www.melillahoy.es

El coordinador de la formación Equo en Melilla, Manuel Soria, asegura que, en la ciudad, las ONG “han tenido que bailar mucho con el poder o han surgido desde el poder”

Equo, “totalmente en contra” de que las ONG reciban subvenciones nominativas

Manuel Soria, coordinador de Equo, y Pablo Segura, colaborador del partido y técnico de EAPN
Manuel Soria, coordinador de Equo, y Pablo Segura, colaborador del partido y técnico de EAPN
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
El coordinador de Equo en Melilla, Manuel Soria, dejó ayer claro que su formación está "totalmente en contra" de las subvenciones directas o nominativas a las organizaciones no gubernamentales (ONG). Lo dijo en rueda de prensa, desde donde afirmó que Equo apuesta por que estas entidades sociales "sean libres y tengan independencia total", hayan recibido o no subvenciones. "Queremos que las ONG no tengan que depender de la Ciudad Autónoma o de los consejeros que conceden esas subvenciones".
Soria, junto a Pablo Segura, técnico de la Red EAPN y colaborador de Equo, mostró su apoyo a las ONG que trabajan con el Tercer Sector, y señaló que, en Melilla, las ONG "han tenido que bailar mucho con el poder o han surgido desde el poder". De ahí que abogue la formación ecologista por que todas las subvenciones que se concedan se hagan mediante concurso.

En cualquier caso, indicó Soria, Equo está a favor de que exista una mesa de participación de las ONG en la que se proteja la actividad de éstas. "Se da la circunstancia de que entidades que trabajan con fines sociales no tengan local o tienen que alquiler locales, con lo que ello representa para sus arcas", comentó el líder de la formación en la ciudad, que denunció que, mientras, otras asociaciones "con fines totalmente lúdicos cuentan con locales y ayudas para divertirse y porque tienen buen feeling con los políticos o partido que gobierna en ese momento".

Manuel Soria, además, hizo mención al incremento de la pobreza que se ha dado en los últimos años, algo que también se ha dado en cuanto a la riqueza. "Tenemos mil familias españolas que se llevan la mayor parte de la riqueza española", subrayó el coordinador local de Equo, que apuntó que, en ocasiones, "no sólo habría que luchar contra la pobreza, sino también contra la riqueza". Y es que, "donde hay una familia que se lleve más de la cuenta, es que lo pierde otra o muchísimas familias".

El programa con el que Equo concurre a las elecciones europeas incluye la eliminación del fraude fiscal y de los paraísos fiscales. Esto último, "que suena tan sencillo", resulta "muy complejo", dado que, "los que ostentan el poder económico, no van a querer".

Por su parte, Pablo Segura hizo un repaso de los distintos indicadores de pobreza en Melilla. Así, señaló que, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la ciudad ocupa el último lugar en cuanto a pobreza. Melilla tiene la tasa del 36,6 por ciento, mientras que la media nacional se sitúa en el 22 por ciento. Además, argumentó, en los últimos dos años, la media nacional ha disminuido el número de personas en riesgo de pobreza y exclusión social. En Melilla, no obstante, ha aumentado en un dos por ciento.

Los índices de pobreza extrema en Melilla, de igual modo, son "mucho más altos" que los que hay a nivel nacional y en otras comunidades autónomas. Segura recordó que, según un estudio realizado por Sociópolis, el porcentaje de personas que en Melilla están en situación de pobreza extrema es de casi un 70 por ciento. La media nacional está en un 25 por ciento.

De lo que no hay datos es de la pobreza infantil, aunque "si Melilla está a la cabeza de pobreza y teniendo en cuenta que tiene la natalidad más elevada del país", Pablo Segura consideró que "es fácil es fácil imaginar que la cifra de pobreza infantil en Melilla será alarmante y posiblemente la ciudad esté en los primeros puestos, si no el primero".

También habló el colaborador de Equo de la protección social y rentas mínimas. En el caso de Melilla, existe el Ingreso melillense de integración (IMI), que es la "ayuda básica, el 60 por ciento del salario mínimo interprofesional". También existe la prestación básica familiar, que se da a quienes no cumplen los requisitos para acceder al IMI. En este caso, la ayuda es del 50 por ciento del salario mínimo interprofesional.

Finalmente, resaltó Segura que en Melilla, la desigualdad está "muy polarizada". "Su población se encuentra en el tramo que más ingresos tiene o que menos ingresos tiene", expuso, de forma que "la clase media, o tiene bastante dinero o tiene poco dinero".

Todo ello, argumentó el colaborador de Equo, "amenaza la cohesión social y la conflictividad reciente que se ve en España por la crisis". Por tanto, "habría que plantearse el futuro en términos de justicia social".