www.melillahoy.es

Los sindicatos de sanidad exigen un hospital de campaña o un trailer biomédico frente al Ébola

La pancarta “Todos somos Teresa” presidió la concentración (Foto: Guerrero)
La pancarta “Todos somos Teresa” presidió la concentración (Foto: Guerrero)

Denuncian que el Comarcal nunca podría llegar aun nivel biosanitarios 4 que se requiere, al tiempo que exigen una mayor y mejor formación del personal sanitario

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:35h
Bajo el grito de "Todos somos Teresa" los sindicatos de sanidad de la ciudad se concentración ayer a las puertas del Hospital Comarcal al objeto de mostrar su apoyo a la enfermera contagiada con Ébola en Madrid y al mismo tiempo para reivindicar en Melilla que se habilite o un hospital de campaña o un trailer con bionivel sanitario 4. Lo que tienen claro es que el Comarcal, donde se ha acondicionad una habitación de Medicina Interna, nunca podría llegar al nivel de control que requiere el virus. Exigen mayores medidas de seguridad, una mejor formación y acusan a la administración de haber actuado tarde. No se descartan nuevas protestas.
La presidenta del sindicato CSIF, Mª Carmen Sánchez-Rando manifestó que el personal sanitario y los sindicatos del área salieron ayer a la calle para denunciar que las medidas que se han aprobado para el Hospital Comarcal de cara a un posible contagio de Ébola en Melilla "son deficitarias". Denunció que no ha sido hasta que se confirmó el contagio de una profesional en Madrid cuando la administración ha comenzado a tomar cartas en el asunto.

No al Comarcal
Pero indicó que los sindicatos se oponen a que se acondicione o habilite una habitación en la planta de Medicina Interna para un posible contagio, porque en ningún caso se llegaría al bionivel sanitario 4 que sería necesario. Apostilló que la demanda de los sindicatos pasa por la habilitación de un hospital de campaña fuera del Comarcal donde poder atender a los posibles casos, y también porque se lleven a cabo simulacros que contribuyan a la formación del personal.

Manifestó Sánchez-Rando que no es una cuestión baladí las exigencias de los sindicatos pidiendo mayores y mejores medidas de seguridad porque "en Melilla estamos aislados, no tenemos otro hospital donde llevar los enfermos, así que por favor que no conviertan esto en una campaña política, sino que pongan los medios para que Melilla esté protegida".

Además aseguró que la formación que ha recibido el personal sanitario para responder a esta crisis sanitaria "ha sido escasa, apenas un cursillo de un día de duración sobre cómo quitarse el traje de aislamiento y con la recomendación de que ellos solos ensayaran". Afirmó que el personal sanitario "no se siente preparado para tratar esta enfermedad", por lo que exigen los medios necesarios para responder a la enfermedad y dijo que además de la formación sanitaria, deberían recibir el necesario apoyo para que puedan estar preparados psicológicamente para enfrentarse al Ébola.

Carlos García, del sindicato SATSE, añadió que si el Hospital Carlos III, que es un centro de referencia para cuestiones sanitarias, "no ha podido evitar un contagio, un hospital comarcal como el nuestro no es un lugar adecuado para tener un paciente sospechoso". No comparten que se habilite una sola habitación junto al resto de pacientes, por lo que "no vamos a parar hasta que se ubique otra localización como un hospital de campaña que esté preparado para acoger casos de Ébola". Además dijo que es necesario que se cree un comité de crisis en el que los sindicatos estén presentes.

Negó las acusaciones de alarmistas que han recibido, porque el Ébola ha costado la vida ya a cuatro mil personas. "No somos alarmistas, somos realistas".

Médicos
Por su parte Jesús Delgado Aboy, presidente del Colegio de Médicos y del Sindicato Médico, señaló que desde marzo, cuando surgió el contagio en África, solicitó a la administración que se adoptaran medidas para estar preparados, aportando recursos económicos y humanos para que "en un momento puntual pudiéramos tener todos los medios a nuestro alcance" pero señala que no se le hizo caso y fue víctima de críticas.

Una vez que se ha confirmado un primer caso en nuestro país, "se intentan cumplir rápidamente con lo que establecen los protocolos". Aboy quiso lanzar un mensaje a los melillenses en el sentido de que "pueden estar tranquilos porque los sanitarios estamos dispuestos a hacer todo lo que se pueda, y por eso estamos aquí, para pedir más recursos y un habitáculo mínimo que pueda tener el nivel 4 de aislamiento". Dijo que le hubiera gustado que la administración hubiese atendido sus peticiones antes.

Afirmó que la exigencia principal es lograr que Melilla cuente con un espacio de nivel 4 de aislamiento biológico y que la Guardia Civil y el Ejército son los únicos que están preparados para ello, porque disponen de trailers biosanitarios acondicionados que "podrían llegar a la ciudad en 8 horas". Esta podría ser una de las salidas y la otra, la creación de un hospital de campaña separado del Comarcal. "¿Qué cuesta dinero y trabajo?, sí, pero hay que tomar medidas oportunas para que la población se sienta segura".

Afirmó que en nuestro país existen establecimientos sanitarios preparados para responder perfectamente a esta enfermedad, pero "no se puede acondicionar un hospital comarcal, porque por muchas cosas que se pongan, nunca podremos llegar a un nivel 1 y muchos menos a un 4", apostilló.