www.melillahoy.es

Mª Dolores Arjonilla apuesta por la detección precoz para ralentizar el avance del Alzheimer

Mª Dolores Arjonilla, a las puertas del Centro de Día en Tiro Nacional
Mª Dolores Arjonilla, a las puertas del Centro de Día en Tiro Nacional

La presidenta de AFAL Melilla, anuncia también que este año en el Día Mundial de la enfermedad instalarán mesas petitorias y un pequeño rastrillo con productos donados

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
La presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Melilla (AFAL-Melilla), Mª Dolores Arjonilla, señala que es fundamental el trabajo que se hace en el centro de día, tanto físico como psíquico, con los enfermos, buscando de esta forma frenar el avance de una enfermedad que hoy por hoy sigue siendo incurable y contra la que sólo cabe la detección precoz como primera barrera de avance. Anunció también que la Asociación se prepara para celebrar el 21 de septiembre el Día Mundial del Alzheimer.
Aún no ha terminado el verano y la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFAL Melilla) inaugura ya el nuevo curso tras el paréntesis de las vacaciones estivales. De hecho el Centro de Día que gestionan en Tiro Nacional ha reabierto sus puertas dando la bienvenida a los 14 pacientes que en estos momentos acuden a recibir terapia.

Reconoce la presidenta de la Asociación, Mª Dolores Arjonilla que los recursos siempre son escasos, pero en estos momentos "las cosas van bien". "Siempre es necesario un poco más, pero las cosas van bien, no puedo decir lo contrario. Me siento apoyada dentro de lo que cabe. El año pasado la Ciudad Autónoma nos regaló la nueva furgoneta para el traslado de los usuarios y este año se ha firmado el convenio con Bienestar Social". No obstante, señala que por falta de recursos con los que contratar a más personal han tenido que suspender el servicio a domicilio que prestaban, aunque la psicóloga sigue visitando a los pacientes dos veces a la semana, aportando además asesoramiento y ayuda a las familias.

Indicó Mª Dolores Arjonilla que el trabajo con las familias es algo fundamental. "Somos una asociación de familiares de enfermos de Alzheimer, y estamos para ayudarlas y asesorarlas en todo lo que necesiten".

Centro de Día
Reconoció la presidenta de AFAL Melilla que el Alzheimer sigue siendo hoy por hoy una enfermedad incurable, por lo que se convierte en una herramienta primordial la detección precoz y después, los programas individuales de atención como los que se desarrollan en el Centro de Día de Tiro Nacional. El objetivo es que los usuarios puedan seguir ejercitando la memoria y las habilidades sociales. "Lo que buscamos es que tengan la mejor calidad de vida posible", dijo.

De hecho el centro de día, con cinco trabajadores entre cuidadores, administrativo y la psicóloga, atiende a diario a unos 14 enfermos de 9 de la mañana a cinco de la tarde, y además del desayuno y almuerzo, participan en distintas actividades lúdicas y de ocio. Cada paciente cuenta con un tratamiento personal y particular a cargo de la psicóloga.

Apuntó que la sociedad en general ya no ve el Alzheimer como algo lejano y extraño. El motivo es que son tan numerosos los casos que "raro es que no haya familia sin un caso". Por ese motivo la gente habla del Alzheimer, se interesa y se informa más, y en ese sentido "es mucha la labor que puede hacer la asociación tanto con las familias como con el propio enfermo".

Incurable
Afirma Arjonilla que el Alzheimer "es una enfermedad terrible y no estamos preparados para hacerles frente porque el paciente precisa una atención de 24 horas y lo único que necesitas para no hundirte, es tener mucha paciencia. Es duro que tu madre o tu padre no te reconozcan, que incluso te empuje porque eres un extraño y eso te hunde. Son adultos con mentalidad de niños, por eso precisan de mucha paciencia y mucho cariño", apostilló.

En este sentido defendió la existencia de los centros de día de Alzheimer porque suponen un descanso para las familias y también porque se les da una atención muy completa. "Pueden traerlos durante una hora o hasta las cinco de la tarde, y pueden estar tranquilos porque los cuidados y les damos un tratamiento específico para cada uno". Afirmó que los cuidadores también precisan de este descanso. También dijo que es fundamental que los cuidadores reciban, como les ofrece AFAL, apoyo psicológico para hacer frente a la enfermedad de sus mayores.

