www.melillahoy.es

Prohibido el baño ante el riesgo de fuga de aguas fecales

Los operarios trabajarán 24 horas al día para solucionar la avería (Foto: Guerrero)
Los operarios trabajarán 24 horas al día para solucionar la avería (Foto: Guerrero)

Desde la Consejería de Medio Ambiente se trabaja 24 horas al día para solucionar la avería

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Desde ayer está prohibido el baño en las playas de la ciudad, en concreto desde el Club Marítimo hasta la Hípica, incluyendo San Lorenzo, los Cárabos y la del Hipódromo. El motivo, el riesgo de que se produzca un vertido de aguas fecales en la dársena melillense mientras se acometen las pertinentes obras de reparación del colector estropeado que une la estación de bombeo con la planta depuradora.
Así lo anunció ayer a este diario el consejero de Medio Ambiente accidental, el viceconsejero Francisco Villena. Según señaló, desde las 9 de la mañana de ayer, una vez detectada la avería, se viene trabajando a destajo para reparar la fuga lo antes posible. “Vamos a trabajar las 24 horas del día para conseguir solucionar la avería y que cuanto antes todo vuelva a la normalidad”, dijo.

Explicó que la rotura de la tubería provocará que en la estación de bombeo situada junto al puente sobre el río de Oro se acumulen las aguas negras. Si llegado el momento la acumulación supera los límites, entrarán en funcionamiento los aliviaderos, arrojando estas aguas sin depurar a la desembocadura del río, con lo que podría contaminarse la dársena. Por ese motivo se ha prohibido el baño con las banderas rojas hasta que finalicen los trabajos y así prevenir riesgos. Si no hay vertido, cuando terminen las obras se levantará la prohibición del baño, pero si se produce, se alargará la cuarentena mientras se realizan los análisis de coliformes totales que ayuden a determinar el grado de contaminación del mar. Hace dos años se produjo un problema similar y hubo vertido en la arena de la playa, que hubo que retirar y descontaminar el suelo.