www.melillahoy.es

Mª Dolores Valverde deja la Unidad de Violencia de Género de la Delegación del Gobierno

La psicóloga, que entró a gestionar este puesto en febrero de 2012, regresa al Enrique Nieto donde ha venido trabajando como orientadora

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Mª Dolores Valverde, en una comparecencia de prensa
Mª Dolores Valverde, en una comparecencia de prensa
El próximo 1 de septiembre Mª Dolores Valverde volverá a incorporarse a su puesto de orientadora en el IES Enrique Nieto, tras haber renunciado por propia voluntad a seguir al frente de la Unidad de Violencia de Género de la Delegación del Gobierno de la que entró a hacerse cargo como responsable en febrero de 2012. Hoy el delegado del Gobierno agradecerá a Valverde el trabajo realizado, en un acto oficial.
La psicóloga María Dolores Valverde Martínez pasó a ocupar en febrero de 2012 el puesto de responsable de la Unidad de Coordinación de Violencia Contra la Mujer de la Delegación del Gobierno en Melilla. Valverde Martínez, melillense de nacimiento, es Licenciada en Psicología por la Universidad de Murcia y Diplomada en Magisterio por la Escuela universitaria de Melilla dependiente de la Universidad de Granada.

Funcionaria de carrera por oposición desde 1993, primero en el Cuerpo de Maestros de la Administración Pública y, posteriormente, desde 2004 -también tras superar el correspondiente concurso oposición-, como profesora de Educación Secundaria del Ministerio de Educación en Melilla, ejerció hasta 2012 como orientadora en el Instituto 'Enrique Nieto', donde también impartía clases de Psicología a los alumnos de Bachillerato. Valverde milita en el Partido Popular desde el año 2001.

Reconocimiento
Mª Dolores Valverde, que se reincorporará el próximo 1 de septiembre a su puesto en el IES Enrique Nieto, será homenajeada esta mañana por el delegado del Gobierno, Abdelmalik el Barkani, por el trabajo realizado, habida cuenta de que fue él quién la propuso para que se hiciera cargo de la Unidad de Violencia.

En 2012, tras conocer su designación, María Dolores Valverde afirmó que "no esperaba en absoluto" la propuesta que le realizaba en ese momento el delegado del Gobierno y que decidía afrontar "como un nuevo reto" este cargo de responsabilidad que le honraba y estimulaba profesionalmente, puesto que se trataba de un área en cierta medida vinculada con su tarea de Orientadora en el ámbito educativo, donde a diario trataba con alumnos procedentes de familias desestructuradas o cuyas madres han sufrido la violencia de género.