www.melillahoy.es

Su autor Carlos Baeza, mostrará parte de su obra, en esta excepcional ocasión, en el prestigioso Instituto Cervantes

Et in Arcadia Ego
Et in Arcadia Ego

“La Ciudad de las Cúpulas”, el Modernismo elevado a la máxima expresión pictórica

Mi intención no es la de captar la realidad del instante con precisión fotográfica, sino buscar el "alma" del paisaje o el objeto para hacerlo inmortal

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Carlos Baeza, el pintor de Melilla y un maestro de la bonhomía
Carlos Baeza, el pintor de Melilla y un maestro de la bonhomía
Si a un altísimo nivel intelectual, racionalidad de conceptos, innata sensibilidad artística y depurada técnica, unimos un trato exquisito, una sencillez propia de los “grandes” y una humanidad que se desborda, el resultado es Carlos Baeza Torres, un maestro de la bonhomía. No deja de ser un privilegio para Melilla que una selección de su obra nos represente en un importante evento promocional como es “Universo Melilla”, la muestra que colgará en las paredes del Instituto Cervantes del 23 de octubre al 9 de noviembre.
  • Imaginamos que la técnica se aprende pero, ¿es necesario algún germen artístico?, o dicho de forma sencilla, ¿el pintor nace o se hace?
  • Con las habilidades se nace.Y ,más tarde,la técnica y el trabajo continuo las perfecciona. En todos los ámbitos profesionales ocurre algo parecido. El músico, el futbolista, el científico, la soprano o un médico nace con una predisposición que se convierte con los años en vocación. El artista lleva en el código genético unas aptitudes innatas que,en muchos casos,se heredan. La formación y la pasión hacen el resto.
  • En su caso, ¿en qué momento fue consciente de que su vida iba a transcurrir por las sendas del arte?
  • Desde muy pequeño.Ya en el colegio llamaba la atención de mis profesoras y compañeros. Yo era el encargado de "decorar" la pizarra y participaba con cierto éxito en los concursos escolares. De manera que siempre tuve claro que iba a estudiar Bellas Artes. Aunque también me sentí atraído por la Arquitectura. En el sentido de "arte total". Una disciplina que coordina arte y técnica.

Finalmente pudo la sensatez y la prudencia, claro. Y elegí el viejo "oficio de Apeles". Entre otras razones, porque era lo que mejor sabía hacer.
  • La extravagancia o la genialidad ¿suelen ser con frecuencia compañeros de viaje de los artistas?
  • En mi opinión la extravagancia es más una postura que una actitud inherente al artista. Las estridencias en el arte esconden, casi siempre, multitud de carencias. Los genios no necesitan de ese tipo de "parafernalias". El artista debe ser modesto.Y discreto también. Pero claro,en este mundo frívolo que vivimos, la fama requiere, como los niños caprichosos, de llamadas de atención para promocionarse o, simplemente, darse a conocer.
  • Y el inconformismo, ¿está en cierta forma ligado al colectivo?
  • Los artistas siempre hemos resultado incómodos para el sistema. El arte ha servido a lo largo de la historia para cambiar el pensamiento. En ese sentido, ha sido un motor de progreso. Pero ahora me interesa más el papel evocador del arte. Para crear otras realidades más poéticas. No me considero conformista, en el sentido laxo del término, pero sí un "pacifista" de la expresión. Con la madurez te vuelves excéptico.
  • ¿Ayudan los grandes movimientos artísticos a comprender, en parte, la historia de un país?
  • Los historiadores han reconstruido la historia a partir de los múltiples vestigios artísticos que han llegado hasta nuestros días. A través de la pintura conocemos las costumbres de otras épocas y el arte fue utilizado,de hecho, por el poder imperante como símbolo de representación. Pero desde que la pintura se despoja de su función testimonial para "expresar" y no "representar" es cuando el artista puede trabajar con libertad creativa. Aún así, determinadas manifestaciones artísticas son testimonio válido de la época que les ha tocado vivir.
  • ¿Hasta que punto es determinante en el proceso creativo la denominada inspiración?
  • El tópico picassiano de que la inspiración te debe pillar trabajando o la célebre frase de Thomas Alba Edison de que "el genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de transpiración" hablan de la escasa relevancia del azar o del "soplo de las musas" como factor determinante del acto creativo. El arte es un estado de ánimo, una predisposición y una actitud perseverante ante la vida. Estoy convencido de que solo el trabajo continuado puede provocar esa "accidente"genial.
  • Centrándonos en su obra. ¿Qué períodos ha atravesado a lo largo de su trayectoria?
  • Todos evolucionamos. Y los artistas, para bien del público, cambiamos frecuentemente de registro. En mis obras de adolescencia pretendía incitar conciencias con obras de un erotismo explícito y provocador. El poeta y amigo, Miguel Fernández, me definió entonces como un "pintor de asedios". Mis dibujos eran una forma de expresión cargada de simbología. Con la vehemencia propia de la edad estaba más preocupado de contar que de transmitir sensaciones. Pero,a lo largo de mi trayectoria artística de más de 35 años ha habido siempre temas recurrentes. Como el estudio de la anatomía humana a través de numerosos desnudos. Siempre buscando su expresividad. Estudiando la Belleza en la "orografía" carnal del cuerpo humano. O las obras inspiradas en temas étnicos propios del entorno inmediato, paisajes "neocubistas" de kashbas, morabos y mezquitas.

