www.melillahoy.es

Melilla se suma a la Red Nacional de Centros de Acogidas para maltratadas

Comparecencia de la secretaria de Estado, Susana Camarero
Comparecencia de la secretaria de Estado, Susana Camarero

La Ciudad también recibirá 25.000 euros más de los nuevos fondos que dispone el Ministerio y que se destinarán al sostenimiento de los pisos de mujeres y nuevos programas

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las Comunidades autónomas aprobaron ayer un protocolo que agilizará los desplazamientos de las víctimas de violencia de género y de sus hijos entre casas de acogida de todo el país. Melilla se suma a esta iniciativa que busca la creación de una Red Nacional de Centros de Acogida y el establecimiento de un marco común de actuación de acuerdo con las premisas de la seguridad, recuperación y confidencialidad de las mujeres víctimas y de sus hijos. La viceconsejera de la Mujer, Fadela Mohatar, indicó que en la reunión se adoptaron acuerdos muy importantes, como poner fin a la situación de discriminación que sufría la Ciudad con respecto al resto de comunidades en el reparto de ayudas.
La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, presidió la sesión de ayer de una Conferencia Sectorial cuyos acuerdos calificó "históricos". Por un lado, porque dijo queda demostrado el compromiso del Gobierno en la erradicación de la violencia de género y en la mejora de la atención a las víctimas de malos tratos y a los menores a su cargo. Por otro, porque medidas como el Protocolo de derivación o la redacción de un documento de Pautas de Actuación Individualizada con mujeres y sus hijos reflejan "la apuesta por la calidad asistencial, la mejor garantía para denunciar los casos de violencia y empezar una nueva vida".

Melilla
La viceconsejera de la Mujer, Fadela Mohatar, comparte la valoración de Camarero desde el momento que se producen acuerdos que van a posibilitar cuestiones como la elaboración de un mapa de la discriminación en España para actuar contra los puntos negros, la creación de un mapa nacional de recursos a disposición de las víctimas de violencia, el establecimiento de una Red de Casas de Acogida, el incremento de las partidas para que las comunidades puedan desarrollan nuevas políticas contra la violencia de género o el que los organismos de igualdad de cada comunidad tengan ahora la potestad de elaborar informes vinculantes sobre cuestiones de igualdad en género en proyectos financiados con Fondos Europeos.

Señaló Mohatar que se ha logrado también acabar con la situación de desventaja en la que se situaba Melilla en relación al resto de comunidades autónomas en cuanto a los criterios aplicados en el reparto de ayudas estatales. Se ha logrado que a partir de ahora se reconozca que Melilla no solo los cumple, sino que además en algunos parámetros como el de la tasa de natalidad, densidad de población y mujeres menores de 15 años se sitúa por encima de la media nacional. Por ese motivo en el reparto aprobado ayer, Melilla recibirá 25.000 euros más que se sumarán a la partida prevista este año, lo que sumarán un total de 77.000 euros. Según la viceconsejería, buena parte de este incremento irá a los pisos de mujeres y el resto a nuevas acciones.

Red Nacional
En concreto ayer se acordó que mujeres maltratadas y sus hijos puedan trasladarse a casas de acogida de una comunidad autónoma distinta a la que residen en un plazo de 15 días desde la recepción de la solicitud o en 24 horas en caso de que sea una situación de máximo riesgo. Así queda recogido en el 'protocolo de derivación entre las comunidades autónomas para la coordinación de sus redes de centros de acogidas de mujeres víctimas de violencia e hijos” acordado ayer. A él se han adherido todas las comunidades.

Se establece un marco común de actuación de acuerdo con las premisas de la seguridad, la recuperación y la confidencialidad de las mujeres y de sus hijos. Las comunidades de origen de la propia víctima, o en su caso, las de procedencia y acogida asumirán los costes del desplazamiento. Asimismo, cuando llegue la unidad familiar al nuevo centro, los hijos serán escolarizados de inmediato y a la mujer se le aplicarán los recursos y servicios que su situación concreta haga necesarios, al igual que el itinerario profesional de asistencia pertinente.

Una vez finalizada la estancia en la casa de acuerdo con los especialistas, la mujer podrá decidir si se queda en la comunidad de acogida, en cuyo caso ésta pondrá a disposición la información sobre sus recursos y aplicará los que le corresponda, tanto a ella como a sus hijos.