www.melillahoy.es

Estudiantes de Bélgica realizan prácticas en las ludotecas de Melilla

Las estudiantes belgas junto al coordinador de las ludotecas melillenses y la vicepresidenta Rivas (Foto: Guerrero)
Las estudiantes belgas junto al coordinador de las ludotecas melillenses y la vicepresidenta Rivas (Foto: Guerrero)

Estos ocho Técnicos de Educación Infantil no hablan castellano y realizan actividades extraescolares con niños de 4 a 12 años buscando nuevas vías de comunicación

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Hasta el próximo viernes un grupo de ocho técnicos de Educación Infantil de un centro de Bélgica permanecerán en la ciudad realizando prácticas en las ludotecas de Tiro Nacional y Cañada, gracias a un convenio con la Consejería de Bienestar Social. Estas estudiantes realizan actividades extraescolares con niños de entre 4 y 12 años y la idea es fomentar nuevas vías de comunicación porque desconocen el español.
La vicepresidenta Cristina Rivas recibió ayer en el Salón Dorado al grupo de ocho alumnas del último curso de Técnico de Educación Infantil de un centro belga que, acompañadas por sus profesores, se encuentran en Melilla realizando unas originales prácticas en las ludotecas de Patio Sevilla y Cañada.Permanecerán en la ciudad quince días y durante este tiempo se encargarán del desarrollo de actividades extraescolares, principalmente juegos, con niños de entre 4 y 12 años en horario de 4 a 8 de la tarde. Según explicó el profesor Tarek Mohamed, la actividad está resultando muy interesante y no exenta de dificultad, puesto que los 8 técnicos no hablan español, por lo que tienen que buscar nuevas vías de comunicación con los alumnos. Ellos mismos se costean su estancia en Melilla y pueden realizar las prácticas en las ludotecas gracias a un convenio con la Consejería de Bienestar Social. La idea surgió del coordinador de las ludotecas de Melilla, Nayim Mohamed de la organización MEPI, que supo de esta experiencia a través de su hermano Tarek que trabaja en Bélgica y supo de que alumnos belgas salen a otros países comunitarios para realizar prácticas de este tipo. El grupo desplazado a Melilla se declara encantado con la experiencia y la oportunidad de trabajar con niños de distintas comunidades y al mismo tiempo poder aprender algunas expresiones en español.