www.melillahoy.es

El presupuesto de la Ciudad “debe ser sensato para no endeudar a los nietos”

Miguel Marín calificó de demagogia que CPM propusiera un endeudamiento hasta el límite legal para atender las necesidades locales

jueves 18 de diciembre de 2014, 20:30h
Miguel Marín, vicepresidente de la Ciudad Autónoma
Miguel Marín, vicepresidente de la Ciudad Autónoma
Manifestó ayer el vicepresidente Miguel Marín que el presupuesto de la Ciudad Autónoma debe mantener el equilibro entre inversiones y políticas sociales de modo que se evite un endeudamiento público que deban afrontar incluso las próximas generaciones, por lo que calificó de "demagogia" la petición de CPM de llegar al límite legal de endeudamiento al objeto de contar con recursos para hacer frente a problemas como las cifras de pobreza de la ciudad.
Señaló el también consejero de Fomento, Deportes y Juventud, que el Gobierno local elabora "unos presupuestos de forma sensata para atender todas las necesidades de la ciudad", conjugando el gasto en inversión con las políticas sociales en las que se atienden a familias sin recursos.

El objetivo de todo ello, según dijo, es poder invertir en la mejora de infraestructuras, como en programas de ayuda a familias sin recursos.
"Lo que no vale -indicó- es endeudarse hasta el límite y que lo paguen los nietos. Eso sería una insensatez. Hay que elaborar un presupuesto sensato que recoja las necesidades de la ciudad". En este punto manifestó que en políticas sociales la partida que "destina la Ciudad es un mil por ciento más que la media nacional, un dato demoledor que responde a esa demagogia que por parte de CPM suelen utilizar".

Reiteró finalmente que el presupuesto de la Ciudad Autónoma "debe ser sensato y no se puede endeudar a las futuras generaciones de forma indiscriminada; mantenemos el equilibrio entre inversiones, necesidades sociales, así como la coherencia y la responsabilidad con el gasto público", concluyó Marín.