Mª Dolores Arjonilla apuntó además que es preciso que los pacientes que están en casa se beneficien de un programa domicilio más concreto y específico, que no se limite sólo al aseo diario como puede ofrecer la administración con sus servicios, sino algo más amplio.

Cada día "vamos a recoger a los usuarios a sus casas, desayunan y la psicóloga trabaja con cada uno de ellos, desarrollando la terapia cognitiva individual diseñada, porque no hay dos personas iguales y cada enfermo necesita de un programa específico". Después van al salón donde participan en "distintas actividades, como el taller de manualidades, el de juegos de cartas, el dominó o las cartas, y así seguimos hasta el almuerzo, donde se hace un alto para descansar antes de volver a casa sobre las cuatro de la tarde". Además en el centro "celebramos todas las fiestas y raro es el día que no tenemos un cumpleaños". Comentó que este pasado curso los usuarios han tenido la oportunidad de participar en un magnífico programa de contacto con la naturaleza en la granja escuela. "Los monitores y el director de la granja fueron magníficos con nuestros mayores y nos gustaría poder repetir la experiencia porque pudieron estar en contacto con las plantas y los animales".

El objetivo, reiteró, "es que tengan la mejor calidad de vida posible, dentro de las posibilidades de cada uno, porque cada persona tiene una evolución distinta de la enfermedad". Señaló que la enfermedad no tiene cura, por lo que la detección precoz es fundamental si se quiere poder poner en marcha terapias que ayuden a que su evolución no sea demasiado rápida. "Aconsejamos a las familias a que cuando empiecen a notar síntomas que acudan al especialista para que les guíe. Nosotros estamos también aquí abiertos y dispuestos a ayudarles siempre", indicó.

Buscando también la implicación de los más jóvenes, la Asociación desarrolló el pasado año un ciclo de charlas en los centros docentes que tenían como fin que los niños y adolescentes, se impliquen en el cuidado de sus mayores, que comprendan por lo que están pasando y sepan que necesitan de todo su cariño y paciencia. Las charlas volverán este año siempre que el MEC y los propios centros den su permiso.

Día Mundial
Anunció Arjonilla que en estos momentos se encuentran inmersos ya en los preparativos para la celebración del Día Mundial de la Enfermedad el próximo 21 de septiembre. Manifiesta Arjonilla que las actividades se trasladarán al día 22. En esa jornada se instalarán cinco mesas informativas y también petitorias en el Hospital Comarcal, las Torres Vº Centenario, la de la Delegación del Gobierno en antigua Cabanillas, la Ciudad Autónoma el lado del Banco Santander, y la oficial en Menéndez Pelayo, frente al Sagrado Corazón.

Indicó además que como novedad este año se ha pedido a la Ciudad Autónoma que ceda uno de los quioscos de madera para que se instale en Menéndez Pelayo y puedan ponerse a la venta productos y objetos donados por distintas entidades, con el objetivo de recaudar fondos para la asociación.

Reconoce que septiembre no es un mes muy propicio para animar a la gente a donar, puesto que las familias tienen que hacer frente a gastos como la feria y el inicio del curso escolar. Aún así no pierde la esperanza y espera que los melillenses vuelvan a demostrar su solidaridad hacia esta asociación y el colectivo al que representa. Ese día 22, y a las doce y media de la mañana, una persona aún por designar será la encargada de dar lectura al manifiesto reivindicativo.

Al término de la lectura, la asociación hará entrega de la placa de reconocimiento con la que AFAL Melilla premia cada año, a una entidad o persona, que se haya destacado por su contribución y ayuda con la entidad. Aunque no quiso desvelar el nombre del futuro homenajeado, sí que desveló que corresponde a un grupo de profesionales que se ha destacado en los últimos años por su ayuda desinteresada a las ongs de la ciudad.

También por el Día Mundial de Alzheimer, pero ya el 25 de septiembre, se ha previsto que la Unión Nacional de Escritores que preside Juan Carlos Heredia, ofrezca un recital poético en la Biblioteca Municipal. En el acto, abierto a todos los melillenses, se dará lectura a trabajos relacionados con este día especial.

Mª Dolores Arjonilla quiso dar las gracias "al pueblo de Melilla, por su generosidad, porque su colaboración es fundamental".