www.melillahoy.es

El sendero tiene 6,5 kilómetros y pa Soria es más un sendero “gris” que verde, con demasiado hormigón

Manuel Soria, responsable de Equo en Melilla
Manuel Soria, responsable de Equo en Melilla

Equo denuncia que el sendero verde sólo tendrá 6 árboles, algo “ridículo”

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
A EQUO Melilla, en principio, le parece "adecuado" que se quiera realizar un sendero verde, pero no el que se plantea para Melilla. El sendero tendrá seis kilómetros y medio y sólo está prevista la plantación de seis árboles, frente a "casi 500 mojones de hormigón de un metro de alto". Para Manuel Soria, esto más que un sendero verde, tendría que llamarse "sendero gris", lamentando que "los grandes presupuestos" se vayan, en su opinión, "en hormigón".
Tras consultar el proyecto de sendero verde, las tesis de EQUO Melilla, que defiende que detrás de toda actuación de la Ciudad "existen intereses hacia una política basada en inflar los proyectos para que lleven mucho hormigón", se hace "muy visible" en este proyecto, con etiqueta medioambiental, pero "con el texto de verde que nada tiene que ver al final con lo que se anuncia".

Para delimitar el camino, el sendero dispondrá de 1.220 cilindros de hormigón de un metro. El firme del terreno será realizado en zahorra artificial procedente de la demolición de edificios, "no de tierra natural". Tan solo se ha previsto la plantación de seis árboles, algo "ridículo" comparado con los seis kilómetros y medio del camino y la cantidad de metros cúbicos de hormigón a implantar.
"Este proyecto más que sendero verde debería de llamarse sendero gris. Este tipo de proyectos es paradigmático de la política del PP. Un proyecto que debiera ser enfocado a crear una vía natural, de regenerar sus alrededores y de utilizar materiales naturales para su delimitación como madera, árboles, arbustos o piedra natural, se orienta a gastarse 450 mil euros en hormigón, con tan solo la contratación de 6 trabajadores en 3 meses, seguramente contratados fuera de la ciudad", denunció Equo. "Todo el recorrido de ese simulado sendero verde pasa por suelos contaminados y erosionados, depósitos de áridos y escombros, depósitos ilegales de vehículos y lugares muy deteriorados, que no tienen ninguna intención de restaurar", según Soria. El sendero tendrá como punto central el Centro de Interpretación de la Naturaleza, creado con 400.000 euros de la UE, "un edificio vacío en deterioro que se construyó hace unos años sin utilidad". Para Equo, los "grandes presupuestos se van en hormigón", y así, "es imposible crear sectores productivos, combatir la pobreza, crear empleo y mejorar el bienestar de la ciudad”.