www.melillahoy.es

Fernando de Morán reconoce que el consulado de Nador es el que mayor volumen de visados gestiona

Reunión del cónsul con el presidente de la Ciudad (Foto: Guerrero)
Reunión del cónsul con el presidente de la Ciudad (Foto: Guerrero)

A lo largo de su carrera diplomática, el también hijo del que fuera ministro de Exteriores con el PSOE, ha ocupado siente destinos, los tres últimos como embajador en países africanos

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
El nuevo cónsul de España en Nador, Fernando de Morán Calvo-Sotelo, se reunió ayer con el delegado del Gobierno, Abdelmalik el Barkani y con el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, tras haber tomado posesión de su puesto hace diez días. Según dijo, "el puesto de cónsul general de España en Nador es un destino importante para nuestro país, que me fue ofrecido por el Ministerio y con muchísimo gusto lo he aceptado". Un ejemplo de su relevancia es que considera que, por el volumen de visados que gestiona para trasladarse a nuestro país, es el primero de los consulados que funcionan en territorio marroquí.
Sin lugar a dudas el tema migratorio será una de las cuestiones o problemáticas principales a las que deberá hacer frente Fernando de Morán Calvo-Sotelo en este nuevo cargo, pero afirmó que sin duda va a ser "un reto muy atractivo". No obstante manifestó que "las relaciones entre España y Marruecos son excelentes en estos momentos, la pasada visita de nuestro Rey y las continuas entrevistas entre ministros así la demuestran, y además la colaboración entre ambos países en el control de la inmigración irregular es muy satisfactoria para mi Gobierno".

En relación a los problemas del tránsito de personas por los puestos fronterizos, reconoció que poco puede hacer desde el consulado, máxime cuando "a nivel de relaciones políticas (España-Marruecos) es la embajada en Rabat la que tiene la competencia de los contactos. Yo tengo contactos con las autoridades locales, pero a nivel político es Rabat quien tiene estas competencias, pero las relaciones a todos los niveles son excelentes", reiteró.

Funcionamiento
Reconoció que por el momento no ha podido realizar un análisis exhaustivo del funcionamiento del consulado en estos diez días desde su toma de posesión, aunque sí que señaló que es una delegación con "un volumen altísimo de peticiones de visados de reagrupación, de estudios, de residencia y de viajes; creo que debemos ser el primero de Marruecos en ese orden de visados". El consulado cuenta con más de 30 funcionarios en activo "lo que demuestra la importancia de la oficina consular y el interés que el gobierno español da a este consulado". A la pregunta de si sería preciso ampliar la plantilla actual, afirmó "que siempre es necesario, pero estoy muy satisfecho con los colaboradores que tengo".

En cuanto a las relaciones de la oficina consular con las autoridades marroquíes de la zona, reiteró que "son excelentes". Indicó que ha tenido tiempo de conocer "al gobernador de Nador, con el que he mantenido una relación muy satisfactoria; y a todos los niveles de mi desempeño profesional las relaciones con las autoridades marroquíes han sido muy cordiales, muy satisfactorias y muy estrechas".

También fue preguntado el cónsul por un asunto que en su día provocó gran revuelo en la ciudad como fue el asesinato de dos jóvenes melillenses (Emin y Pisly) en Marruecos hace ahora un año y sobre las quejas de los padres que consideran que no han tenido por parte de las autoridades españolas todo el apoyo debido. Sobre este particular indicó que "por parte del Consulado se prestó en su momento toda la atención posible y ahora estamos a su disposición para todo lo que haga falta".

Fernando de Morán Calvo-Soleto afirmó, echando la vista atrás, que "todos los puestos diplomáticos y consulares son interesantes" y que desde que ingresó en la carrera diplomática son siete los puestos que ha ocupado en distintos países, los tres últimos como embajador de España en países africanos. "Estoy al servicio de mi país para trabajar por nuestros intereses". Sin duda, la influencia de su padre fue fundamental en su vida. No en vano Fernando Morán además de diplomático, fue ministro de Asuntos Exteriores con Felipe González. "Mi padre ha sido funcionario diplomático, ministro de Asuntos Exteriores, diputado y senador. Yo soy diplomático de carrera también, y compartimos la vocación por Marruecos y entre otras cosas la vocación por África y la importancia que esta tiene para nuestro país".

Imbroda
Por su parte el presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, explicaba ayer en la Cadena Ser que el Consulado en Nador "es el más importante de los que tiene España en el mundo por la actividad y el trabajo" que desarrolla. Del encuentro con el nuevo cónsul, indicó que departieron sobre "cómo vemos las relaciones con el Marruecos más próximo y que en mi discurso del Día de Melilla ya apuntaba que las relaciones con Marruecos nos interesa que sean excelentes, porque es un país socio y además somos aliados estratégicos en el Mediterráneo". También en su discurso reconocía, en esas relaciones la existencia de "algunos flecos", como la necesidad de despejar la zona neutral "para que haya más funcionalidad entre fronteras". De cara a una mayor fluidez, señaló que lo adecuado sería que Marruecos ejecutase obras en su parte de Beni-Enzar y, de cara al futuro, la posibilidad de la apertura de un nuevo paso.