www.melillahoy.es

FÚTBOL-FUNDACIÓN REAL MADRID

Julio González Ronco, director gerente de la Fundación Real Madrid
Julio González Ronco, director gerente de la Fundación Real Madrid (Foto: Real Madrid)

Julio González: “Melilla es un ejemplo de convivencia y vanguardia”

“Tenemos que trabajar muy en la línea de favorecer a los chicos”, asegura el director gerente de la Fundación Real Madrid

viernes 13 de noviembre de 2015, 20:50h
Julio González Ronco, director gerente de la Fundación Real Madrid, destacó que la entidad que preside Florentino Pérez está muy satisfecha con la labor social que se viene realizando en Melilla con sus escuelas, en concreto con casi un centenar de alumnos, con el objetivo de formarlos en los valores del respeto, de la integración en la sociedad, en la educación y en el compañerismo. Además, el director gerente de dicha Fundación, doctor en derecho por la Universidad de Madrid, aseguró que el Real Madrid seguirá apostando por la ciudad de Melilla, "para potenciar este proyecto para que los jóvenes tengan en el futuro una mayor formación en todos los conceptos", resaltó.
-¿Cuándo comenzó su labor en la Fundación Real Madrid?
En realidad llevo ya dos etapas. Comencé como director gerente en la temporada 1999-2000, aunque posteriormente hubo un paréntesis desde 2006-07 y 2009-2010, en el que me reincorporé a mi cargo en la Fundación y al club, justo con la vuelta de Florentino Pérez como presidente del Real Madrid. En la primera etapa estuve siete años y en la segunda llevo camino de otros siete.
-Cuál es la función que desempeña Enrique Sánchez y usted?
Enrique Sánchez es el vicepresidente ejecutivo y secretario del patronato. A nivel directivo, en la estructura orgánica de la fundación, el presidente es Florentino Pérez, a su vez el máximo dirigente del Real Madrid. El órgano de Gobierno de la fundación es el patronato que está integrado por la junta directiva del Real Madrid, con patronos designados, entre personas de reconocido prestigio, y algunos patronos natos como son representantes de la Asociación de Ex jugadores de fútbol y de baloncesto, además de algunos cargos que son vitalicios.
-¿Cuándo nació la Fundación?
Se constituyó legalmente en el año 1997, aunque el inicio de sus actividades no empezó hasta la temporada 1999-2000. Se comenzó con una fundación muy ubicada en Madrid, centrada en la formación en cuanto al uso adecuando del ocio en la actividad extraescolar en los niños y que evolucionó progresivamente en una Fundación Nacional y posteriormente Internacional.
-¿Por cuántos lugares del mundo se ha expandido la Fundación Real Madrid?
Contando a España estamos en setenta países, en los que movemos 403 proyectos, de los cuales 152 son en España y focalizados por todo el territorio español.
-¿En estos setenta países, con cuántos niños trabajáis?
Con más de 50.000 como beneficiarios directos, pero también tenemos programas dirigidos a reclusos en centros penitenciarios y a personas mayores, pero la gran masa es de población infantil y juvenil.
-¿El objetivo está centrado exclusivamente en la labor social?
Sí, pues la actividad de la Fundación del Real Madrid no toca la cantera, es decir, no nos dedicamos a la detección e identificación de talentos deportivos, ni para el Real Madrid ni para otra entidad. Nuestra labor es educar en valores a través del deporte, utilizándolo como una excusa para la integración de personas en riesgos de exclusión social por religión, sexo, condición económica y situación de discapacidad. Hemos desarrollado una metodología en la que se utilizan las técnicas del entrenamiento, no para crear equipos competitivos, sino para educar. Tenemos profesores de diferentes universidades, expertos en la actividad física y deportiva, de las dos maestrías de fútbol y baloncesto, además de expertos en pedagogía. Lo que pretendemos es reproducir la vida en comunidad, mediante la práctica de un deporte. De una manera práctica, sin grandes recursos, los niños aprenden a convivir. Si tengo prejuicios con personas de otra raza y tengo que jugar con ellos no me gustará, pero les tengo que pasar el balón, lo cual crea un espacio de convivencia, que es lo que lleva a conocer la mayoría de los elementos de rechazo, entre los seres humanos, que vienen de la ignorancia y el desconocimiento. Aquí corregimos ese factor.
