www.melillahoy.es

El fiscal general del Estado defendió la necesidad de que el aforamiento sea “real” en un tiempo, si no “urgente”, sí “prudente”, porque “los intereses son muy altos”

Juan Carlos I sólo podrá ser juzgado por el TS con la condición de aforado
Juan Carlos I sólo podrá ser juzgado por el TS con la condición de aforado

El PP presenta dos enmiendas para que Juan Carlos I sea aforado antes de agosto

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, defendió ayer en Melilla la necesidad de que el aforamiento del rey Juan Carlos sea "real" en un tiempo, si no "urgente", sí "prudente". Esto podría ser antes de agosto, tras presentar ayer el PP dos enmiendas a la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), actualmente en trámite. La modificación legal podría estar lista antes de agosto y afectaría también a las reinas Sofía y Letizia y a la Princesa de Asturias.
Para Torres-Dulce, "alguien que ha gozado del estatuto de jefe de Estado debe tener una consideración especial", más, si se tiene en cuenta el régimen de aforamientos que hay en España, con una cifra que supera los 10.000 aforados, entre jueces, políticos y otros cargos, que no pueden ser juzgados por un tribunal común. "Es inevitable" que el rey Juan Carlos I tenga esta condición, considera el fiscal general del Estado, con la que, en caso de ser imputado por algún delito, sólo podrá ser juzgado por el Tribunal Supremo.

El fiscal general del Estado destacó la "proyección" del hasta hace dos días monarca. Consciente de que ahora Juan Carlos I no puede tener el régimen de "inviolabilidad" que marca la Constitución Española y que ahora tiene Felipe VI, Torres-Dulce defendió que la condición de aforado se dé al rey Juan Carlos I cuanto antes. "No es bueno mantener situaciones de transición si los intereses son muy altos", considerando que lo son, teniendo en cuenta que se trata de alguien que "ha ostentado la Jefatura de Estado".
"No voy a decir que el aforamiento se haga en términos de urgencia, pero sí con la rapidez suficiente para no dejar, no en una situación de desprotección, no es la palabra, pero para dar un régimen acorde con la situación", declaró Torres-Dulce, dejando claro que es el Gobierno el que tiene que marcar el alcance, la naturaleza y el régimen de dicho aforamiento.

El anteproyecto de Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) contempla la protección de los herederos y del consorte del Rey, pero el texto no estará en vigor antes de un año, por lo que el Gobierno presentó ayer dos enmiendas en el Congreso para incluir una reforma puntual por la que el rey Juan Carlos, la reina Sofía, la reina Letizia y la Princesa de Asturias podrían ser aforados antes de agosto. Las enmiendas serán aprobadas el martes en la Comisión de Justicia y el pleno podría aprobar el jueves el conjunto de la ley, para que se tramite con la misma celeridad en el Senado. La reforma tiene que volver a pasar por el Congreso y requiere mayoría absoluta para su aprobación. Torres-Dulce confía en que el aforamiento sea "real" en un tiempo, si no "urgente", sí "prudente".