrato de Gestión de Ingesa para 2014

Responsables de Ingesa central y Melilla
Responsables de Ingesa central y Melilla

Asimismo se incluye dar la mejor atención sanitaria con la máxima eficiencia de la organización y la participación activa de los distintos colectivos

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
El pasado jueves se firmaba el nuevo Contrato de Gestión de Ingesa para este año 2014 en Melilla. Entre las prioridades que recoge el documento, sobre los que profundizará en unos días el director territorial, se incluyen dar la mejor atención sanitaria con la máxima eficiencia de la organización y la participación activa de los distintos colectivos y de forma especial, reducir los tiempos de las listas de espera quirúrgicas a treinta días y por debajo de los noventa días.
En un comunicado de prensa el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) señala que entre los objetivos y actuaciones que considera más relevantes, "claves" para el cumplimiento de su misión, que es "la atención sanitaria y cuidados de salud de calidad a los ciudadanos de Melilla", ha definido como prioridades para el ejercicio de 2014 los objetivos estratégicos de: garantizar la mejor atención sanitaria posible a los ciudadanos con los recursos disponibles; cumplir los presupuestos asignados a cada unidad y centro de gestión, garantizando la máxima eficiencia de la organización; y asegurar la participación activa de los distintos colectivos que componen la organización en el diseño y desarrollo de los distintos objetivos de la misma.

Estos objetivos estratégicos y su desarrollo están reflejados en los contratos de gestión de la Dirección Territorial y el Área Sanitaria de Melilla que se firmaron el pasado jueves en Madrid, por José Julián Díaz Melguizo, director del INGESA, Francisco Robles Ferrón, director Territorial en Melilla, y Pedro S. Villarroel Gil, gerente de Atención Sanitaria del Área Única de Melilla.

Dentro de estas prioridades se recoge con detalle el mantenimiento de importantes objetivos en la gestión sanitaria, con cifras a conseguir en índices como, por ejemplo en el Área de Atención Especializada, que el tiempo medio de espera quirúrgica no supere, a finales del año, los 30 días, no existiendo ningún paciente con espera superior a los 90 días. Asimismo, también se reflejan otros objetivos no cuantificables, sino de calidad, dentro de procesos que proceden de ejercicios anteriores como, por ejemplo, en el ámbito de la prestación farmacéutica, el seguimiento del desarrollo de la receta electrónica que ya es una realidad en el Área. En este sentido, también se definen otros objetivos específicos para el Área de Atención Primaria como, por ejemplo, la implantación de la cita previa automatizada. Así como en la Formación e investigación y la participación de los profesionales. El detalle de los contratos de gestión será explicado por Francisco Robles y Pedro Villarroel en comparecencia pública en próximos días.

Los documentos
El Contrato de Gestión suscrito entre la Dirección del INGESA y la Dirección Gerencia del Área Única de Melilla es uno de los principales instrumentos de gestión de los servicios sanitarios públicos en la ciudad y supone, junto con el Contrato de Gestión suscrito por la Dirección Territorial, el compromiso del conjunto de la organización con la población de Melilla y su salud.

Este compromiso recoge los principales objetivos y líneas de actuación que, el Instituto
Nacional de Gestión Sanitaria, va a desarrollar en la ciudad para asegurar una atención sanitaria integral y de calidad a su población con los recursos de que dispone. Integral, porque "pretende desarrollar e integrar tanto las actividades asistenciales, curativas, paliativas y rehabilitadotas, con aquellas otras tendentes a prevenir la aparición de la enfermedad y mejorar las capacidades psico-físícas de las personas". De calidad, porque "pretende poner a disposición de los pacientes y ciudadanía en general, toda la ciencia, la tecnología y, sobre todo, el esfuerzo y buen hacer de los profesionales sanitarios y no sanitarios". Todo ello ha de conseguirse con "los recursos disponibles que siempre, y más en esta época, son limitados por lo que, la eficiencia, ha de convertirse en un eje importante de la organización". Los recursos han de ser utilizados con la máxima eficiencia extrayendo de ellos la máxima rentabilidad en términos sociales y de salud.