www.melillahoy.es

Los periodistas melillenses se concentran en condena por el asesinato de James Foley

Profesionales de la comunicación de la ciudad guardaron un minuto de silencio (Foto: Guerrero)
Profesionales de la comunicación de la ciudad guardaron un minuto de silencio (Foto: Guerrero)

Reivindican el máximo respeto a los profesionales que como los freelance además no cuentan con el necesario apoyo y respaldo económico de las empresas periodísticas

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Una docena de profesionales de los medios de comunicación de la ciudad se concentraron a las puertas del Palacio de la Asamblea donde guardaron un minuto de silencio en recuerdo y condena de todos los periodistas que en los últimos quince años han perdido la vida en el ejercicio de su labor, en especial los freelance que desarrollan su trabajo en países en conflicto, como fue el caso del periodista inglés James Foley, decapitado en director por sus captores. En el acto, el presidente de la Asociación de la Prensa de la ciudad (APM), José María Navarro, pidió a las autoridades melillenses que dejen a los periodistas realizar su trabajo, en especial en lo relativo a los saltos de inmigrantes.
A las doce en punto algo más de una docena de profesionales de la prensa en la ciudad se concentraban a las puertas del Palacio de la Asamblea, con sus utensilios de trabajo en el suelo, para mostrar su condena por el asesinato de periodistas en todo el mundo, en especial por el caso del freelance inglés James Foley que fue decapitado en público por sus captores.

Concentración
El presidente de la Asociación de la Prensa en Melilla (APM), José María Navarro, explicó que el objetivo del acto era denunciar el asesinato tanto de James Foley como el de decena de profesionales de la comunicación que en los últimos 15 años, desde la guerra de los Balcanes, han pasado a convertirse también en un objetivo en los conflictos armados. "Nos tememos que esto va a seguir ocurriendo en el futuro", con el añadido de que a esta situación de peligro se sumará además un empeoramiento de las condiciones laborales de los periodistas, en especial los freelance, que ya no cuentan con el necesario respaldo económico de los medios de comunicación.

De James Foley, freelance experimentado en conflictos internacionales, señaló que era un ejemplo de buen profesional, de periodista y persona comprometida que no se limitaba en narrar la guerra de turno, sino en denunciar y poner en primera línea a las víctimas inocentes.

Melilla
Navarro aprovechó además la concentración para mostrar su "desacuerdo" por el hecho de que dos periodistas hayan sido multados por cubrir el salto de inmigrantes del pasado 18 de junio cuando esto era algo "no multable hace unas semanas". El presidente de la APM relacionó esté hecho con la investigación abierta por un juzgado de la ciudad en relación a la denuncia presentada por varias ongs contra la actuación de policía española y marroquí en la valla. Indicó que este es un asunto en el que la APM no entra, pero sí pidió que no se responsabilice a la prensa.

Se mostró convencido Navarro de que no hay otra provincia en España "donde los periodistas entendamos mejor la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Puede que no se comparta, pero se entiende, como el trabajo en la valla, el durísimo trabajo que realizan en Beni-Enzar, los éxitos en la lucha contra el tráfico de drogas, la vigilancia contra los posibles focos yihadistas, o su trabajo salvando cada día la vida de personas". Todo esto es público "gracias a los periodistas y por eso pido que cuando se vuelva a producir una entrada masiva (de inmigrantes) dejen trabajar a los periodistas, porque crear falsas zonas de seguridad no va a impedir que se tomen imágenes". Además entiende que esas instantáneas y grabaciones benefician tanto a la prensa como a los propios agentes, porque pueden servirles para reivindicar mejoras y recursos para el desarrollo de su labor. "En los medios de comunicación tiene cabida todo el mundo, como sindicatos, políticos, ongs, policías, inmigrantes, etc., sale todo el mundo, y no se puede impedir que se tomen imágenes, por duras que sean, porque forman parte también de la realidad de la ciudad, por eso pido que cuando vuelva a haber una entrada masiva, se deje a los periodistas hacer su trabajo, porque no se está en contra de nadie, sino a favor de los acontecimientos para que después el ciudadano opine".

Reporteros sin Fronteras lanza una web para honrar a Foley
La ONG Reporteros sin Fronteras ha lanzado una página web tributo al periodista estadounidense James Foley, quien fue asesinado la semana pasada en Irak a manos del Estado Islámico que controla varias ciudades del norte del país. El sitio recoge los testimonios de las personas que le conocieron y describe al reportero como un "periodista extraordinario" que "aborrecía la violencia y a quien movía sacar a la luz el sufrimiento por el que pasan las víctimas de la guerra" en algunos de los conflictos más recientes, como el de Libia o el de Siria. Reporteros sin Fronteras se ha mostrado esperanzada en que la memoria del periodista sirva para levantar una "batalla" por la seguridad de quienes, "como él, exponen los horrores de la guerra". En este sentido, han animado a sus compañeros de profesión, y a "todos los ciudadanos preocupados por la libertad" a dejar sus mensajes de condolencias por su asesinato: (http://jamesfoley.rsf.org).