www.melillahoy.es

La Consejería de Cultura y la Caixa, premiadas por Instituciones Penitenciarias

Foto de familia de los homenajeados junto a los responsables del centro penitenciario y autoridades (Foto: Guerrero)
Foto de familia de los homenajeados junto a los responsables del centro penitenciario y autoridades (Foto: Guerrero)

La Cofradía del Cautivo cumplió con la tradición de presentar la solicitud para que un interno pueda ser indultado y liberado en el transcurso de la salida procesional del Jueves Santo

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
El acto institucional por la celebración de la patrona de Instituciones Penitenciarias, la Virgen de la Merced, se desarrolló en Restaurante El Trébol de la Hípica donde se hizo entrega de las placas y medallas al mérito penitenciario, distinciones que este año incluyeron tanto a la Consejería de Cultural como a la Caixa, por su colaboración, amén de a funcionarios de la institución y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En el acto además la Cofradía del Cautivo presentó la solicitud para que en Semana Santa se pueda liberar al que será ya el preso número 15.
El cierre de la programación de actividades con ocasión de la patrona de Instituciones Penitenciarias, la Virgen de la Merced, se inició ayer con una misa de acción de gracias en la Parroquia de la Purísima Concepción. Acto seguido se desarrolló el acto institucional, que por primera vez se celebró en el restaurante El Trébol de la Hípica.

Balance
El primero en tomar la palabra fue el director del centro penitenciario, Francisco Rebollo, que dejó patente que era "un honor" ocupar la responsabilidad del centro y de contar con una plantilla de profesionales que contribuyen con su esfuerzo al objetivo de ayudar a que durante su tiempo de internamiento, el reo pueda recuperarse para su posterior reinserción en la sociedad. Manifestó que tal como defiende Jean Paul Sartre, "el hombre está condenado a ser libre", de ahí que la labor de la institución sea la de "aportar las herramientas" para recuperar ese estado reincorporándose a la sociedad cumpliendo la máxima del respeto a los demás. Es decir, "tenemos la misión de enseñarles a ser libres", intentando que el agresor o delincuente "pase de ser un enemigo a constructor de la sociedad". Reconoció que la tarea no es fácil, y por ello es fundamental la implicación del personal de la institución, como de las ongs colaboradoras y otras administraciones, para el desarrollo de acciones como programas terapéuticos (drogadicción, violencia, enfermedades mentales), o de formación (alfabetización, fontanería, carpintería, orientación laboral, etc.). La idea es que aprovechen el tiempo en cuestiones que les serán de utilidad cuando vuelvan a casa.

Manifestó Francisco Rebollo que en este proceso de recuperación del interno es fundamental la implicación de la sociedad en su conjunto, de ahí los reconocimientos que a modo de agradecimiento se entregaron en el acto de ayer a distintas entidades y personas colaboradoras con Instituciones Penitenciarias. A todos ellos agradeció su implicación.

Condecoraciones
Acto seguido se procedió a la imposición de distinciones. Así, se entregó la medalla de plata al mérito social penitenciario al funcionario Domingo Barranquero y la de plata a Alberto Valdivia. Las menciones honoríficas recayeron en José Enrique Gutiérrez, Juan Carlos González, y José Antonio Ledesma. En el apartado a las instituciones colaboradoras, la medalla de plata al mérito social penitenciario se concedió a la Asociación Melillense de Estudios Penitenciarios que preside el juez de Vigilancia Penitenciaria, Juan Rafael Benítez Yébenes. Asimismo, por su "alto sentido del deber", se entregó la medalla de plata al mérito social penitenciario, al comandante de la Guardia Civil, Arturo Ortega. Igualmente, por "su implicación y colaboración", se concedió la placa de reconocimiento a la Consejería de Cultura de la Ciudad Autónoma; distinción que también recibió, por su apuesta por los cursos de formación, la obra social la Caixa; así como Laarbi Mimún.

Cofradía
Como viene ocurriendo desde hace ya quince años, la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo de Medinaceli y María Santísima del Rocío de Melilla, de manos de su gestor delegado, Gregorio Castillo, solicitó formalmente la incoación del expediente por el que se hará efectivo el adelantamiento del tercer grado a uno de los reclusos de la cárcel melillense y que será liberado en la estación de penitencia de la mencionada hermandad el próximo Jueves Santo, 2 de abril de 2015.

Castillo agradeció a todas las personas e instituciones que hacen posible la celebración de este acto de liberación, entre ellos al juez de Vigilancia Penitenciaria o a los componentes del Voluntariado Cristiano de Prisiones, pero sobre todo tuvo un emotivo recuerdo a todos los "liberados", ya que gracias a "su buen comportamiento" se puede repetir este ritual año tras año. Indicó que todos ellos, hasta ahora, no han recaído, lo que demuestra su reintegración positiva en la sociedad. Por último, Castillo agradeció a la Ciudad Autónoma, al juez de Vigilancia Penitenciara, al Centro Penitenciario y a cuantas entidades y particulares "nos ayudan en nuestra difícil labor de tutela del liberado, demostrando la grandeza y solidaridad de los melillenses".

El encargado de cerrar el acto fue el director provincial de Educación, José Manuel Calzado, que en nombre del delegado del Gobierno, Abdelmalik el Barkani, felicitó a todos que celebraron ayer la festividad de la patrona de instituciones penitenciarias "por el magnífico y eficaz trabajo que desarrollan".
La ceremonia religiosa, en la Purísima Concepción, la ofició el vicario episcopal (Foto: Guerrero)
La ceremonia religiosa, en la Purísima Concepción, la ofició el vicario episcopal (Foto: Guerrero)