www.melillahoy.es

ASOME aplaudiría que la lengua de signos se enseñara en los colegios

La lectura del manifiesto se realizó en el hall del Palacio de la Asamblea (Foto: Guerrero)
La lectura del manifiesto se realizó en el hall del Palacio de la Asamblea (Foto: Guerrero)

Ayer se dio lectura al manifiesto por el Día de las Personas Sordas y se celebraron unas jornadas en el campus con las que sensibilizar a la sociedad sobre la realidad de este colectivo

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
El presidente de la Asociación de Sordos de Melilla (Asome), Joaquín Utrera, explicó que con las Primeras Jornadas de la Comunidad Sorda que se desarrollaron ayer en el campus universitario, lo que se buscaba era sensibilizar a la sociedad sobre la realidad que viven a diario las personas sordas, al objeto de contribuir entre todos a la eliminación de todas las barreras que impiden la integración de este importante colectivo de ciudadanos. Desde este punto de vista, Joaquín Utrera considera que se daría un paso muy importante hacia este fin de la integración, si la lengua de signo se enseñara en los colegios a toda la comunidad educativa.
La lluvia obligó a trasladar a ayer lunes y en el hall del Palacio de la Asamblea el acto reivindicativo del Día Mundial de las Personas Sordas. En este marco, una integrante de ASOME, arropada por compañeros, personas sordas y oyentes, y autoridades, dio lectura al manifiesto de esta jornada en el que se dejaba patente que las personas sordas no quieren ser marginados, sino integrarse en la sociedad, de ahí la necesidad de eliminar todas las barreras que lo impiden, en especial las de la comunicación, potenciando no sólo la presencia de intérpretes en la administración (educación, sanidad, etc.), sino también su derecho a la información y la comunicación, para lo que exigen voluntad política.

Al término del acto, en nombre de la Ciudad Autónoma, la consejera Mª Antonia Garbín señaló que existe una estrecha colaboración con Asome. No en vano este año ha recibido una subvención de 30.000 euros para el desarrollo de sus actividades. Afirmó que la Ciudad apuesta por esta línea de colaboración, potenciando las acciones de la entidad y aportando su grano de arena en la promoción e integración de las personas sordas en la sociedad. Ejemplo de ello es que TVM emite un informativo semanal en signos, y que existen intérpretes en la administración que acuden allí donde se les requiere, para ayudar a las personas sordas en sus gestiones ante la administración.

Jornadas
Ayer también se desarrollaron, pero en el campus, las Primeras Jornadas de la Comunidad Sorda organizada por Asome y en colaboración con Cicode e Imserso. El objetivo, según Joaquín Utrera, presidente de Asome, contribuir a sensibilizar a la sociedad sobre la comunidad sorda, sus problemas cotidianos y reivindicaciones. Afirmó Utrera que en estos momentos la principal reivindicación es la necesidad de poder comunicarse y de informarse de lo que ocurre a su alrededor y en el mundo. Por eso piden que se subtitulen los programas de televisión y que haya intérpretes de lengua de signo allí donde sea necesario, por ejemplo en los centros docentes.

Señaló el presidente de Asome que aunque "ahora ha cambiado la situación", lo cierto es que durante mucho tiempo las personas sordas se han sentido aisladas. "Ahora hay más integración. Antes se las veía como aisladas, pero ahora la legua de signos ha evolucionado" y ha sido reconocida como lengua oficial. "Además se hacen campañas de sensibilización para fomentarlo y para mejorar la calidad de vida de las personas sordas".

Utrera se declara partidario de que la lengua de signos se ensañe en los colegios como una asignatura más. "Sería algo bueno porque se favorecería la integración de las personas, al tiempo que los oyentes desde pequeño, lo verían como algo normalizado aprender la lengua de signos y podrían comunicarse con sus compañeros sordos que ya no se sentiría aislado". No obstante, "hay que sensibilizar a la sociedad, empezando con los niños, para que haya una mayor colaboración entre todos".

En estos momentos existe una carencia de intérpretes de lengua de signos. La asociación cuenta con dos y una coordinadora, pero para ello dependen siempre de las subvenciones de Bienestar Social y de la confederación estatal. Ellos, con este personal ofrecen clases de refuerzo educativo por las tardes y también permiten que los socios puedan disponer de este servicio cuando acuden al médico o a realizar gestiones con la administración.