Paralelamente iba ganando terreno un tema que es el que hoy da nombre a esta exposición que presentamos en Madrid: "La Ciudad de las Cúpulas".
  • ¿Se considera un pintor realista?
  • La misión del artista es describirlo todo: lo visible y lo invisible. En ese sentido sí me considero un pintor realista que quiere ir más allá de lo meramente objetivo.

Las corrientes realistas buscan, en la mayoría de los casos, el mérito en la ejecución y el halago fácil. Puro efectismo. Pese a que mis obras están llenas de pequeños detalles y están realizadas con minuciosidad, mi intención no es la de captar la realidad del instante con precisión fotográfica, sino que buscan el "alma" del paisaje" o el objeto para hacerlo inmortal. Es una forma de poseer o aprehender la realidad para luego evocar sensaciones en el espectador. Mi realidad es atemporal.Una especie de idealización, como pintada desde el recuerdo.
  • Nunca se ha prodigado en los medios de comunicación ni en maniobras promocionales, a pesar de que su valía está más que reconocida y no sólo en la ciudad. ¿Cuál es el motivo?
  • Desde que terminé los estudios en la Facultad de Bellas Artes de Madrid y volví a Melilla decidí voluntariamente no exponer.¿Pudor, "miedo escénico", falta de confianza, discreción...?. Nunca me atrajeron demasiado los actos públicos, pues en el acto de mostrar tu obra al público hay una cierta dosis de exhibicionismo.

Así que aprobé las oposiciones y me dediqué a mis labores como profesor de dibujo. Durante estos años nunca he dejado de pintar y dibujar. Este trabajo me ha dado la estabilidad y el tiempo necesarios para crear con total libertad. Al margen de modas y condicionantes mercantilistas dictados por las galerías, la crítica o por el propio gremio. En cierto modo, fue como convertirme en mi propio "mecenas".

Ahora me siento satisfecho de poder elegir las obras de entre toda mi producción para llevarlas a Madrid y contribuir a la difusión y promoción de nuestra ciudad en el exterior.
  • ¿Qué es la Ciudad de las Cúpulas?

