www.melillahoy.es

CPM vota en contra de las Cuentas de 2013 por que se “redujeron las partidas sociales”

Acusa además al Gobierno de la Ciudad de "no estar a la altura de las necesidades de los melillenses", a la vista de los datos de paro

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Hassan Mohatar, portavoz del grupo de Coalición Por Melilla (CPM)
Hassan Mohatar, portavoz del grupo de Coalición Por Melilla (CPM)
El desempleo en Melilla vuelve a estar "en caída libre" según el portavoz de CPM, Hassan Mohatar, tras conocer los datos de la EPA del segundo trimestre del año que recogen que la tasa de desempleados en la ciudad se eleva al 29,2% frente al 25% de media nacional. Señaló que estos datos hablan de "una tendencia alarmista de pérdida de empleo" en la ciudad y que "cada vez tenemos más paro". Añadió además que su grupo por este y otros motivos votó ayer en contra a las cuentas del año 2013 de la Ciudad, porque se han incrementado partidas como la de festejos que no tienen un fin social.
Afirmó que la EPA (Encuesta de Población Activa) deja patente que el desempleo en la ciudad con un 29,2% supera en cuatro puntos a la media nacional y en casi seis a las cifras del primer trimestre del año. Estas cifras "alarmistas demuestran que los gobiernos local y nacional no están a la altura de lo que se merecen los melillenses". Mohatar se pregunta cómo puede ser que según la balanza fiscal Melilla sea una de las comunidades más beneficiadas por la inversión nacional y "tengamos la tasa de paro más alta, que haya cientos de familias sin ingresos y seis mil melillenses que no reciban ningún tipo de prestación".

Señaló que los datos ponen de manifiesto el "estado crítico" en el que se encuentra el desempleo en la ciudad que ha pasado en el segundo trimestre de 2013 "de una actividad laboral del 59% a nivel nacional y del 56,8% en Melilla, con una tasa de paro del 28,74%, a tener un año más tarde una actividad laboral a nivel nacional del 59,63% y en Melilla del 55%, con una tasa de desempleo del 29%". Considera Mohatar que estas cifras "no son halagüeñas de cara a una recuperación económica de la ciudad". Se viven "malos tiempos para los melillenses porque los gobiernos nacional y local son incapaces de dar una solución".

Cuentas 2013
Afirmó que un ejemplo de cómo el Gobierno de la Ciudad "no está comprometido con los melillenses" fue lo vivido ayer en la comisión de economía con la aprobación, con los votos del PP y la oposición de PPLy CPM, de las Cuentas del año 2013. El cepemista justificó el voto en contra de su grupo porque "a pesar de que hay muchos parados y necesidades, hay partidas que no entendemos". Así, indicó que mientras Festejos que tenía un presupuesto de 1,8 millones de euros cerró el año con 2,4 millones y la partida de contratos publicitarios se incremento en 600.000 euros, aquellas otras "que son las que de verdad interesan a los melillenses como son las de bienestar social, han bajado todas".

Además "la carga impositiva, la carga fiscal a los ciudadanos ha aumentado", según denunció, porque la recaudación por IBI ha subido en un millón de euros y en 600.000 euros la recaudación por multas. Mohatar afirmó que la respuesta que dio el representante del Gobierno en comisión es que "es soberano y puede hacer los cambios que considere oportunos, pero tenemos catorce mil parados en Melilla y hay prioridades en las que trabajar, pero no lo hacen".

En esas cuentas del año 2013 se constata además que "la mayor inversión en infraestructuras en Melilla se ha hecho con fondos de Cooperación Territorial" mientras que "fue mínima" la realizada por la Ciudad con fondos propios. "Para generar empleo tiene que haber inversión y este Gobierno es el que menos está comprometido, porque siempre busca la inversión de fuera", aunque eso no quita que el Ejecutivo de la Ciudad "debe exigirle más inversiones para el futuro de la ciudad al Gobierno central".

Ahora se abre un periodo de exposición pública de un mes para que los melillenses puedan presentar alegaciones, que deberán ser estudiadas en comisión para que finalmente esta relación de gastos e ingresos pase a Pleno para su aprobación definitiva, algo que podría producirse sobre octubre y de ahí, remitirse al Tribunal de Cuentas para su valoración.