www.melillahoy.es

Un traslado, el del Cautivo, siempre lleno de emoción

 (Foto: Julia García)
(Foto: Julia García)
sábado 28 de marzo de 2015, 21:46h
Los santos titulares de la Cofradía del Cautivo fueron conducidos ayer desde el interior del templo de Santa María Micaela en dirección a la casa hermandad, portados en sus respectivas andas y llevados a hombros de los hombres y mujeres de la hermandad del Barrio de la Victoria.
El recorrido incluyó, como cada año, su correspondiente estación de penitencia ante la fachada del Hospital Comarcal, al objeto de orar por los enfermos allí atendidos. Una vez en la casa hermandad, los titulares, el Cautivo y la Virgen del Rocío fueron instalados en los tronos con los que realizarán sus salidas procesionales esta Semana Santa que hoy se inicia.