www.melillahoy.es

La nueva escuela infantil de la Gota de Leche acabará con las listas de espera

El presidente, junto a consejeros y responsables de la obra, visitando el inmueble (Foto: Guerrero)
El presidente, junto a consejeros y responsables de la obra, visitando el inmueble (Foto: Guerrero)

Aunque las obras concluirán para septiembre, no entrará en servicio hasta el mes de enero, una vez finalicen las obras de ampliación de la cocina del Centro Asistencial

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
El presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, anunció ayer que la puesta en servicio de la nueva escuela infantil del Centro Asistencial acabará con las listas de espera, en especial de aquellas parejas melillenses con niños de entre 0 y 3 años en las que ambos trabajan. En cuanto a la nueva guardería, se anunció que entrará en servicio sobre el mes de enero y que el motivo es que se hace necesario remozar la cocina del Centro Asistencial que vio mermados sus espacios con esta edificación. La construcción de la guardería acumula ya un retraso de 89 días y la constructora debe abonar una penalización que supera ya los once mil euros.
Acompañado por los consejeros colaboradores en la actuación, representantes de la constructora y del propio Centro Asistencial, el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, visitó ayer las instalaciones de la futura escuela infantil de la Gota de Leche. Afirmó que esta construcción, que espera concluya para comienzos de septiembre, "va a darle un vuelco más a la oferta de plazas de guardería en la ciudad". Según explicó, hace unos años la Ciudad Autónoma elaboró un plan de escuelas infantiles al objeto de aumentar la oferta de plazas. Para ello se modelaron las escuelas municipales, se firmaron convenios con ongs y centros privados y se apostó también por la constricción de nuevas infraestructuras, como la Escuela Infanta Leonor y ahora la del Centro Asistencial que entrará en servicio, anunció, sobre el mes de enero.

El motivo de que la nueva guardería no entre en servicio hasta comienzos del próximo año se debe a la necesidad de remozar la cocina del Centro Asistencial, que vio reducido su espacio con la construcción del nuevo inmueble, para que pueda estar operativa al cien por cien tanto para la Gota de Leche como para la guardería.

El nuevo centro sumará a la red un total de 135 plazas y considera el mandatario melillense que se dará a respuesta a la demanda existente. No en vano en este último curso escolar se quedaron sin plaza entre 85 y 90 niños de parejas en las que ambos miembros trabajan. Añadió que la puesta en marcha del nuevo centro posibilitará la contratación de algo más de veinte trabajadores, al tiempo que se da la oportunidad a personal del Centro Asistencial de participar en cursos de formación para poder entrar como plantilla del la nueva guardería.

Del nuevo centro afirmó que es diáfano, espacioso y luminoso, que la entrada la tiene por la Calle Españoleto y la salida de emergencia por el propio Centro Asistencial, que además en estos momentos ha realizado, con una ayuda de 45.000 euros de la Ciudad, unas obras de adecuación del patio exterior al que se ha dotado de nuevos bancos, jardines y zonas de descaso para los residentes.

Escuela
La construcción de la nueva escuela infantil de cero a tres años se levanta en el interior del Centro Asistencial, en el enclave formado por un antiguo núcleo de comunicaciones en desuso, parte de la cocina y el pabellón de ancianos. La futura construcción contará con un total de 841,95 metros cuadrados construidos, donde se desarrolla la mayor parte del edificio y con 394,45 metros cuadrados de espacio exterior.

Además de las estancias necesarias para el desarrollo fundamental de una guardería tipo, tales como, despachos, sala de profesores, sala de usos múltiples/comedor, cuartos de almacenaje e instalaciones el edificio contará con 9 aulas en total distribuidas de la siguiente manera, se han dispuesto 9 aulas con capacidad para 135 alumnos distribuidos en 2 aulas de 0-1 años, 3 aulas de 1-2 años y 4 aulas de 2-3 años con superficies adecuadas, para el desarrollo de la actividad docente particular de cada edad, y condiciones arquitectónicas que posibilitan el acceso y circulación de los alumnos con problemas físicos, así como con ventilación e iluminación natural y condiciones higiénicas, acústicas, de habitabilidad y de seguridad que exige la legislación vigente.

Las aulas son rectangulares interiormente, cuentan con aseos en general compartidos cada dos para facilitar la ayuda entre los docentes por la intercomunicación de las aulas y el mejor aprovechamiento de los aseos.

Una obra que acumula un retraso de 89 días
El presupuesto de actuación es de 713.000 euros, un 28 por ciento por debajo del precio de licitación. Las obras deberían haber finalizado, tras doce meses de ejecución, el pasado 16 de abril de este año, pero debido a causas imputables a la empresa adjudicataria (INCOC SL), aún no han concluido. Como consecuencia de ello, les esté siendo aplicadas las penalidades por demoras en la entrega de las obras contempladas en el Pliego de Prescripciones Técnicas que sirvió de base a la contratación, resultando la cantidad de 132,06 euros/día con lo que a día de hoy se computan un total de 89 días de retraso y 11.753,34 euros de penalidad. Según informa la empresa constructora, sus estimaciones son las de terminar las obras para entregarlas a su uso en la primera quincena del mes de agosto.