www.melillahoy.es

Roberto Rojo, vicario episcopal de Melilla, apuesta por "una Iglesia sin fronteras y una parroquia abierta"

Roberto Rojo, vicario episcopal de Melilla, apuesta por "una Iglesia sin fronteras y una parroquia abierta"
jueves 08 de enero de 2015, 21:11h
El vicario episcopal Roberto Rojo, con ocasión del inicio de las fiestas navideñas, dejaba también de manifiesto en una entrevista concedida a este diario, que había que apostar por "una Iglesia sin fronteras y una parroquia abierta".

Afirmaba que la sociedad actual se enfrenta a dos graves problemas: el paro y la emigración. "Son dos problemas que hoy tiene la Iglesia porque donde hay paro, donde hay un emigrante no hay felicidad y no hay paz interior. Sin embargo, no tenemos la solución inmediata a estos grandes problemas. Lo que sí hay que tener es una Iglesia sin fronteras y una parroquia abierta”.
“¿Eso cómo se traduce? Pues que a la Iglesia no le pongamos las fronteras que han puesto los países, porque la Iglesia es universal y donde quiera que haya Iglesia, tiene que haber acogida. La idea es que para los emigrantes y parados puedan, la parroquia sea un lugar de acogida de todos. No es que vaya a haber un puesto de trabajo para todo el que llame, pero sí que se puede ayudar, porque nunca se puede perder la esperanza", manifestó.

Roberto Rojo también se refería a los integrismos. "La persecución es fruto de los extremismos que estamos viendo, extremismos que ha habido, hay y habrá en todas las religiones. Ante todo esto no hay que tener sólo paciencia, sino también esperanza en el cambio, algo que no debemos perder nunca. Debemos seguir moviéndonos, llevar cariño, armonía, cercanía, comprensión y aceptación al prójimo. Todo eso que necesitamos unos y otros y que cuando hay diálogo, las cosas se ven de diferente manera", afirmó.