www.melillahoy.es

“No separamos a los niños sirios de sus padres, se les acoge porque entran solos por la frontera”

La consejera considera que no son necesarias las concentraciones a las puertas de Bienestar Social (Foto: Guerrero)
La consejera considera que no son necesarias las concentraciones a las puertas de Bienestar Social (Foto: Guerrero)

La consejera de Bienestar Social y Sanidad señala que las cifras de menores extranjeros no acompañados acogidos vuelven a ser elevada por lo que apuesta por su devolución

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
"Nosotros no separamos a los niños sirios de sus padres, sino que la Ciudad hace un acogimiento residencial porque los niños han entrado solos por la frontera", según explicó ayer la consejera de Bienestar Social y Sanidad, Mª Antonia Garbín, que considera innecesarias las concentraciones que las familias realizan a las puertas de la Consejería porque los menores volverán con sus padres cuando se lleven a cabo los trámites oportunos. Garbín indicó además que el número de menores extranjeros no acompañados (MENA) vuelve a ser muy elevado y manifestó que es partidaria de que se puedan llevar a cabo devoluciones a Marruecos.
Manifestó la consejera de Bienestar Social y Sanidad, Mª Antonia Garbín, que en el tema de los menores extranjeros no acompañados (MENAS) "seguimos en la misma línea, con un gran número de acogidos sobre todo en el centro de Purísima, que sumados a los niños sirios que entran por la frontera que acogemos mientras se hace la guarda provisional a las familias, hacen que el número sea muy elevado para una ciudad como Melilla". De hecho indicó que mientras Ceuta sólo acoge "a unos 95-100 menores, nosotros tenemos entre 350-360, lo que supone una cifra my elevada y unos costes muy elevados". Tan sólo en el Centro Purísima a fecha del viernes había acogidos 200 MENAS, "aunque hemos llegado a tener 230". Garbín señala que lo acertado en este asunto sería "la devolución a Marruecos de los menores y poner en práctica el tratado" que al respecto se firmó entre ambos países hace unos años.

Niños Sirios
En cuanto a los niños sirios acogidos por la Ciudad Autónoma, indicó que en estos momentos se están preparando los documentos para conceder a las familias la guarda provisionales. Actualmente hay en trámite catorce pero a medida que se producen estas devoluciones a sus padres, se produce la entrada por frontera de nuevos menores. Esto obliga a que "vayamos todas las semanas constantemente preparando la documentación para la guarda provisional con la Jefatura de la Policía y la Fiscalía de menores".

Garbín indicó que los menores volverán con sus familias, pero que no hay que olvidar que estos niños entran solos por los puestos fronterizos, no vienen acompañados de adultos, por lo que la Ciudad Autónoma tiene que acogerlos: "Nosotros no separamos a los niños de sus padres, sino que la Ciudad hace un acogimiento residencial porque han entrado solos por la frontera".

En ese sentido dijo que las concentraciones que casi a diario realizan miembros del colectivo sirio a las puertas de la Consejería para exigir la entrega de estos niños "no son necesarias porque saben que tenemos unos trámites que cumplir y no nos los podemos saltar". Los trámites en esta materia "se hacen siguiendo la legalidad vigente, con la jefatura que realiza informes de detalle, después la Fiscalía hace un escrito diciendo que no va poner pegas a la guarda provisional, se hace la prueba de ADN y sin esperar que llegue el resultado definitivo se le entrega a la familia, a la que se le concede la guarda y custodia con la documentación necesaria". Por lo tanto indica que las concentraciones no son necesarias, "porque saben que hay trámites que se tienen que hacer".

La consejera señaló que "el goteo constante de entradas de menores sirios colapsa la Administración, que tiene que atender" otras cuestiones y otros menores sujetos a situaciones de adopción, acogimiento, o intervención familiar. "El trabajo tiene que seguir en la Consejería para atender a los niños de la ciudad, pero llega un momento en el que (los niños sirios) colapsan la administración". Reiteró que las familias sirias "pueden estar tranquilas" en el sentido de que se les entregarán a sus hijos, por lo que reiteró que "desde luego esas concentraciones no consiguen nada porque esos trámites se tienen que hacer, con la máxima celeridad evidentemente, pero no olvidemos que tenemos que seguir trabajando para los melillenses, para los menores de la ciudad".

Alegaciones Ley del Menor
Por otra parte la consejera señaló que la Ciudad Autónoma trabaja en la elaboración de alegaciones y propuestas al anteproyecto que ha elaborado el Gobierno central para modificar la Ley del Menor. Según dijo, Melilla está interesada en dos cuestiones, por un lado, la obligación de los menores acogidos a cumplir una serie de deberes y, por otro lado, acortar los plazos para la finalización de la tutela. Dijo que una vez que se ha aceptado el tema de los deberes de los menores acogidos, que obligará a las administraciones locales a elaborar un reglamento que establezca algún sistema de sanciones hacia los menores que incumplan las normas o no respeten las horas de salida y regreso, la Ciudad Autónoma trabaja ahora en presentar propuestas en relación al fin de la tutela, para lo que será conveniente modificar el Código Civil.

El borrador sobre el que ya se trabaja incluye, a propuesta de las comunidades, que seis meses después de que un menor en acogimiento residencial abandone el centro se pueda rescindir la tutela. "No nos parece mal el plazo de seis meses que se baraja, de hecho es un paso adelante porque en estos momentos no existe. Ahora sólo decae la tutela cuando el menor cumple 18 años. Hasta ahora nosotros lo que hacíamos cuando un menor abandonaba el centro era el cese del acogimiento residencial, pero la tutela seguía siendo responsabilidad de la administración y no se podía hacer un cese de la misma". Si se aprueba el nuevo texto, la Ciudad perdería la tutela del menor en cuestión transcurrido un plazo de seis meses.