-¿Desde cuándo realizáis esa labor social en Melilla y cómo os fijasteis en nuestra ciudad?
Inicialmente tenemos dos ámbitos de actuación en Melilla. Llevamos dos temporadas deportivas porque no pensamos en años naturales. Es una actividad extraescolar paralela al curso escolar, en el que se exige que el niño esté escolarizado. Comenzamos con una iniciativa muy importante por parte del Gobierno Autónomo de Melilla, que se dirigió a nosotros, informándonos que estaba realizando una labor con sus servicios sociales en el Barrio de La Cañada y quería favorecer la incorporación de la integración de la población de origen bereber para favorecer la normalización de la vida, en comunidad y crear espacios de convivencia. La Ciudad creía, por lo que había visto en otras Comunidades Autónoma, que nuestra actividad podía ser positiva. Empezamos y firmamos el primer convenio, por parte de Emilio Butragueño y Miguel Pardeza, que visitaron las diferentes iniciativas en Melilla y estuvieron presentes en los actos de inauguración, pero también contamos con el apoyo de La Caixa para poder finalizar este proyecto. De igual modo, colaboramos con la Consejerías de Deportes y de Asuntos Sociales, lo que nos ha permitido trabajar con un total de 95 chicos, de entre 8 y 16 años. No pagan nada, ya que están becados y participan de esta actividad. En su mayoría son de la población de origen bereber y forman parte del programa de ludotecas de la Ciudad Autónoma, pertenecientes al Barrio de La Cañada, y están seleccionados por los servicios sociales de la Ciudad Autónoma. Realizamos sesiones de entrenamientos, de lunes a jueves, entre las 16'00 y las 19'00 horas. De este modo, garantizamos un espacio seguro entre el colegio y la activad extraescolar deportiva, con la formación de valores y luego regresan a sus casas. Las clases están impartidas por tres entrenadores titulados de la Fundación Real Madrid, expertos en nuestra metodología, y utilizamos el deporte como herramienta para trasmitir los valores del respeto, motivación, bondad, salud, compañerismo y autoestima. También colaboramos con la Fundación Diagrama, en el centro de Menores, formado por 16 alumnos de entre 16 y 18 años. Desarrollamos la activad dentro del programa educativo del centro los martes, de cuatro a seis de la tarde, con un entrenador muy adaptado a la realidad del propio centro.
-¿La Fundación está contenta de haber apostado por Melilla?
Mucho, pues es una ciudad maravillosa. He tenido la oportunidad de estar en Melilla con motivo de las escuelas de la Fundación, con una población dispar, diversa y muy integrada. Tenemos que trabajar entre todos muy en la línea de favorecer a que los chicos se formen y eduquen en la idea de ciudadanía, comunidad e integración, con independencia de razas y de religiones. Melilla siempre ha sido un ejemplo de convivencia y vanguardia de España en el lugar en el que está. Para mí es un honor que podamos estar en la ciudad. Cómo no vamos a estar en Melilla con tanta gente del Real Madrid, devolviendo el cariño que la sociedad melillense nos ha dado.
-¿Y Florentino Pérez cuándo visitará Melilla?
La agenda del presidente es complicadísima, puesto que es una persona con un gran perfil de compromisos. No sabría decirlo, pero creo que le encantaría poder visitar la ciudad como muchos otros puntos de España en los que tenemos actividades, pero sus ocupaciones son las que le gobiernan, no solo las deportivas, sino las profesionales, y lo cierto es que no me gustaría estar en su lugar.