www.melillahoy.es

El punto de información de la feria contará con intérprete de lengua de signos

Con los farolillos se han elaborado la bandera nacional y la de Melilla (Foto: Guerrero)
Con los farolillos se han elaborado la bandera nacional y la de Melilla (Foto: Guerrero)

Las personas con movilidad reducida podrán hacer uso de 5 vehículos eléctricos para desplazarse por la plaza

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
La Viceconsejería de Festejos confirma que el punto de información situado junto a la caseta oficial de fiestas contará además con la presencia de un intérprete de lengua de signos al objeto de atender las necesidades de la población sorda. Igualmente se pone a disposición de las personas que lo precisen, los cinco vehículos eléctricos adquiridos en el año 2009 para permitir su desplazamiento por el recinto ferial. Además se señala desde Festejos que se ha reforzado el número de aseos y que se ha instalado a la entrada de las casetas unos ceniceros metálicos con tierra, para dejar las colillas.
Señaló el viceconsejero Francisco Díaz que buscan poder ofrecer el mayor confort posible y el máximo de servicios a los melillenses y visitantes. Por eso el punto de información junto a la caseta oficial contará con un intérprete de lengua de signos para atender a la población sorda.

Allí también los padres podrán conseguir los brazaletes que colocar a sus hijos, con su número de teléfono, por si se pierden. Asimismo, podrán hacerse con uno de los 15.200 abanicos adquiridos este año, que además de baratos, tienen un diseño más moderno y funcional.

Recordó Díaz que personas con discapacidad y mayores con escasa movilidad, podrán solicitar uno de los cinco vehículos eléctricos adquiridos en 2009. El objetivo es que puedan recorrer el recinto con total normalidad en motocicletas de tres ruedas de fácil manejo, en cuya compra se invirtieron unos siete mil euros. Además de los festejos patronales, estos vehículos se utilizan también en eventos de gran afluencia de público. Los motocarros se ubican junto al punto de información en plena entrada principal de la Plaza de San Lorenzo. Además llevan incorporado un dispositivo de seguimiento con GPS que permite su localización en cualquier momento.

Por otra parte, el viceconsejero indicó que este año se ha reforzado el número de aseos al objeto de atender al importante número de visitantes que acuden al recinto ferial a lo largo de los nueve días de feria. Se estudia también volver a dotar a los aseos, tanto a los móviles como a los de los dos edificios de piedra en ambos extremos de la plaza, de cambiadores de pañales para bebés.

Una novedad este año es que a iniciativa de Festejos, con el fin de contribuir a la imagen de limpieza del recinto, es que se van a instalar en la entrada de todas las casetas, unos ceniceros metálicos con tierra especial donde poder arrojar las colillas y evitar ensuciar las casetas. Lo que sí se mantiene en todo el recinto es el microclima, con sus canalizaciones aéreas, para distribuir el vapor de agua con el que refrescar el ambiente. También se mantienen los toldos a lo largo del paseo y los miles de farolillos que coronan la plaza central y que este año vuelven a tapizar el techo del lugar con los colores de la bandera nacional y la de Melilla.

Entre tanto, caseteros y feriantes apuran las últimas horas para levantar escenarios, colocar mesas y adornos, reforzar atracciones y comprobación de puntos de luz y agua. Pero sin lugar a dudas en estos días los protagonistas son los farolillos, los miles de farolillos de papel que visten los techos de las casetas y el paseo ferial.