www.melillahoy.es
Los árboles llegan a la arteria principal de Melilla gracias a esta obra de peatonalización
Los árboles llegan a la arteria principal de Melilla gracias a esta obra de peatonalización

Los peatones recuperan espacio en el centro con el cierre al tráfico de Héroes de España

La Ciudad Autónoma invertirá casi 1,2 millones de euros en esta peatonalización, con la que el tramo inicial de la Avenida se convertirá en una “zona relajante” con bancos modernistas, fuentes y árboles

viernes 06 de marzo de 2015, 21:12h
Juan José Imbroda y el consejero Miguel Marín, junto a los arquitectos que han hecho el proyecto (Foto: Guerrero)
Juan José Imbroda y el consejero Miguel Marín, junto a los arquitectos que han hecho el proyecto (Foto: Guerrero)
Como ha ocurrido en otros lugares de España y el mundo, los peatones serán un poco más protagonistas en el centro de Melilla. Y eso ocurrirá en cuestión de pocos meses, cuando la Ciudad Autónoma lleve a cabo la obra de peatonalización en la Plaza Héroes de España, la calle Sancho Miñano y el tramo de la calle General O'Donnell hasta su intersección con General Chacel. En total, 3.655 metros cuadrados de espacio en pleno corazón de Melilla donde el tráfico de los coches será sustituido por una zona con bancos, fuentes y jardineras modernistas y medio centenar de árboles. Esta apuesta firme por la movilidad urbana sostenible será una realidad en otoño de este mismo año.
El presidente melillense, Juan José Imbroda, presentó ayer este emblemático proyecto incluido en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), que se suma a los otros dos que la Consejería de Fomento ya ha iniciado en el mismo sentido de dar más protagonismo a los peatones sobre los vehículos con la construcción de sendos bulevares en las calles La Legión (Barrio del Real) y Carlos Ramírez de Arellano.

La Ciudad Autónoma invertirá 1.147.755 euros en esta obra de peatonalización de la Plaza Héroes de España, que está ya en proceso de licitación y a la espera de que sea adjudicada en mayo. Su plazo de ejecución, de cinco meses, permitirá que esté terminada antes de las próximas Navidades, una de las épocas de más actividad comercial en la zona.

Precisamente por esta razón, para no perjudicar a los comerciantes del centro, no se ha empezado esta obra en enero, que era cuando estaba previsto en el calendario. De todos modos, Imbroda hizo hincapié en los beneficios que supondrá esta actuación para contrarrestar las posibles molestias que ocasionará en los próximos meses, ya que además de lograr una renovación urbanística de “una zona emblemática” de Melilla como es el centro urbano, también generará puestos de trabajo y permitirá “embellecer la ciudad de una manera asombrosa”.

Una de las mejoras que se conseguirá con esta peatonalización será la creación de zonas verdes al centro, donde se plantarán 50 árboles y 80 plantas aromáticas de distintas especies a la entrada de la Avenida Juan Carlos I, la propia Plaza Héroes de España y las calles Justo Miñano y General O'Donnell. Hasta ahora, en esta zona solo había bonsáis y pequeños maceteros, recordó Imbroda al señalar que la vegetación contribuirá a conseguir “una zona relajante” en pleno centro de la ciudad.

También ayudarán los diferentes bancos que se instalarán, todos con estilo modernista, pero con diferentes funciones. Por ejemplo, dos tendrán una jardinera en la que se plantará césped tipo americano y otros dos tendrán una especie de estanque con cascadas de agua, a los que se sumará otro de 22,5 metros junto a la Avenida donde también se conjugarán estos elementos naturales.

Con ello, se hace un guiño al entorno modernista de la Plaza Héroes de España, donde los ciudadanos podrán pasear y descansar mientras hacen sus compras, y se conseguirá además embellecer el centro de la ciudad junto a la Avenida Juan Carlos I, una de las arterias emblemáticas de Melilla, en su desembocadura hacia la Plaza de España. También se va a aprovechar que habrá que levantar estas calles para renovar todos los elementos urbanísticos de la zona, como son las tuberías y los pavimentos.

Imbroda mostró su satisfacción con este proyecto porque se va a conseguir que un lugar donde ahora predominan los coches se convierta en “una zona relajante” donde se dará “máxima prioridad” al peatón. De hecho, quiso felicitar públicamente a los autores del proyecto porque gracias a él “la ciudad va a lucir más bella de lo que ya es de por sí”.

No obstante, incidió en el objetivo principal de este proyecto y es que “marcará una pauta en el resto de la ciudad” en la búsqueda de “un nuevo diseño de Melilla para un tráfico más ordenado y amable”. De hecho, en la Plaza Héroes de España se instalará un aparcamiento para 16 bicicletas.

El monumento
Imbroda avanzó además que el monumento a los Héroes de España no desaparecerá de la plaza que lleva su nombre. La estatua de Vicente Maeso seguirá en el mismo sitio, aunque la Ciudad Autónoma eliminará la simbología franquista.
“El monumento está ahí, no desaparece, solo que se adapta a los tiempos de la Constitución y la democracia” explicó Imbroda en rueda de prensa, en la que avanzó que la intención es despojarlo “de cualquier simbología que no esté de acuerdo con lo que marca la Ley y la Constitución”, aunque recordó que “queda poca”.

Entre los símbolos de la dictadura que exhibe este monumento se encuentran el yugo y las flechas en uno de los laterales y la frase “Una, grande y libre” coronando la estatua. También en su zona más alta hay representada un águila y el escudo franquista detrás del de Melilla, así como un soldado junto a un león.

El monumento conmemora el alzamiento de la Guerra Civil. El objetivo del Gobierno local es instalar los escudos constitucionales, “una frase importante y positiva del encuentro de la Democracia” y “un soldado con un fusil y un león, marcando el carácter brazo de los soldados españoles en general que han estado donde han estado”.