www.melillahoy.es

FÚTBOL SALA - COMPETICIÓN

El melillense intentará retornar a la Primera División con el Melilla Fútbol Sala (Foto: GUERRERO)
El melillense intentará retornar a la Primera División con el Melilla Fútbol Sala (Foto: GUERRERO)

Jorge Barroso: "Somos gente ganadora, competitiva y merecedoras de vestir la camiseta de las dos estrellas"

El melillense valoró su participación en el Mundial Universitario

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h

El jugador melillense Jorge Barroso, de 26 años, disputó, en Antequera (Málaga), el Mundial Universitario con la Selección Española, en la que el combinado nacional, dirigido por Fede Vidal, alcanzó la quinta posición. El jugador del Melilla F.S. valoró la actuación del equipo español en una entrevista que publica la página web de la LNFS. 

Jorge Barroso es uno de los veteranos de la Selección Española Universitaria que, recientemente, jugó el Mundial en la localidad malagueña de Antequera. Tras el quinto puesto cosechado por los jugadores españoles, el cierre explicó que si había que hacer una valoración, "el Mundial me dejó un sabor agridulce".
España afrontó la cita mundialista como anfitriona y una de las favoritas a hacerse con el título. Y es que, tanto para el técnico como para los jugadores, el objetivo era proclamarse campeones del mundo, y el hecho de caer en los cuartos de final frente a Bielorrusia “fue un golpe duro, y más de la manera cómo se produjo", dijo Barroso.
Tras la eliminación, España tuvo que afrontar dos duelos en los que se jugó acabar lo más arriba posible. "Las horas y días posteriores hasta finalizar el Campeonato del Mundo se hicieron muy largos, por lo menos para mí, pero, por otro lado, el deporte no tiene memoria, y tras la eliminación, en menos de cuarenta y ocho horas, jugábamos dos partidos para luchar por el quinto puesto", comentó.
Barroso valoró el quinto puesto como algo positivo, ya que supieron reponerse de la derrota. "Aquí es donde quedó el sabor dulce, ver como un equipo que estuvo doce días concentrado, y que no se jugaba nada, se levantó para ganar a Tailandia, quizás el partido más difícil del campeonato, debido a las circunstancias, y a Portugal, demostrándonos que somos gente ganadora, competitiva y merecedores de vestir la camiseta de las dos estrellas. Vimos que ante las dificultades, más que nunca, fuimos un equipo en mayúsculas".
Además del duro golpe anímico que supuso la tempranera eliminación, los jugadores españoles supieron lidiar con otros contratiempos durante el torneo, como las bajas de dos de sus compañeros. "Aprendimos a multiplicarnos por las lesiones de dos de nuestros compañeros, Jesús Izquierdo y David Pazos. Supimos sufrir jugando seis partidos en ocho días, pero lo más importante es que aprendimos a ser honestos y humildes en la derrota y a sobreponernos ante las adversidades", declaró.
Barroso valoró su error en la tanda de penaltis contra Bielorrusia y que dejó a España sin luchar por el podio. "Dicen que los penaltis son una lotería, pero no creo en la suerte. Los bielorrusos lo lanzaron de manera excelente, y a mí me tocó fallar. El deporte es así, y aunque merecimos llevarnos la victoria y pasar a las semifinales, finalmente no pudo ser".
El internacional melillense añadió que supuso una gran responsabilidad para mí. "Es un día que quedará marcado para siempre en mi vida. En el deporte hay que encajar estos golpes, realizar autocrítica y a la vez digerirlo, aunque sin olvidarlo, para seguir trabajando y mejorando con más ilusión si cabe". Barroso, además, contó una frase cariñosa que sus compañeros le dedicaron: "En la noche del penalti me dijeron: 'a la gente como tú, el deporte siempre les devuelve estas cosas'. Y así es como tengo que pensar".
Respecto a su actuación durante la competición no entró en detalles: "A nivel personal aún no me ha dado tiempo de valorar realmente mi rendimiento ya que esto no ha hecho más que terminar y aún no he podido ver los partidos", pero matizó que venía sufriendo molestias desde el inicio que no le ha dejado rendir al máximo nivel: "Quizás el hecho de tener problemas en el pubis no me ha permitido estar al cien por cien físicamente, pero tengo la conciencia tranquila de que a nivel de esfuerzo y sacrificio lo he dado todo".
El veterano jugador disputará la próxima campaña en el Melilla Fútbol Sala, tras abandonar la disciplina de Santiago Futsal. Barroso espera que se cumplan con creces los objetivos del club y, de esta manera, regresar a la máxima categoría con el Melilla FS: "Es cierto que echaré de menos jugar en Primera División, pero el deportista no debe prepararse en función de la División en la que juegue, sino para superarse a sí mismo diariamente, y siempre al servicio del equipo. No me queda otra que, desde hoy, ponerme el mono de trabajo y prepararme lo mejor posible para esta temporada. Ahora quiero recuperarme del pubis y pensar en una temporada ilusionante, en la que el objetivo es ascender al equipo de mi ciudad a la élite del fútbol sala".
Barroso, que notó el aliento y el apoyo del público durante todo el Campeonato Mundial Universitario, quiso agradecer el trato que se le había dispensado en el Mundial, “a la gente de toda España que nos apoyó, al Melilla Fútbol Sala que me dio la oportunidad de jugar este campeonato, a los aficionados melillenses que se volcaron conmigo desde el primer día, y a mis compañeros de selección por hacer de estos días una experiencia inolvidable, a la espera de que el destino vuelva a cruzar nuestros caminos".
Por último, también tuvo palabras de agradecimiento para su familia: "Han sabido disfrutar, sufrir y estar conmigo en todo momento. Ojala algún día pueda devolveros la mitad de lo que hacéis por mí. Estoy seguro que nos quedan muchos momentos por disfrutar y sólo puedo deciros que os quiero", concluyó.