www.melillahoy.es

La Cofradía del Humillado se prepara para la procesión por su 25 aniversario

El Martes Santo, día del acto de desagravio al Cristo Humillado
El Martes Santo, día del acto de desagravio al Cristo Humillado

Será mañana sábado a las nueve de la noche desde la Parroquia Castrense, tras la misa en la que se impondrá a Juan José Imbroda el título de cofrade de honor

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Este sábado comienzan las actividades programadas por la Cofradía del Humillado con ocasión de su veinticinco aniversario. Los días previos están siendo intensos en cuanto a los preparativos, al objeto de que la procesión de este sábado sea un éxito. Ya se ha comenzado a repartir las túnicas entre las personas que tomarán parte en esta salida procesional extraordinaria de la hermandad cofradiera más joven de la ciudad. El sábado, a las ocho de la tarde, se oficiará una misa en la parroquia Castrense donde se impondrá el título de cofrade de honor al presidente de la Ciudad, para posteriormente celebrar una salida procesional por las calles del centro.
La gran familia de la Cofradía del Humillado, desde el hermano Mayor Francisco Soler, hasta el último hermano, se encuentra inmersa y feliz en los preparativos de los actos por el 25 aniversario de la hermandad más joven de la ciudad. El tiempo apremia y es necesario que todo esté listo para que este cumpleaños pueda celebrarse con el realce que merece. En los locales que dispone la cofradía en la Plaza de Toros no se para ni un minuto para que el sábado no haya flecos que puedan deslucir la celebración. Hoy se espera terminar ya con la distribución de las túnicas que los penitentes, tanto los adultos como de la guardería, vestirán en la salida procesional extraordinaria del 25 aniversario.

Sábado
A las ocho de la tarde del sábado se inicia la conmemoración con el inicio de una ceremonia religiosa que se oficiará en la Parroquia Castrense. Al término de la misma, la Cofradía procederá al nombramiento de Cofrade de Honor al presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, título que se otorga como reconocimiento personal "por ser la cabeza visible de nuestra ciudad en general, y particularmente en representación de todos los melillenses que con su dedicación, esfuerzo y compromiso intervienen para facilitar la realización o acompañamiento a los actos que la cofradía realiza cada Semana Santa".

A las nueve de la noche se iniciará la salida procesional de los santos titulares de la hermandad desde el interior de la Parroquia Castrense de la Inmaculada Concepción de Melilla, sede de la Cofradía, donde a diferencia con la Estación de Penitencia de Semana Santa, no se proclamará un Acto de Desagravio, sino un Acto de Acción de Gracias, que efectuará el antiguo director espiritual, Miguel Ángel García Arteaga. Tras su proclamación, la procesión discurrirá por el mismo recorrido que efectúa el Martes Santo. Con carácter único y extraordinario, el acompañamiento musical lo efectuará la Banda de Música de la Comandancia General de Melilla.

Como acto final, el 15 de septiembre, la cofradía celebrará una Solemne Eucaristía de Acción de Gracias. Será a las 20,00 horas en la Iglesia Castrense, a la que están invitadas las principales autoridades de la Ciudad y del entorno católico de Melilla, en la que participará el Coro de la Banda Ciudad de Melilla.

Cofradía
La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Humillado y María Santísima de la Piedad, compuesta por unos 250 hermanos, fue la última en incorporarse a la Semana Santa melillense, después de que un grupo de militares del Acuartelamiento de Artillería 'Teniente Flomesta' decidiera ponerla en marcha en 1989. Al año siguiente, bendecida por el arzobispo castrense Monseñor Estepa, realizó su primer desfile con imágenes, obra del entonces Hermano Mayor de la Cofradía, Francisco Piernas.

Aún así, a pesar del esfuerzo del autor de las tallas, los materiales con las que se hicieron obligaron a la cofradía a renovarlas en 1999. Desde este año, la imagen de Nuestro Padre Jesús Humillado, obra de José Jiménez Guerrero, y la de María Santísima de la Piedad, de Diego Fernández Rodríguez, se convirtieron en los Sagrados Titulares que pasean cada Martes y Viernes Santos por las calles melillenses.