www.melillahoy.es

Miranda confirma que las familias en lista de espera tendrán plaza en la nueva guardería

El centro abrirá en enero, una vez concluyan los trabajos de ampliación de la cocina del Centro Asistencial que también le dará servicio

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Las obras han concluido casi totalmente
Las obras han concluido casi totalmente
Los más de 200 padres melillenses en lista de espera podrían beneficiarse de una de las 135 plazas de la nueva escuela infantil que la Ciudad Autónoma construye en el Centro Asistencial y que entrará en servicio en el mes de enero una vez concluyan los trabajos de ampliación de la cocina del recinto. Así lo anunció ayer el consejero de Educación Antonio Miranda, que señala que la nueva guardería, en la que se han invertido 713.000 euros en su realización, "está prácticamente terminada".
Explicó el consejero que la Ciudad Autónoma se comprometió de ampliar la cocina del Centro Asistencial que vio mermada su superficie como consecuencia de la construcción de la nueva escuela infantil, una guardería que según Antonio Miranda, tras la visita realizada la pasada semana "está prácticamente terminada". En la ampliación de la cocina el gasto previsto por las arcas municipales se eleva a 259.000 euros. La idea es que pueda dar servicio tanto a la Gota de Leche como a los alumnos del nuevo centro.

Estos trabajos dilatarán en el tiempo la puesta en servicio de la nueva escuela infantil, que según previsiones del consejero, abrirá sus puertas en enero, tras las vacaciones navideñas. Apuntó Miranda que no se abrirá una nueva convocatoria de solicitud para cubrir las 135 plazas del nuevo centro docente porque sería "muy farragoso", sino que se pretende recurrir a la lista de espera surgida en la convocatoria para el curso 2014-2015. Señaló que son más de 200 los padres que se han quedado en puertas y que tendrán prioridad a la hora de ocupar las plazas, aquellas familias en las que ambos progenitores trabajen fuera de casa. La intención es contribuir a la conciliación de la vida familiar y laboral de estas parejas.

Afirmó el consejero sentirse "orgulloso del Gobierno de la ciudad y del presidente por su apuesta importante por las escuelas infantiles, así como el Gobierno nacional porque cada año aporta 561.000 euros para estos centros mediante convenios que se están llevando a cabo". Manifestó Miranda que en Melilla la "oferta educativa (en infantil) es muy amplia" lo que ha permitido que en los últimos años se haya producido una nueva tendencia, la de llevar a guardería a bebés de pocos meses de vida, algo que antes no se producía. Además de asegurar que las guarderías melillenses "son las mejores de España y las más baratas", indicó que las escuelas infantiles melillenses han experimentado una mejora importante en los últimos años, incluyendo además cupos especiales para niños con un grado de discapacidad superior al 33%. "Además las guarderías cuentan con personal especializado para atender a los niños con necesidades especiales, como profesores de educación especial y fisioterapia. En las guarderías nos estamos volcando, porque una cosa es lo que diga la ley y otra que nosotros pongamos de más porque siempre es bueno para la formación".

Por último anunció que se ha llevado a mesa de contratación la gestión de las escuelas infantiles Infanta Leonor y San Francisco.