www.melillahoy.es

Melilla, en el mismo rango que otras ciudades mediterráneas en problemas de colesterol

Los doctores Karim Ghazi y Carlos Martínez (Foto: Guerrero)
Los doctores Karim Ghazi y Carlos Martínez (Foto: Guerrero)

Las nuevas guías clínicas sobre la hipercolesterolemia aconsejan también evaluar el riesgo cardiovascular derivado del colesterol y actuar en consecuencia

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Los problemas de colesterol en la población melillenses son los mismos que se pueden registrar en cualquier otra ciudad española del Mediterráneo, según señaló ayer el médico residente Carlos Martínez en la ponencia que ofreció en las jornadas neurológicas que se celebran en el Hospital Comarcal. Según dijo, las nuevas guías clínicas señalan que sin olvidar los niveles de colesterol, se aconseja también evaluar el riesgo cardiovascular del paciente a la hora de prescribir la medicación. Ayer también intervino la doctora Emma Navarro que habló de los nuevos anticoagulantes orales, afirmando que el futuro de estos es el de coexistir con los tradicionales como el conocido Sintrom.
El doctor Karim Ghazi, coordinador de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria, agradeció ayer al comité organizador de las jornadas neurológicas por permitir, tal como ocurre también en las cardiovasculares, que los médicos residentes puedan participar de forma activa con la exposición de conferencias de diferente temática. En esta ocasión han intervenido el doctor Carlos Martínez, que habló sobre las nuevas indicaciones en los tratamientos de dislipemia e hipercolesterolemia, y la doctora Emma Navarro que se centró en los nuevos anticoagulantes orales.

Colesterol
El doctor Carlos Martínez señaló que en su intervención expuso lo recogido en los últimos estudios y guías clínicas que se han editado, principalmente en Estados Unidos y Reino Unido sobre la dislipemia o hipercolesterolemia. Lo más novedoso en este campo es que, sin olvidar los niveles de colesterol en el paciente a la hora de fijar la medicación, se aconseja evaluar el riesgo cardiovascular derivado del colesterol y actuar en consecuencia. El motivo está en que el riesgo cardiovascular está ligado a problemas como la diabetes, la hipertensión, la edad, el tabaco, el alcohol y el colesterol.

Manifestó el profesional que en Melilla, aunque no existen estudios al efecto, sí que se estima que los casos de hipercolesterolemia son similares a los de otras regiones españolas, en especial mediterráneas. En cuanto a que los pacientes sigan o no las recomendaciones de los médicos sobre llevar una alimentación equilibrada y practicar ejercicio para bajar el colesterol, indicó que algunos las siguen y otros no, pero que lo ideal sería que las cumplieran sin esperar a que se produzca alguna complicación médica para intentar entonces ponerle remedio.

Añadió por su parte el doctor Karim Ghazi, que sí se han realizado un par de estudios por parte de la Sociedad Española de Cardiología en los que se apunta que la crisis económica sí que está influyendo en el cumplimiento terapéutico por parte de los pacientes, en el sentido de que hay quienes no cuentan con los ingresos necesarios para poder comprar las pastillas contra el colesterol. A la espera de datos oficiales que respalden estas conclusiones a nivel nacional, sí que reconoció que en Melilla se ha pasado del paciente que "pedía lo mejor", en cuanto a solicitar la prescripción del medicamento más caro del mercado, al que ahora, dado que hay que hacer "una pequeña aportación económica, pida el más barato".

Anticoagulantes
Por su parte la doctora Emma Navarro habló en las jornadas sobre los nuevos anticoagulantes orales. Afirmó que la fibrilación auricular y la cardiopatía isquémica son las arritmias más prevalente en España y que su diagnóstico es sencillo. Lo complicado viene en la administración de los anticoagulantes para evitar sangrados, hemorragias e incluso los infartos cerebrales o ictus.

Explicó que hasta hace poco el tratamiento para prevenir estos eventos eran los anticoagulantes convencionales como el Sintrom y la warfarina, "con una prevención de eventos cardiovasculares de hasta el 70%, una cifra bastante buena, aunque siempre se aspira a más". Pero a pesar de haber sido "un buen pilar para la prevención, tienen limitaciones, como la necesidad de monitorizar al paciente cada equis tiempo por si está había riesgo de sangrado o hemorragias", manifestó.

Hace ocho años surgen los nuevos anticoagulantes oraciones o de acción directa, como el Edoxaban "que son más cómodos, eficaces y seguros, con un coste-beneficio importante". Pero el Ministerio no quiere generalizar su administración por el momento, sino sólo a un grupo de pacientes con determinadas características. La prescripción además la realiza el especialista. Aclaró que el futuro de estos nuevos anticoagulantes no es el de sustituir a los existentes, sino la coexistencia.