www.melillahoy.es

CICLISMO - COMPETICIÓN

Foto de familia para inmortalizar el momento
Foto de familia para inmortalizar el momento

Joaquín García gana la prueba inaugural del Autonómico de Fondo en Carretera

Participaron un total de 38 corredores, pertenecientes a los diferentes clubes ciclistas de la ciudad

martes 24 de marzo de 2015, 22:59h
Realmente, la llegada fue espectacular, no recordándose en nuestra ciudad una llegada tan numerosa, apasionante e igualada. Habría que remontarse prácticamente 20 años atrás para encontrar algo parecido a lo visto en la mañana del pasado domingo.
El Campeonato Autonómico de Ciclismo en la especialidad de Fondo en Carretera arrancaba, coincidiendo con la llegada de la primavera, en la matinal del pasado domingo. Así, se disputaba la primera prueba del Open Ciudad de Melilla-Gran Premio SEUR 2015, una carrera que se desarrolló sobre un circuito de 3 kilómetros ubicado en la Carretera de Circunvalación ML- 300, en el tramo comprendido entre Farhana y Mariguari.

Cabe destacar que este circuito hacía más de 6 años que no era utilizado para albergar carreras ciclistas. Sin embargo, la Territorial lo ha recuperado en la presente temporada para celebrar esta primera prueba del calendario de carretera, la cual debía haberse disputado el pasado día 1 de marzo en el Paseo Marítimo de Horcas Coloradas, pero que tuvo que ser aplazada por los desprendimientos en la zona. De ahí, que la Federación Melillense de Ciclismo se haya visto obligada a buscar un itinerario alternativo y, finalmente, optó por recuperar el circuito de la circunvalación, que resultó plenamente satisfactorio tanto desde el punto de vista organizativo como deportivo.

Y es que esta primera carrera de ciclismo en carretera fue francamente bonita y competida. Con unas condiciones meteorológicas más que propicias para la práctica del ciclismo, con la ausencia casi total de viento, un total de 38 corredores, pertenecientes a los diferentes clubes ciclistas de la ciudad, se dieron cita para cubrir estos primeros kilómetros de la temporada de carretera. Las espadas estaban en todo lo alto, después de comprobar la manifiesta igualdad entre los hombres más importantes de la general tras la disputa, el pasado 14 de marzo, de la tercera edición de la Carrera Africana de La Legión.

La competición se iniciaba a las 9’30 horas con la apertura del plazo de recogida de dorsales. Posteriormente, con un ligero retraso de 10 minutos, se dio la salida, en una primera manga, a los corredores pertenecientes a las categorías de Promesas, que debían completar dos vueltas al circuito acotado próximo a línea de Meta. La vencedora en Promesas fue la corredora Aitana Moreno Jiménez, que invirtió un tiempo de 4 minutos y 32 segundos, en cubrir el kilómetro del que constaba su prueba, aventajando en más de un minuto al segundo clasificado en la categoría.

Finalizada la carrera de los más pequeños, se procedió, inmediatamente, a dar la salida a los corredores que participaron en la segunda manga, que aglutinaban las categorías desde Infantiles hasta Máster 50. Todos los corredores debían completar un total de 20 vueltas al circuito, el equivalente a recorrer 60 kilómetros, salvo los infantiles, cuya carrera fue de 18 kilómetros (6 vueltas).

En la parrilla de salida se encontraban los mejores corredores de nuestra ciudad, entre ellos Santi Montoya (Gravity Bikes), vigente campeón de la Carrera Africana; Joaquín García Nieto (Ciclotur Melilla), vencedor de la primera prueba de BTT 2015 así como subcampeón de la Africana; y Álex Díez (Don Bici Melilla), actual subcampeón del Trofeo Federación. También entraron en liza otros muchos corredores de grandísimo nivel, que han demostrado estar en un estado de forma magnífico, disputando desde el primer kilómetro esta primera prueba de la temporada de las ruedas finas.

Desde el momento de la salida, el pelotón impuso un fuerte ritmo propiciado por los hombres de Don Bici, que copaban las primeras plazas del grupo, provocando que el nutrido pelotón quedara completamente estirado. A pesar de ese fuerte ritmo, la gran mayoría de los ciclistas eran capaces de aguantar dentro de la disciplina del grupo. En cabeza se observaba una fuerte lucha por ocupar las posiciones más privilegiadas del pelotón, sobre todo para tener un buen punto desde el cual poder controlar la carrera y reaccionar rápidamente ante ataques o intentonas de fuga. Los corredores de Ciclotur y Don Bici se dejaban ver con frecuencia en la cabeza, no tanto como los del Autoescuela Vial, que preferían mantener una actitud más conservadora.