Uf....interesante pregunta. La Ciudad de las Cúpulas es el escenario que tiene sus raíces plantadas en mi memoria. Y puesto que todos pertenecemos a ese lugar donde alguna vez nos enamoramos,cuando decidí trasladar al papel o al lienzo el discreto encanto de esta ciudad africana, lo hice convencido de su singular belleza. La Ciudad de las Cúpulas es, en cierto modo, la idealización de una ciudad imaginada que empieza y termina en nosotros. Una ciudad soñada, recreada al dictado de la memoria y los recuerdos. Algo difícil de precisar.

El título se remonta a mis años de estudiante en Madrid. Cuando con mi gran amigo Enrique sublimábamos los rincones comunes de nuestra infancia desde la ausencia y la distancia. Comenzamos a referirnos a Melilla como "la de las cúpulas redondeadas y los esbeltos minaretes enmarcados de palmeras, la de los barrios musulmanes perfumados de té a la menta....". La Ciudad de las Cúpulas y las Mezquitas pasó a ser una ciudad "sublimada" a base de recuerdos, a la medida de nuestros deseos.

Recientemente tuve que elegir un nombre para mi blog y para mi página de Facebook donde está catalogada y comentada la casi totalidad de mi obra y me pareció un bello "dominio" que, además,no estaba registrado. Estoy sorprendido de la aceptación no sólo local, sino mundial, que está teniendo y de los numerosos amigos que estoy haciendo entre sus más de 3.000 seguidores.
  • Ahora se enfrenta a un importante reto en Madrid. ¿Cómo se gestionó el importante evento y qué supone haber sido elegido para representar a su ciudad en este proyecto promocional?
  • Efectivamente, el próximo 23 de octubre se va a cumplir el sueño para cualquier artista. La exposición en el Instituto Cervantes de Madrid será la culminación de una tarea artística desarrollada a lo largo de casi 35 años. Todo un reto.

Cuando siendo estudiante,en plena "movida madrileña", paseaba por sus calles y peregrinaba por sus galerías, aquel adolescente soñaba exponer algún día en la capital de España. Pasado el tiempo,y cuando prácticamente había perdido todas las esperanzas, me encuentro con la oportunidad de mi vida.

Ahora me invade el vértigo que supone ver reunida gran parte de mis obras en una sola exposición. Será un bonito reencuentro con muchas de ellas y sé que me invadirá la emoción contemplarlas en tan imponente escenario y en un evento tan importante como la exposición "Universo Melilla" en el Instituto Cervantes de Madrid.

Aprovecho para agradecer a la Ciudad Autónoma de Melilla y, muy especialmente, a la directora del Instituto de las Culturas, Fadela Mohatar, por haber elegido mi obra para representar el rico patrimonio arquitectónico modernista de la ciudad y difundir, a través de mis paisajes urbanos, su imagen en el exterior. Lo cual me enorgullece como artista y melillense.
  • ¿Dónde y hasta cuándo pueden disfrutar de la muestra los melillenses que acudan a Madrid?
  • El lugar elegido es uno de los edificios históricos más representativos de la arquitectura madrileña. La antigua sede del Banco Español del Río de la Plata, más tarde del Banco Central Hispano, es conocido también como el "Edificio de las Cariátides". Actualmente es la sede principal del Instituto Cervantes de Madrid en la calle Alcalá en la confluencia con la Gran Vía. Esta institución cultural que depende del Ministerio de Asuntos Exteriores posee una magnífica sala de exposiciones que albergará la muestra "Universo Melilla", organizada por la Ciudad Autónoma de Melilla. "La Ciudad de las Cúpulas" constituye uno de los tres espacios expositivos que dará a conocer el rico patrimonio intercultural, histórico y arquitectónico de la ciudad en el exterior. Desde aquí quiero animar a todos los melillenses que se encuentren en Madrid, desde el 23 de octubre al 9 de noviembre, para que pasen a verla e inviten a familiares y amigos residentes en la capital para conocer mejor otros aspectos de Melilla más amables e interesantes, culturalmente hablando, que por los que habitualmente es actualidad en los medios de comunicación.