www.melillahoy.es

Mariángeles Gras asume también el cargo de viceconsejera de Sanidad y Consumo

Momento del juramento de la ya viceconsejera de Sanidad y Consumo y Administraciones Públicas (Foto: Guerrero)
Momento del juramento de la ya viceconsejera de Sanidad y Consumo y Administraciones Públicas (Foto: Guerrero)

Simultaneará su trabajo en Administraciones Públicas y con su incorporación se quiere reforzar la colaboración con el Estado en cuestiones de índole sanitaria como el Ébola

miércoles 29 de octubre de 2014, 20:20h
La viceconsejera de Administraciones Públicas, Mariángeles Gras juró ayer como nueva responsable de la Viceconsejería de Sanidad y Consumo, puesto que quedó vacante tras la pasada corporación y cuyas funciones asumía la consejera de Bienestar Social, Mª Antonia Garbín. Con la incorporación de Gras, profesional de la sanidad, a esta nueva área el Gobierno de la Ciudad busca potenciar sus acciones en este campo y al mismo tiempo responder a los nuevos compromisos en temas como la crisis del Ébola. El lunes se realizará al traspaso de competencias a la nueva viceconsejera que agradece la confianza que el presidente Imbroda deposita en su persona.
El presidente Imbroda explicó que tras su juramento, Mariángeles Gras compaginará los cargos de viceconsejera de Administraciones Públicas con el de responsable de las áreas de Sanidad y Consumo en la Consejería de Bienestar Social y Sanidad. "Tras su juramento espero de ella que ponga en este nuevo puesto el mismo celo, empeño e ilusión con los que desemplea su labor en Administraciones Públicas", indicó el presidente.

Viceconsejera
Su incorporación supone todo un apoyo al área de la Sanidad Pública que hasta el momento ha venido atendiendo la consejera María Antonia Garbín, en especial "en unos momentos donde se necesita más apoyo que nunca para desarrollar una actividad de prevención junto al Ingesa". Señaló que se pensó en Mariángeles Gras para este puesto al ser una profesional de la Sanidad que se incorporó a la política en este Gobierno. Ella vendrá a reforzar estas relaciones entre administraciones formando parte de las comisiones creadas para atender cuestiones como la crisis del Ébola.

El deseo de Imbroda, que la recién nombra viceconsejera ponga en su nuevo destino el "mismo empeño que hasta ahora" en Administraciones Públicas, de donde, por cierto, no se marcha, dado que compaginará ambas viceconsejerías. "Es más trabajo y ella tiene capacidad para ello y le doy las gracias por aceptarlo a cambio de nada, sólo el compromiso de la consejera de Administraciones Públicas de descargarla de parte de su trabajo".

Por su parte Mariángeles Gras dijo agradecer "la confianza que ha puesto el presidente Imbroda en mi persona, y espero ser de utilidad a la Consejería de Bienestar Social". Agradeció a su consejera Katti Muriel "el apoyo recibido". En cuanto a las nuevas responsabilidades que asume, señaló que lo más urgente es integrarse en la comisión mixta entre las dos administraciones (Ciudad-Ingesa) frente al Ébola.

La consejera de Bienestar Social y Sanidad, Mª Antonia Garbín, dio la bienvenida a Mariángeles Gras y señaló que la Viceconsejería de Sanidad y Consumo no se venía ocupando desde la pasada legislatura, por lo que durante estos más de tres años las competencias las han venido atendiendo tanto ella como el viceconsejero de Servicios Sociales, Hassan Driss.

Apoyo
Agradeció Garbín al presidente "el apoyo que ha manifestado a la Consejería de Bienestar Social y Sanidad, en especial en estos momentos y no solo con subidas presupuestarias y de personal, sino ahora también en estos momentos difíciles en los que necesitamos un mayor refuerzo político, por eso nos alegramos que Mariángeles Gras ahora nos acompañe".

Reiteró que no se trata de crear una nueva viceconsejería, sino que se ha creído conveniente que cuente con un responsable "para reforzar las políticas sociales en esta área y centrarse mucho más en cumplir todos los protocolos que tenemos con Madrid en materia de Sanidad". Aclaró que no habrá una partida económica extraordinaria para activar el área, sino que los gastos de funcionamiento serán asumidos por el presupuesto de la propia Consejería, divida en tres direcciones generales. La puesta en marcha de la viceconsejería supone un mayor apoyo político del Gobierno de la ciudad a esta área, una medida que se verá reforzada, según apuntó Garbín, con un mayor apoyo económico en los Presupuestos para el próximo año. El lunes se firmará la delegación de competencias que se publicará en el BOME.

Finalmente Katti Muriel señaló que Gras seguirá trabajando también con Administraciones Públicas, porque "se necesita mucho apoyo y ella va a seguir siendo compañera, y entiendo que por su capacidad y por su formación profesional, va a servir en todo este asunto de la sanidad pública perfectamente". Se declaró "muy satisfecha" por el trabajo que realiza su compañera y afirmó que "es una persona muy trabajadora, muy responsable y lo va a demostrar".