Hombres de Don Bici como Filiberto Ontiveros y Carlos Moncada, los corredores de Ciclotur tales como Moi Sevilla y Joaquín García, o incluso los corredores Sub-23 del Autoescuela Vial, Néstor Ortiz y Francisco Sánchez, fueron los principales protagonistas en estos primeros compases de la carrera, ya que eran los que, vuelta tras vuelta, se asomaban a la cabeza de carrera y mantenían vivo el ritmo del pelotón.

Un pelotón que, hacia el ecuador de la carrera, ya comenzaba a perder unidades debido a ese fuerte ritmo provocado por la lucha por estar en cabeza. Como consecuencia de ello, el pelotón quedó compuesto por un total de 23 corredores que rodaban compactos y a un buen ritmo. Por detrás, ya se formaban algunas grupetas de corredores que más allá de tirar la toalla seguían en auténtica lucha para perder el menor tiempo posible respecto al pelotón principal.

Durante toda la carrera se produjeron numerosas intentonas de fuga, pero ninguna de ellas llegó a prosperar. De ahí que las opciones de conseguir el triunfo en la carrera mediante un ataque y el hecho de llegar en solitario prácticamente quedaban descartadas. Tampoco hubo lugar para acuerdos entre corredores para intentar una fuga en un pequeño grupo en el que pudiera haber entendimiento, colaboración y, por tanto, llegar a Meta y disputar la carrera por delante del pelotón. Más bien hubo lo contrario, en los últimos 20 kilómetros de carrera se pudo apreciar un descenso en la intensidad con la que marchaba el pelotón principal. Parecía como si se hubiera instaurado una calma tensa en la disciplina de este gran grupo, en el que los corredores se vigilaban férreamente e intentaban consumir la menor cantidad de energía posible para llegar en las mejores condiciones al tramo final de la carrera.

El último ataque serio fue el protagonizado por el corredor del Gravity Bikes, Santiago Montoya, que, a la salida del giro en contrameta, lanzó un potente ataque que rápidamente fue neutralizado por los otros corredores favoritos.

En los últimos kilómetros de la carrera ya se palpaba los nervios dentro de la disciplina del pelotón, puesto que se veía claramente que la victoria de la carrera se resolvería por sprint masivo. Los 23 corredores que integraban el pelotón eran firmes candidatos para conseguir el triunfo, puesto que en el sprint todas las cartas estaban sobre la mesa y un despiste o una mala colocación a la salida de la última curva a 300 metros de la Meta podía suponer que se colara otro corredor y, por consiguiente, el que se llevase el gato al agua.

No obstante, y al tratarse de un sprint, en las quinielas de todos los aficionados que asistieron a la carrera siempre aparecían dos nombres, Joaquín García Nieto y Alejandro Díez. Así pues, con estos dos claros favoritos llegaba el pelotón a la última vuelta, completamente estirado y con todos los corredores esprintando. Joaquín García Nieto se arriesgó en lanzar un sprint lejano, a más de 300 metros de la Meta. El único que parecía estar en mejores condiciones era Alejandro Díez, pero que, sin embargo, la descomunal potencia y la elevada velocidad que era capaz de mantener el corredor de Ciclotur privó a Díez de poder luchar por la victoria, un triunfo que en esta ocasión recayó en Joaquín García Nieto, corredor Máster 30 del Ciclotur Melilla, que fue un claro y merecidísimo vencedor de la prueba, después de haber sido el protagonista de un sprint ‘de los de libro’.

Al término de la carrera, se llevó a cabo la entrega de trofeos en la sede de la Federación Melillense de Ciclismo. La próxima competición prevista en el calendario local será la tercera prueba del Open Ciudad de Melilla de BTT- XCO, que se disputará el próximo sábado 25 de abril.

Por último, desde la Federación Melillense de Ciclismo se desea expresar su especial agradecimiento a la Consejería de Seguridad Ciudadana-Jefatura de la Policía Local, así como a la Comandancia de la Guardia Civil, por la autorización al corte del tráfico rodado y por el despliegue de seguridad ofrecido durante toda la prueba. Igualmente, a la Consejería de Fomento, Juventud y Deportes y a la empresa SEUR “por el apoyo que, año tras año, brinda al deporte del ciclismo”.