www.melillahoy.es

Cruz Roja espera superar los dos mil euros de recaudación para mantener los desayunos solidarios

Postulantas y voluntarios de Cruz Roja en el Día de la Banderita (Foto: Guerrero)
Postulantas y voluntarios de Cruz Roja en el Día de la Banderita (Foto: Guerrero)

El Gobierno de la Ciudad Autónoma reconoce la labor de la organización y anuncia que mantendrá la convocatoria anual de subvenciones nominativas

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
La Asamblea provincial de Cruz Roja en Melilla espera que la recaudación del Día de la Banderita de este año, que se celebró ayer, sea superior a los dos mil euros del pasado año, al objeto de ponder mantener tanto el programa que permite a 250 escolares poder desayunar, así como la adquisición de material escolar para niños de familias sin recursos. Ayer se instalaron varias mesas petitorias y un equipo de voluntarias y postulantes recorrieron las calles del centro de la ciudad.
Julio Caro, presidente de Cruz Roja Melilla, señaló que "el Día de la Banderita es una fecha de extraordinaria importancia" para la organización porque les permite recaudar "fondos mediante la solidaridad de los ciudadanos para poder atender a personas que están atravesando por momentos difíciles debido a la crisis económica y el desempleo. Es el día en que la solidaridad sale a la calle y la hacemos entre todos", dijo.

Destino del dinero
Este año, la recaudación que se consiga, tanto en Melilla como en el resto del territorio nacional, irá destinada a los más pequeños mediante los proyectos de Promoción del Éxito Escolar, con el fin de cubrir dos necesidades básicas de los alumnos, como son: la posibilidad de contar con el material escolar adecuado para un exitoso desarrollo educativo, y el reparto de los "desayunos solidarios" que pretende, por un lado cubrir una necesidad alimenticia de muchos niños de la ciudad que aucdían al colegio sin desayunar en sus casas y sin tomar alimentos hasta la hora del almuerzo, y por otro, disminuir las diferencias que se pueden producir debidas a la falta de recursos económicos de muchas familias.

De hecho durante el pasado curso escolar 180 niños de la ciudad pudieron acudir a clase con el material necesario gracias al esfuerzo de los ciudadanos, socios y colaboradores de Cruz Roja, y 280 menores se beneficiaron del proyecto de desayunos solidarios. Este año, "a pesar de las dificultades presupuestarias existentes, pretendemos atender a un número similar de niños de la ciudad". El número podría ser mayor pero afirmó que no cuentan con fondos para ello. Aseguró que esta intervención de ayuda a los pequeños más necesitados sería imposible "sin el buen hacer de voluntarios y técnicos de la Institución y sin la colaboración económica de los socios, y que se suma a la continuidad de proyectos de atención a colectivos vulnerables como víctimas de violencia de género, personas mayores, drogodependientes o inmigrantes".

Además recordó que en unos días esperan continuarán con el reparto de los alimentos excedentes de la Unión Europea y del que se beneficiarán "5.769 melillenses, que van a recibir más de 75.000 kilos de alimentos". Agradeció los donativos que a lo largo de la jornada de ayer se recogieron tanto en las mesas petitorias como a través de la ayuda del equipo de postulantas integrado por voluntarias de la organización y seis alumas del Colegio Velázquez. La recaudación "nos van a permitir estar, ahora más que nunca, cada vez más cerca de las personas".

Tanto Julio Caro como Enrique Roldán, director de Voluntariado de Intervención Social de la Cruz Roja en Melilla, reiteraron que con lo que se consiga en este día de cuestación se destinará tanto a la compra de material escolar para niños de familias sin recursos, como al programa del desayuno solidario del que se beneficiarán este año unos 250 escolares. La organización confía en poder continuar facilitando esta ayuda del desayuno solidario tanto en el segundo como en el tercer trimestre del curso escolar, porque el gasto es imporante.

El año pasado se recaudaron tan sólo dos mil euros en el Día de la Banderita, una cifra "lamentable" para una ciudad como Melilla con sus muchas carencias y necesidades. Esto obligó a Cruz Roja a tener que recurrir a fondos propios para sostener el programa. Espera que este año la cantidad sea superior, porque posibilitará el que se pueda atender a más familais sin recursos.

Apoyos
El presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, fue uno de los melillenses que se acercaron a realizar su donación. Afirmó que es preciso estar al lado de organizaciones como la de Cruz Roja "que hacen una labor solidaria con mayúscula, porque llegan a los segmentos más débiles de la población a los que no alcanza la administración". Dijo que es necesario apoyarles tanto como gestos como el de ayer, como con ayuda económica, ya sea con donaciones o con subvenciones públicas como promueve la Ciudad Autónoma. Imbroda aprovechó la ocasión para felicitar al voluntariado de la entidad humanitaria "por la labor impalable que realizan". Añadió que el Gobierno local seguirá colaborando con organizaciones como Cruz Roja y de cara a los presupuestos de 2015, dijo que no sólo se mantendrá el programa de subvenciones nominativas a ongs, sino que se incorporarán más organizaciones y se aumentará el presupuesto.

Por último el delegado del Gobierno, Abdelmalik el Barkani, también alabó de Cruz Roja la "magnífica labor de solidaridad a la que nos tienen acostumbrados", por lo que mostró su deseo porque los melillenses en el Día de la Banderita "emostremos nuestra solidaridad y podamos contribuir para que ellos puedan mejorar las distintas iniciativas que llevan a cabo en asuntos de carácter humanitario".