www.melillahoy.es

BALONCESTO - ADECCO ORO

Los dos jugadores, en su etapa en tierras helenas (Foto: CMB)
Los dos jugadores, en su etapa en tierras helenas (Foto: CMB)

Tsiaras y Taylor Coppenrath se reencuentran diez años después

Ambos jugadores compartieron vestuario en el AEK Atenas

martes 24 de marzo de 2015, 22:52h
Tras volverse a ver el pasado mes de octubre en ‘El Plantío’, en el partido que enfrentó al Ford Burgos y al Melilla Baloncesto, este viernes volverán a coincidir en el ‘Javier Imbroda’, una cancha muy familiar para los dos y que ambos conocen a la perfección.
La forma en la que Coppenrath y Tsiaras coincidieron en el conjunto ateniense fue muy diferente. Así, mientras el estadounidense llegaba en verano de 2005 para sustituir la marcha al Unicaja de Sandro Nicevic, el norteamericano disfrutaba de su primera experiencia profesional, tras un gran periplo universitario en el que en sus años senior fue finalista a mejor jugador de la NCAA, a la vez que lideró a la Universidad de Vermont a disputar el ‘Sweet Sixteen’, con unos promedios de más de 25 puntos por encuentro.

Allí le esperaba Tsiaras, un año menor que él, y que, a pesar de su corta edad, cumplía ya su quinta temporada en el club de la doble águila. El ala-pívot heleno despuntó desde muy joven como una de las promesas del baloncesto griego, y en 2001, con tan sólo diecinueve años y tras proclamarse campeón de Europa Sub-20 con la selección de Grecia, firmaba su primer contrato profesional con el AEK, un club donde viviría la última etapa dorada del conjunto amarillo y negro.

Ambos congeniaron rápidamente en un vestuario repleto de jóvenes jugadores, entre los que se encontraban Chalmers, Bourousis, Papanikolao o Pelekanos. Y es que la crisis en el país griego comenzaba a notarse y ello había impedido al AEK a retener a sus grandes estrellas.

Aún así, el equipo dirigido por Lefteris Kakiousis acabó la competición doméstica en séptima posición, llegó a la semifinales de la Copa Griega, cayendo ante el todopoderoso Panathinaikos, y se coló en el Last 24 de la Euroliga.

En cuanto a los dos protagonistas, la temporada fue muy distinta para cada uno de ellos. Coppenrath realizó una excelente campaña, promediando más de doce puntos de media en la competición doméstica y once en Euroliga. Una inoportuna lesión de espalda, a mediados de marzo y con todo por jugarse, puso fin a su primera experiencia europea. Mientras tanto, Tsiaras fue de menos a más, contando al principio con muy pocos minutos, aunque terminó la temporada con una media de casi nueve puntos en unos quince minutos de juego.

En verano de 2006, ambos jugadores separaron sus caminos. Coppenrath, tras probar suerte en Italia al año siguiente, aterrizó en la Adecco Oro en la temporada 2007-2008, donde brilló desde entonces en varios equipos logrando varios ascensos y Copas Príncipe, incluida la conseguida con el Melilla Baloncesto, al que lideró en la consecución de su tercer entorchado en la 2009-2010. Por su parte, Tsiaras, hasta firmar por el conjunto de la ciudad autónoma este verano, siguió la mayor parte de su carrera en Grecia, siendo un jugador referencia en equipos importantes como Olimpia Larissa, PAOK, Panionios o Aris.