www.melillahoy.es
El material estaría presuntamente en las cubiertas y techos del CS de Polavieja. (Foto: GUERRERO)
El material estaría presuntamente en las cubiertas y techos del CS de Polavieja. (Foto: GUERRERO)

Denuncian en el Juzgado la posible muerte de empleados del CS de Polavieja “por amianto”

El hermano de una fallecida sostiene que existen varios casos de cáncer en el centro “la mayoría con resultado de fallecimiento” a causa de este material

miércoles 08 de abril de 2015, 20:32h
El hermano de una de las trabajadoras del Centro Sanitario (CS) de Polavieja, recientemente fallecida de cáncer, ha denunciado ante los juzgados de Melilla la presunta presencia de amianto (un material de construcción prohibido en la actualidad por sus peligros para la salud aunque sí tolerado en la época en la que se edificó) que podría estar presente en las cubiertas y techos del edificio que acoge los servicios de dicho centro. Según el denunciante, no es el primer caso, por lo que solicita que se esclarezcan los hechos para “evitar más fallecimientos”.
Según la denuncia presentada en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 el pasado miércoles y a la que ha tenido acceso MELILLA HOY, el denunciante asegura que al menos las cubiertas y techos del edificio que acoge los servicios del Centro de Salud Polavieja están construidos con este material, el cual fue prohibido en diciembre 2002 por resultar dañino para la salud, en especial el aparato respiratorio e incluso llegando a ser cancerígeno.

El denunciante, hermano de una de las trabajadoras del centro que falleció según éste por "las malas condiciones que se daban en su lugar de trabajo", solicita el esclarecimiento del hecho por ser "una posible muerte por negligencia" ante la presencia de amianto.

De la misma manera, la denuncia apunta que además de la hermana del denunciante "se han producido varios fallecimientos" del personal del centro "todos por algún tipo de cáncer", además de "un número elevado de pacientes" con esta enfermedad "que se han producido en el entorno del centro de Polavieja".

Todo ello demuestra, según el denunciante, que "quien corresponda no ha tomado medidas pertinentes", por lo que solicita a la Justicia que "se practiquen las diligencias pertinentes para que se depuren las responsabilidades civiles y penales que correspondan".

Y es que lo que se pretende con esta denuncia es "evitar en lo posible que se sigan produciendo estas muertes por trabajar con unas condiciones laborales con evidente riesgo para su vida".

Además, según señala la denuncia, "existe miedo y malestar por parte de los trabajadores", aunque no se hayan organizado.

Si bien, existe un escrito firmado por 54 personas que recientemente ha sido presentado al director general del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) donde "se traslada el malestar y miedo" de los empleados con respecto a "los casos de cáncer, en concreto 13, en el que la mayoría han fallecido" y siendo según el denunciante "vox populi que se debe a las placas de amianto".

No es la primera denuncia
La denuncia también alude a que existen multitud de asociaciones de afectados en relación a los efectos perjudiciales y mortales que produce este material, estando más presentes en Andalucía, Galicia, País Vasco, Madrid o Barcelona y que se encuentran organizadas en la Asociación de Víctimas del Amianto (Avida).

Avida recuerda que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), todos los años fallecen en el mundo más de 100.000 personas por cáncer de pulmón, mesoteliomas (o cánceres de las membranas pulmonares) y asbestosis provocados por la exposición laboral a las fibras de amianto. Desde estas asociaciones, muchos familiares han denunciando y la Justicia les ha dado la razón. La última, el pasado mes de enero en Galicia, donde los familiares de cuatro mujeres fallecidas tras haber contraído enfermedades relacionadas con el amianto por manipular la ropa del trabajo de sus parejas que trabajaban en la fábrica que Uralita tenía en Getafe.